Metrogas llama a concurso de acreedores y el Gobierno la interviene

Metrogas llama a concurso de acreedores y el Gobierno la interviene

Ante el fracaso para refinanciar sus deudas, la empresa distribuidora fue intervenida por el Estado para garantizar el servicio público. 17 de Junio 2010
Metrogas, la empresa de capital español y británico que distribuye gas, anunció que llamará a un concurso de acreedores ante el fracaso en refinanciar sus deudas. La decisión de la compañía hizo que el Gobierno argentino resolviera intervenirla para garantizar el servicio público de suministro de gas, entre otros motivos, informaron a su vez fuentes oficiales a EFE.

En un comunicado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el directorio de Metrogas indicó que a pesar de que contrató “a un asesor financiero para buscar alternativas tendentes a lograr una refinanciación de deuda, las acciones encaradas no resultaron exitosas”.

“Las propuestas recibidas del asesor financiero no se condicen con las reales posibilidades de la sociedad”, subrayó al fundar su decisión de llamar a un concurso preventivo de acreedores. “La sociedad no ha podido generar fondos líquidos suficientes para afrontar vencimientos inminentes de su deuda financiera ni el pago de determinadas obligaciones comerciales e impositivas”, acotó además en su comunicado al mercado bursátil.

Sin embargo, aseguró que la operación de Metrogas no se encuentra comprometida y se mantiene la calidad en la prestación del servicio de distribución de gas en su área de concesión. La convocatoria a un concurso de acreedores supone el comienzo de un proceso en la justicia comercial que puede desembocar en la quiebra de la compañía en caso de no lograr un acuerdo.

Ante esta situación, el Gobierno argentino designará en las próximas horas a un interventor en Metrogas con el fin de garantizar el servicio de suministro de gas y controlar la reestructuración de las deudas de la compañía, dijeron fuentes oficiales a la agencia estatal de noticias Télam. Metrogas, controlada por una sociedad de la hispano-argentina Repsol YPF y British Gas, afronta deudas de corto plazo por $ 82,7 millones (US$ 21,3 millones) y largo plazo por $ 837,8 millones (US$ 215,9 millones de dólares), según el balance de la compañía al 31 de diciembre pasado. Su patrimonio neto alcanzaba en 2009 a $ 897,6 millones (US$ 231,3 millones) frente a una pérdida neta de $ 78,3 millones (US$ 20,1 millones), un 478,2 por ciento más que en 2008. La compañía, que atiende a unos cuatro millones de clientes en Buenos Aires, ha advertido en varias ocasiones que sus problemas financieros se deben a la falta de actualización de las tarifas, congeladas desde hace diez años.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos