Madre e hija, pioneras en el negocio de las viandas light

Madre e hija, pioneras en el negocio de las viandas light

Preocupadas por cómo lograr una buena alimentación, Déborah Haiek y su hija Sofía, reconvirtieron una empresa de comida gourmet en una fábrica de viandas light a domicilio. Hoy tienen 2.000 clientes y proyectan facturar $ 1 millón este año. 17 de Marzo 2011
La ingeniera industrial Déborah Haiek trabajó durante cinco años como analista económico financiera en el Grupo Socma, del sector de la construcción. Luego, tuvo tres hijas (la mayor es hoy su socia) y se dedicó a criarlas. La inquietud por mantener una buena alimentación y un peso adecuado, pese a la falta de tiempo para dedicarle a la cocina, la impulsaron a proyectar un negocio de comidas light que resolviera todos estos temas para las familias. Sin embargo, al darse cuenta de que un emprendimiento de este tipo le llevaría demasiado tiempo, descartó la idea.

Hace dos años, el proyecto volvió a rondar su cabeza. El momento parecía ideal por varias circunstancias: su hermano y un socio habían montado un delivery de comidas gourmet que no funcionaba del todo bien y la convocaron para participar. En segundo lugar, su hija Sofía, que se había recibido de licenciada en Administración, también quería sumarse. Y en tercer lugar, la tecnología de Criogenia (un sistema de congelamiento rápido que permite conservar la calidad, el sabor y las propiedades nutritivas de los alimentos), le permitiría elaborar y despachar las viandas de lunes a viernes para ser consumidas siempre frescas en cualquier momento.

“Lo que más me entusiasmó era que podía montar un negocio con mi hija”, confiesa Déborah. Sin más cabildeos, compró al socio de su hermano -actualmente es socio capitalista de la firma- su parte en la empresa Simple Food. Decidió continuar con el nombre pero cambiar el foco del negocio. En lugar de comida gourmet, se dedicó a las viandas light.

La característica central del negocio es que las comidas se comercializan a domicilio, (tercerizan el reparto a través de una camioneta refrigerada), en un envase preparado para freezer y microondas, con una etiqueta identificatoria que menciona los ingredientes, la cantidad de calorías y el procedimiento para descongelar y calentar.

Ultracongelados, la nueva tendencia
Actualmente, en una pequeña planta en el barrio de Olivos, trabajan además de madre e hija, tres personas en la elaboración de los platos. La instalación cuenta con una cocina industrial, freezers y un equipo de criogenia. Según este sistema de congelamiento ultrarrápido tiene varias ventajas: conserva intactas las propiedades, sabor y textura de los alimentos, ya que no se deshidratan al descongelarse. Y al tratarse de equipos de una tecnología más moderna, son más pequeños y eficientes, por lo que consumen menos energía. Haiek considera que los alimentos así preparados, pueden considerarse cien por ciento naturales, ya que no requieren ningún tipo de conservantes ni aditivos químicos.
Una de las innovaciones que introdujo al tomar las riendas de Simple Food junto con su hija, fue la de reordenar el proceso de producción. De este modo, pocas personas pueden preparar gran variedad de platos semanalmente (hay más de 60 opciones diferentes, entre entradas, comidas principales y postres). Una nutricionista asesora al cocinero y a las emprendedoras a la hora de armar los menúes: clásico, light y 150 calorías (para quienes siguen la estricta dieta del doctor Ravenna).

Los platos se comercializan en forma telefónica o a través de Internet en combos, individuales, para dos o familiares. “La ventaja es que al hacer una sola entrega semanal o mensual, las personas pueden diseñar el menú a gusto, no les imponemos el plato del día”, dice Déborah. Hoy tienen más de 2.000 clientes, en su mayoría hogares en la zona norte de Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Entre ellos, se destacan los empleados que piden viandas para el almuerzo. El próximo paso será desarrollar el mercado corporativo a través de acuerdos con empresas. En la compañía, madre e hija complementan su trabajo tanto en la gestión administrativa y ventas como en la producción. Cuando se acumulan muchos pedidos, se ponen a cocinar, y cuando faltan, a buscar clientes. “La idea es ir delegando las funciones operativas en Sofía, para dedicarme a pensar la estrategia del negocio”, resume su función la madre-emprendedora.

La receta
- Nombre de la empresa: Simple Food
- Actividad principal: elaboración de viandas light a domicilio
- Año de inicio: 2009
- Inversión inicial: u$s 200.000
- Empleados: 4
- Producción mensual estimada: 6.000 platos
- Facturación anual proyectada: $ 1 millón
- Contacto:
www.simplefood.com.ar



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos