Los políticos argentinos prefieren a Dilma

Los políticos argentinos prefieren a Dilma

La mayoría de los dirigentes de todo el arco político local consultados expresaron sus simpatías por la candidata oficialista para suceder a Lula en el Planalto. Apuestan por la continuidad de las políticas del mandatario saliente, en particular la de aquellas vinculadas con la integración regional y el Mercosur. 01 de Octubre 2010

En apenas dos días Brasil elegirá nuevo presidente. Dilma Rousseff, la postulante del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), o el opositor José Serra, de la Social Democracia Brasileña (PSDB), cualquiera de los dos candidatos que el próximo domingo se alce con el premio mayor y suceda a Luiz Inácio Lula da Silva en el poder marcará el pulso de una nueva etapa en la relación política y económica con la Argentina. Por eso, no solo los brasileños están expectantes por conocer a su futuro presidente; también la dirigencia política vernácula hace sus apuestas verdeamarelas.

Con la elección ya a la vuelta de la esquina, Dilma, la delfina de Lula, es quien encabeza la lista de las preferencias locales, según un relevamiento realizado por WE entre representantes de todo el arco político.

Eduardo Duhalde, Felipe Solá y Mario Das Neves, los tres precandidatos presidenciales por el Peronismo Federal para 2011, Gabriela Michetti, diputada del Pro, su colega Fernando Pino Solanas, de Proyecto Sur, y el vicejefe de Gabinete y asesor de Néstor Kirchner en la Unasur, Juan Manuel Abal Medina, todos ellos expresaron sin fisuras sus simpatías por Rousseff, quien -se sabe- tiene amplias posibilidades de ganar en primera vuelta, según coinciden las encuestas en el país vecino, aunque aún no esté dicha la última palabra. En rigor, el reciente escándalo de corrupción que obligó a la renuncia de Erenice Guerra, la principal colaboradora de Rousseff cuando ésta se desempeñó como ministra de Lula, hizo retroceder algunos puntos la intención de voto de la candidata petista alimentando la esperanza de Serra de alcanzar el ansiado ballottage.

Un dato es clave; la Argentina también elegirá nuevo presidente el año próximo y los que aspiran a sentarse en el sillón de Rivadavia quieren certezas de que su potencial colega brasileño dará continuidad a los ejes centrales de la administración Lula: profundización de la integración regional, fortalecimiento del Mercosur y un trato preferencial con la Argentina que se mantuvo invariable, aún a pesar de los conflictos comerciales generados por las trabas a la importación impuestas desde la Casa Rosada.

En ese aspecto, el candidato Serra parece generar mayores dudas entre los políticos argentinos. Sobre todo porque en el fragor de la campaña electoral, el ex gobernador de San Pablo propuso cambios radicales para el Mercosur, sin dar mayores detalles. ¿Qué candidato le conviene a la Argentina?, preguntó WE.

“Dilma. Ella significa la continuidad de las políticas de Lula. Brasil ha entendido la importancia de las políticas públicas a largo plazo”, respondió sin titubeos Eduardo Duhalde, a la vez que instó al gobierno argentino a seguir el ejemplo brasileño. En verdad, el apoyo del caudillo bonaerense a la elegida de Da Silva no sorprende. Es bien sabida la buena relación que el ex presidente tiene con el actual mandatario de Brasil. Ambos comenzaron a estrechar vínculos en los inicios de 2003, apenas Lula asumió la Presidencia de Brasil y eligió a la Argentina como primer destino de su agenda internacional. La relación continuó alimentándose durante los años en que el lomense ocupó la presidencia del Mercosur y se sumó a los esfuerzos del brasileño por darle vida a la Unasur, el proyecto de integración sudamericana en el que Lula cimentó parte de su liderazgo regional.

Palabras más palabras menos, Mario Das Neves, gobernador de Chubut, coincidió con Duhalde: “Lo mejor para la región es que haya una continuidad de la política exitosa de Lula y, por lo tanto, el triunfo de Dilma Rousseff sería lo más auspicioso”, dijo. No obstante, el chubutense abrió el paraguas en caso de un eventual -y por ahora no tan factible- ballottage y le hizo un guiño al postulante opositor: “Serra es importante por su reconocida gestión en uno de los distritos más trascendentes de Brasil (fue alcalde de San Pablo) y creemos que no haría tantos cambios de fondo, aunque la discontinuidad traería consigo plazos de adaptación no aconsejables para el buen momento que vive la región”.

Felipe Solá también inclinó la balanza en favor de Rousseff: "A la Argentina le conviene, sin dudas, un triunfo de Dilma, porque su victoria permitirá continuar y profundizar la relación de nuestro país con Brasil”, sostuvo. Y arriegó: “Si gano las elecciones el año que viene y soy presidente, Brasil será uno de los países con los que mantendremos una fuerte relación bilateral".

En la misma sintonía, Pino Solanas también se jugó por Dilma. “Indudablemente, a la Argentina le conviene el triunfo de Rousseff porque significará la continuidad de la gran política que Brasil tiene con nuestro país, el Mercosur y la Unasur. Pero lo más importante -aclaró- es la posibilidad histórica que tendrá el pueblo brasilero de completar el proyecto de Lula y el PT”.

Gabriela Michetti, diputada de Pro, fue otra de las dirigentes locales que le dio su voto anticipado a la candidata petista: “La prefiero porque es la continuidad de un gobierno que ha sabido conducir el crecimiento de Brasil hacia un lugar de sustentabilidad en el tiempo. Y sobre todo, por el nivel de representatividad popular que se ha ganado en base a una gestión de gobierno exitosa de su partido político (PT) y a su testimonio de vida personal lleno de fortalezas y esfuerzos de superación permanentes”.

Desde el oficialismo, el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, también se pronunció en favor de Rousseff. “Representa la continuidad de un modelo productivo asociado con el que viene llevándose adelante en la Argentina desde 2003, de producción, empleo, distribución del ingreso y autonomía en las relaciones internacionales, con una apuesta clara por el Mercosur y la Unasur”, señaló a WE.

Votos salomónicos
Entre tanto fervor lulista, el matiz lo aportó la diputada del Acuerdo Cívico y Social y titular de GEN, Margarita Stolbizer, que, en cambio, aseguró que no cree “que para la Argentina pueda haber un candidato más o menos conveniente. Ambos candidatos tienen fuertes convicciones democráticas (esto es lo más importante para la región) y también de sostenimiento del Mercosur. Y asimismo ambos expresan un proyecto nacional que ha puesto a Brasil como indiscutido líder regional y mundial”, dijo. Y agregó: “Para Brasil, Rousseff es la continuidad del exitoso modelo de Lula y en tal sentido, parece consolidarse el mismo con respecto a sus relaciones con los demás países. Lo que la Argentina debe hacer es pensar una relación estratégica con Brasil, exigiendo también comportamientos de reciprocidad; y madurar nuestras relaciones exteriores para poder acompañar el crecimiento y el desarrollo de la región”.

En la misma línea se expresó su socio del AC y S, el senador y titular de la UCR, Ernesto Sanz. “Existe una demanda de mayor previsibilidad de las conductas y actitudes de la Argentina. Estamos trabajando para tener ese criterio en la nueva administración a partir del año próximo. Ésa será la mejor contribución de la Argentina a una relación confiable y estratégica entre nuestro país y Brasil, más allá de los nombres propios. Una relación que potencie la presencia del Mercosur en la discusión de la agenda global. Estamos seguros de que esa visión es compartida por la dirigencia política y todos los actores económicos y sociales del Brasil”, señaló.

Por su parte, Francisco De Narváez, diputado del Peronismo Federal afirmó: “Sigo con mucha atención la elección en Brasil. Es muy importante para todos los argentinos que, sea quien sea el próximo presidente brasilero, haya continuidad en las relaciones bilaterales y dentro del Mercosur”.

Muy concisa, Elisa Carrió, la líder de la Coalición Cívica, tampoco se jugó por ninguno: “Cualquiera de los dos, Rousseff o Serra, va a tener una buena relación con la Argentina”, afirmó.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos