Los números de la pelea

Los números de la pelea

De Fútbol para Todos a la embestida sobre Fibertel y Papel Prensa, cuánto representan para el Grupo Clarín los negocios sobre los que se libró la ofensiva K. 07 de Octubre 2010
 Aunque estridente, de momento, el Clarín, todavía, no sonó. Las primeras bajas fueron TSC y TRISA, sociedades 50/50 entre Clarín y TyC. La primera, despojada poseedora de los derechos de TV del fútbol local, reclama en Tribunales la restitución de su contrato con la AFA o, en su defecto, la indemnización por los $ 304 millones anuales –más daños y perjuicios– perdidos por la rescisión del vínculo, firmado hasta 2014. La segunda, en tanto, acusó por este motivo un impacto del 12 por ciento en la facturación anual de 2009 y del 43, en el primer semestre de 2010. ¿Consecuencia? El resultado neto de IESA –controlada con la que el holding canalizaba ese negocio– cayó de $ 41 millones en 2008 a $ 31 millones en 2009 y a $ 8 millones en el primer semestre de 2010, contra $ 34 millones de la primera mitad del año pasado.

Parece una herida superficial para un holding que facturó $ 6678,8 millones en su último ejercicio anual. Pero Néstor calibró la mira. A partir de la sanción de la Ley de Medios –de momento, anestesiada en despachos judiciales–, la balacera de la Rosada hizo blanco sobre el, según reconoce Clarín en su balance, “principal motor de ingresos”. TV por Cable y Acceso a Internet aportó $ 4219 millones en 2009, 63,2 por ciento del negocio del grupo, contra el 35 por ciento que representó en 2008. En seis meses de 2010, fueron $ 1372,4 millones sobre ventas netas por $ 3516 millones (39 por ciento, dada la recuperación de la torta publicitaria para sus negocios de contenidos). Según Fitch Ratings (FR), el crecimiento, del 16,4 por ciento, en la facturación de Grupo Clarín en 2009, “se explica, en particular, por el crecimiento de los suscriptores de TV por cable e Internet (las ventas y ebitda del segmento registraron una suba del 23,5 y 27 por ciento), y, en menor medida, por mayores ingresos de circulación de medios gráficos y publicidad”.

“Vamos por las cajas”, celebraron los francotiradores de Olivos, tras la ofensiva sobre Fibertel y CableVisión. Tocado pero no hundido: Cecilia Minguillón, analista de FR, aclara que GC y CV poseen una generación de fondos y flexibilidad financiera que les permitiría sortear el impacto de una medida como la pérdida de la licencia de su ISP: “Si bien Internet es el 20 por ciento de los ingresos de CableVisión, y ésta fue el 60 de los del grupo en 2009, Clarín podría reducir sus inversiones de capital, de modo de continuar generando un flujo libre positivo, para afrontar sus compromisos financieros”.

Distinto objetivo tiene la ofensiva sobre Papel Prensa. Más que económico –facturó $ 351 millones en 2009, con resultado neto de $ 7,6 millones–, su valor es estratégico. Standard & Poor’s subraya que el liderazgo de AGEA –pata editorial del grupo– en el mercado local de diarios, la eficiencia en sus operaciones y la participación en Papel Prensa “contribuyen a contrarrestar la volatilidad inherente de la industria y de los precios del papel, la sensibilidad a las fluctuaciones en el nivel de actividad y del tipo de cambio, y la creciente competencia que la compañía enfrenta, tanto en diarios impresos como con base en Internet”. De hecho, subraya que la pérdida de “ciertos descuentos” que obtenía en sus compras a Papel Prensa –Moreno lo hizo– afectaron la generación de ebitda de AGEA: en el período de 12 meses finalizado en marzo último, retrocedió del 20,3 al 18 por ciento de su facturación, con proyecciones de ubicarse en torno a 13/15 por ciento en los ejercicios 2010 y 2011.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos