Los riesgos que vienen

Los riesgos que vienen

Si bien los datos del sector automotriz fueron alentadores, factores como la competitividad, el alza de los costos y los problemas sindicales pueden poner en jaque el auge del fenómeno productivo. 10 de Enero 2012
Los datos del sector automotriz demuestran, con solo comparar la información, que 2011 fue un año de números en verde. La producción aumentó y, por ende, el patentamiento también registró un crecimiento en torno al 29,5 por ciento.

Sin embargo, existen ciertos factores que pueden hacer que 2012 sea el año que ponga en jaque el
crecimiento productivo.

Consultado por Apertura.com, el analista de la consultora abeceb.com, Maximiliano Scarlan, asegura que la competitividad, los costos y los problemas sindicales que puedan generarse en torno a la mano de obra constituyen las tres aristas que deberían ser observadas por el sector automotriz.

“El 2011 dejó como resultado un año récord, mirado en términos de producción y ventas, mejor de lo que se esperaba a principio de año, aunque haya aflojado en el último mes”, explica Scarlan, quien forma parte del equipo que la consultora tiene destinado al seguimiento del mundo automotriz.

Sin embargo, aclara que la diferencia entre las exportaciones y las importaciones no fue la esperada. “El déficit comercial de autopartes fue negativo en torno a US$ 8150 millones”, subraya.

Entre esas exportaciones, el principal destinatario es Brasil, adonde llegan el 65 por ciento de los autos producidos en el país, pero Scarlan aclara que los puntos de ventas de la Argentina cayeron considerablemente. “En 2008 se exportaba a 80 destinos, hoy estamos en menos de 50 y con una gran concentración en Brasil”, explica y profundiza los porqués de la situación: “Hay menos diversificación dado por la inflación de costos: hay un peso de costos muy fuertes en la construcción de autopartes, no tan desarrollada acá. Y a esto se suma la presencia de autopartes importadas de Brasil”.

Al respecto, apunta a la competitividad como uno de los principales temas sobre los cuales debería ponerse la lupa. ““El ritmo de exportación a Chile o México –destinos de la producción argentina- disminuyó por ofertas de otros países, por lo que hay una pérdida de competitividad en la producción de vehículos”, resalta.

Fuerza productiva. De acuerdo con Scarlan, la mano de obra  representa más de ¼ de la construcción de una autoparte en promedio, y creció muy fuerte en dólares.
Sindical: es un tema importante, principalmente para la autopartista, se estima que los ajustes estarán arriba del 20 por ciento.

“En 2003, la Argentina estaba en niveles salariales parecido a Tailandia y por debajo de México. Actualmente, la Argentina triplicó el nivel salarial de Tailandia y dobló el de México”, compara Scarlan, quien sostiene que esta situación “a la larga termina incidiendo sobre el modelo productivo”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos