Messi, una máquina que no para de facturar

Messi, una máquina que no para de facturar

El argentino que hace delirar a los catalanes con sus gambetas no sólo gana dentro de la cancha. Afuera se convirtió en el jugador que más recauda. 09 de Enero 2012

Lionel Messi, ese pequeño ser que pasa rivales como si fueran conos, cuyo nombre se conoce en todos los continentes y cuyos servicios son soñados por cualquier club de fútbol del mundo volvió a levantar, por tercerea vez consecutiva, el Balón de Oro.

Con apenas 24 años, el argentino que hace delirar a los catalanes con sus gambetas no para de facturar.

De acuerdo con la revista francesa France Football, los años 2009 y 2010 tuvieron a Messi en el centro de la escena, pero no por sus habilidades con la pelota, sino porque se convirtió en el futbolista mejor pago del mundo.

¿Cómo se componen los ingresos de Messi? De los 31 millones de euros que ingresó a su cuenta bancaria, 10 millones son en concepto de salarios que le paga el Barcelona. Se lleva un salario extra por las primas y, finalmente, 20 millones de euros en concepto de contratos publicitarios, que van desde máquinas de afeitar hasta juegos de video.

Un poco más atrás se situó el portugués Cristiano Ronaldo, quien con 26 años y la camiseta del Real Madrid como escudo, facturó 27,5 millones de euros.

Mientrsa tanto, en tercer lugar y desde el Reino Unido, está el jugador del Manchester United, Wayne Rooney, con 20,7 millones de euros de ingresos.

Sin embargo, Messi no sólo es requerido con el fin de facturar. Un ejemplo de ello fue su participación en la promoción de las Cataras del Iguazú como una de las nuevas maravillas del mundo.

Mientras que, tiempo atrás, el Barça hizo que Messi promocionara su página en Facebook, con el objetivo de ser el primer club en llegar a los 10 millones de seguidores. Como no podía ser de otra forma, Messi logró que los seguidores llegaran hasta registrarse hoy en día 24 millones de usuarios.

¿Por siempre del Barça? Si un equipo decidiera contratar a Messi tendría dos opciones: o sentarse a negociar a partir de los 100 millones de euros o poner 250 millones de euros. Estos montos figuran en la cláusula de recesión que el Barcelona puso en el último contrato del jugador -negociado en 2009- y en cual se cambió su sueldo. Por lo tanto, ahora Messi cobra 10.5

 

 cláusula de rescisión de los 100 a los 250 millones de euros




¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos