Louis Vuitton se expande en el mundo del lujo: compró Bulgari por US$ 6010 millones

Louis Vuitton se expande en el mundo del lujo: compró Bulgari por US$ 6010 millones

Dueño de un imperio de más de medio centenar de empresas, el holding con sede en París refuerza de este modo su posición de liderazgo internacional en el sector de marcas top. 09 de Marzo 2011

El holding francés Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) sumó una nueva marca de lujo a su amplia cartera de empresas. La firma anunció la compra de Bulgari, la reconocida marca de joyerías, por 4300 millones de euros que concede a los franceses más exposición en los mercados emergentes.

Se trata del mayor desembolso de la multinacional en diez años que, como consecuencia inminente la permitirá incrementar su área de relojería y joyería, que actualmente representa el 5 por ciento del volumen total de negocios del grupo francés. Tras este acuerdo, la familia
Bulgari dejará de ser el accionista mayoritario de la empresa (tenía actualmente un 50,4 por ciento), a cambio de acciones de LVMH. Obtendrán por sus 152,5 millones de acciones de la casa italiana 16,5 millones de títulos de LVMH y se convertirán en el segundo mayor accionista del holding francés tras el dueño del grupo, Bernard Arnault. Al resto de los accionistas de Bulgari se les ofrecen 12,25 euros por título en efectivo. Con esta operación, LVMH amplía su abanico de marcas, entre las que además de Louis Vuitton o Moët se destacan Loewe, los relojes TAG Heuger o Hublot, las marcas de moda Kenzo, Dona Karan, Celine, Christian Dior o las tiendas de cosméticos Sephora. También  controla el champagne Moet & Chandon y actúa en el sector de los viajes de alta calidad y en medios de comunicación, donde publica el diario Les Echos.

Por su parte, Bulgari es una de las marcas de joyería más conocidas del mundo y desde hace varios meses venía siendo objetivo potencial de compra al haber decrecido sus finanzas por embarcarse en inversiones cuando sus ventas estaban cayendo. Esta operación se concreta después de que LVMH se hiciera con un 20,2 por ciento de la firma de artículos de cuero y lujo Hermès, que, como Bulgari, está controlada por una familia. De hecho, esta compra se realizó sin el conocimiento de la familia fundadora de Hermès, que posee el 70 por ciento de la compañía.

Gracias a esta estrategia de expansión, LVMH obtuvo en 2010 un beneficio de 3032 millones de euros, lo que supone un 72,7 por ciento más con respecto al año anterior. Además, su cifra de negocio alcanzó los 20.320 millones de euros, un 19,1 por ciento más. Las ventas de Bulgari, por su parte, crecieron 8 por ciento durante el año pasado con ingresos de 1070 millones de euros.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos