¿Nueva tendencia?

¿Nueva tendencia?

Los estudios Beccar Varela y Fortunati anunciaron su fusión, en una movida que podría replicarse. ¿Crece la concentración? Otros rumores de escisiones. 02 de Febrero 2011
El año que comienza promete muchos movimientos en el mercado legal. Pero no sólo en el sentido de las escisiones de socios. También en la dirección contraria, menos común. En diciembre último, el Estudio Beccar Varela y Fortunati Abogados protagonizaron una noticia que podría marcar una nueva tendencia: decidieron fusionarse. Beccar Varela absorbió la estructura de Fortunati (que poseía 20 abogados), con lo cual pasó a tener 29 socios y 110 profesionales en total en su sede del Edificio República.

“El mercado de servicios legales va camino a consolidarse y los estudios grandes serán cada vez más grandes”, vaticina Horacio Esteban Beccar Varela, managing partner del centenario estudio e ideólogo de la fusión con Fortunati. Y agrega una razón concreta: “Los deals importantes no abundan y recaen en muy pocos jugadores, porque los clientes tienden a buscar grandes estructuras”. Ambos estudios venían trabajando juntos en algunos proyectos y empezaron a analizar la posibilidad de fusionarse hace un año. La vieja relación personal entre Horacio Beccar Varela y Roberto Fortunati –quien fue socio de BV antes de su paso por la dirección de Legales del Citi y de fundar su propia firma– facilitó el acuerdo, pero no fue el factor determinante. “Fortunati tenía lo que nosotros necesitábamos: penetración en el área de petróleo y gas, y una fuerte inserción en Brasil”, resume Beccar Varela.

“Hubo una convergencia de diagnósticos. Teníamos la certeza de que la concentración en el mercado legal era algo que venía”, sostiene Fortunati. “Estábamos buscando crecer, y para hacerlo vegetativamente no nos daban los tiempos. La consolidación se está dando en forma más acelerada de lo que parece”, agrega. Al integrarse a la estructura de Beccar Varela, Fortunati accede a prácticas que no tenía –como laboral, por ejemplo– y pasa a contar con los recursos para responder mejor a un aumento de trabajo.

“Más allá de la coincidencia sobre lo que puede ocurrir en el mercado, desde el principio hubo una idea común de proyecto”, resalta Fortunati. Uno de esos objetivos pasa por apuntar, cada vez más, a un asesoramiento regional, campo en el que Fortunati ya incursionaba, con clientes latinoamericanos en financiación de proyectos, energía y minería.
Beccar Varela cree que la concentración se irá acentuando, y no descarta sumar nuevos integrantes mediante otra unión en un futuro. A mediados de 2009, Mitrani, Caballero & Ojam y Rosso Alba, Francia & Ruiz Moreno dieron el puntapié inicial de esta era, al fusionar sus estructuras. Pero el precursor había sido Marval, O’Farrell & Mairal, en los ’90.

Justamente Marval protagonizará otro movimiento: desde el 1° de febrero, incorporará como socio al experto en minería Luis Lucero, ex name partner de Cárdenas, quien se mudará con su equipo.

No será el único que cambie de tarjeta. Al cierre de esta edición, era inminente la salida de un grupo de socios de un estudio top, líderes en sus prácticas, quienes ultimaban los detalles de la nueva firma que abrirán.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos