Los proyectos de Héctor Recalde que siguen muy de cerca las empresas

Los proyectos de Héctor Recalde que siguen muy de cerca las empresas

10 de Agosto 2010

Es diputado y hombre de confianza de Hugo Moyano, titular de la CGT. Se enoja cuando se le dice que sus proyectos son denominados ‘antiempresa’ por los ejecutivos y, aunque no lo admite oficialmente, sabe que es parte del juego. Tiene más de 84 proyectos este año en la gatera y de los 27 que llegaron al Senado, ya salieron cuatro. “Los empresarios deberían preocuparse por abastecer al mercado interno con buenos salarios y buscar así marcar diferencia. Las cámaras deberían poner ahí el foco en lugar de emitir comunicados condicionantes”, dispara el hombre de la CGT y se ufana de haber logrado que las empresas tengan que afrontar unos $ 1600 millones adicionales cada año tras la eliminación del negocio de los tickets. Del otro lado del mostrador los ejecutivos siguen de cerca cada uno de sus proyectos y anticipan que los costos laborales podrían dispararse en caso de que estas iniciativas avancen. A continuación un pequeño viaje por el mundo Recalde.

–Riesgos de trabajo: busca derogar la actual ley que, según el diputado, no está encaminada a proteger a los trabajadores y busca reducir el costo laboral. Propone sustituirla por una que trabaje sobre la prevención con la participación de los trabajadores en higiene y seguridad. “Quien maneja la máquina tiene que participar pero los empresarios rechazan su participación en los comités”, explica. Tiene estado parlamentario, la representó en 2008 y está esperando un proyecto del Poder Ejecutivo.

–Fondo Empresario Anticrisis. Sostiene que todas las empresas que ganen “no mucho sino muchísimo” -Recalde dixit- deberán afrontar el FEA. Lo cuantifica en más del 20% de su facturación y afirma que debería crearse una alícuota para que de ese monto vaya un porcentaje para financiar a las pymes que están en crisis. “Este proyecto está en Diputados y confío en que salga ya que no hago seguimiento”.

–Reducción de jornadas de trabajo de algunos convenios: Propone una jornada de ocho horas diarias. Surgió para modificar algunos convenios colectivos flexibilizados de los noventa. Recalde pone el ejemplo del sector minero que establece en uno de sus convenios de empresa, 2.400 horas de trabajo al año. “Quien trabaja esa cantidad de horas no tiene vacaciones”, explica. Se aprobó en Diputados, pasó a Senadores.

–Derecho a la defensa del empleado: establece que si un empleador quiere sancionar a un empleado antes de hacerlo debe escuchar su descarga. “Los empresarios lo cuestionaron pero eso no corresponde”, dice Recalde.

–Defensa de la pequeña empresa y fuente de empleo: Ante un despido sin causa, propone que ambas partes compartan un día entero en el Ministerio de Trabajo. No busca impedirlo sino el intercambio de ideas que le permita al pequeño empresario obtener información sobre nuevos mercados, tecnología y el mercado crediticio. “Me critican por izquierda en este proyecto. Se puede ratificar el despido pero hay una instancia previa”.

–Derecho a la indemnización mínima: son dos meses de sueldo sin importar su antigüedad. “Está aprobado en diputados y ya está en el Senado. Ya tuvo vigencia en la Argentina desde 1933 hasta 1998, durante más de 50 años”, se defiende.

–Licencia por paternidad: se proponen 15 días corridos de licencia. Había sido votada en Diputados, pero perdió estado parlamentario porque el Senado no la trató. Ahora el Senado llevó a cinco días esa licencia en una iniciativa que no fue de Recalde.

–Estado laboral de los fleteros. La ley no puede discernir cuestiones que sólo los hechos pueden definir. Para Recalde la relación de dependencia debe ser de hecho y prueba y ejemplifica con la ley de transportes que establece que los fleteros no tienen relación de dependencia. “Eso lo tiene que decir un juez no la ley porque depende de los hechos”, explica.

–Modificación a la ley de concursos y quiebras. Busca modificar la norma que establece que la mera presentación en convocatoria de acreedores suspende los beneficios del convenio colectivo cuando no suspende ninguna obligación que tenga con terceros como por ejemplo el contrato de alquiler. “Es absolutamente inconstitucional”, dispara. Este proyecto está con el despacho de la comisión y observado por el PRO.

–Creación de subsidios por desempleo para trabajadores en negro. “Este se aprobó por unanimidad en Diputados y el PRO retiró la observación”, afirma Recalde, quien tuvo que representar la iniciativa según dice ‘por seguidor y por fiel’. El objetivo es proteger al trabajador en negro despedido e incentivar la contratación formal porque el empleador sabe que la situación de evasión queda a la vista cuando el desempleado vaya al ANSES a pedir el subsidio.

–Programa de protección a testigos e imputados. Busca proteger a quien va a un juicio como testigo o está imputado en un delito y no se limita al ámbito laboral. Se encuentra en la comisión de legislación penal de la Cámara de Diputados, al igual que la condena penal a quien explota a los chicos, el trabajo infantil.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos