"Los mercados emergentes son críticos para el negocio"

Los principales ejecutivos de Rockwell Automation, firma especializada en soluciones de optimización, desglozan los desafíos de un negocio que apuesta al largo plazo en una región que suele “sorprender” por su inestabildiad económica. 09 de Marzo 2010

No fue un año fácil para Rockwell. Sin embargo, el optimismo resuena en las conferencias de su evento más importante del año, la Automation Fair, realizada hace unas semanas en California. Multinacional, con presencia en más de 80 países, la empresa se especializa en la automatización de procesos industriales, con una oferta que incluye productos, software y servicios. En exclusiva, Keith Nosbusch, CEO y chairman de la compañía, y Bob Becker, presidente para América latina, analizan para IT Business los desafíos de la firma en la región.

¿Cuál es la importancia de los mercados emergentes?
Nosbusch: Aspiramos ser una compañía global. Y, obviamente, queremos estar donde la manufactura está creciendo más rápido, lo que es core para nuestra estrategia de crecimiento. Los emergentes están creciendo muy rápido y América latina está muy alta en la lista.

¿Dónde están en la región?
Becker: Hay 15 subsidiarias: Puerto Rico, República Dominicana, Trinidad y Tobago, México, Guatemala, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Brasil y la Argentina. Además, hay plantas en México, República Dominicana y San Pablo. Tenemos 4.200 personas en la región. Los principales mercados son Brasil y México.

¿Cuáles son las industrias core para ustedes en América latina?
Becker: Desde nuestra perspectiva, las principales son petróleo y gas y minería. En 2009 -nuestro año fiscal empieza en octubre- hubo, al principio, un boom minero. El sector del petróleo estuvo bien, hasta que comenzó a caer. Luego, cayó también la minería. Fue un tiempo complicado y sigue siéndolo. En energía, estamos con proyectos, especialmente en Chile. Somos fuertes en ahorro de energía, no en generación.

¿Qué otros sectores desarrollan?
Nosbusch: Es una geografía rica en recursos. Después de petróleo, gas y minería viene consumo. La industria automotriz también es fuerte, especialmente en México, Brasil y la Argentina. También el sector farmacéutico está creciendo, en Puerto Rico y la Argentina, donde tenemos un cliente como Roemmers.

¿Cómo enfrentan los posibles riesgos, sobre todo políticos y económicos, que puede significar realizar operaciones en América latina?
Becker: No podemos controlarlos, así que pasamos mucho tiempo viajando por los países. Estamos basados en Miami, pero viajamos más de 40 semanas al año, porque una cosa es leer sobre los temas y otra, muy distinta, es estar ahí. Hay sorpresas, algunas agradables, como Lula, otras no tanto, como el matrimonio argentino. Pero, tratamos de prevenir lo que puede llegar a pasar, para evitar los problemas más serios. Pasamos por cuatro devaluaciones en los últimos cinco años, pero conocemos la psicología detrás y sabemos responder. Es como cuando se aprende a andar en bicicleta: aunque te subas años después, sabés cómo hacerlo. Somos players de largo plazo, no podemos tomar decisiones cortoplacistas e irnos de un país.

Nosbusch: Los clientes tienen que entender que pueden depender de nosotros durante todo el ciclo, en los buenos tiempos y en los difíciles. Queremos ser un partner de largo plazo.

¿Cuáles son los principales desafíos del mercado?
Nosbusch: Es complicado. La geografía es ciertamente un desafío. También lo es respaldar a los clientes rápido y tener buena logística. Otro es encontrar buenos partners y distribuidores. Que sean personas éticas, agresivas, que quieran crecer, tener un negocio fuerte y una relación casi de matrimonio.

¿Cómo están los resultados financieros de la comopañía?
Nosbusch: La mejor noticia es que el cuarto trimestre no fue tan malo como el tercero. Si bien cayó 25% comparado con el año pasado, creció 6 % comparado con 2007. En total, la facturación anual cayó un 24%. Pero creemos que se está estabilizando y, en la segunda mitad del año, empezaremos a crecer más. Proyectamos de un 6 a 8 % para el año 2010.

La empresa en cifras
Facturación: u$s 4.500 millones en el año fiscal 2009 (-24% anual).
Empleados: más de 19.000 (70 en la Argentina).
Principales sectores: petróleo y gas, minería, automotriz, bebidas y alimentos.
Crecimiento previsto para 2010: entre 6 y 8%.
Ejes del negocio: optimización de la planta industrial, performance en la construcción de máquinas y sustentabilidad.
Algunos clientes locales: P&G, YPF, Pan American Energy, Ford, Bridgestone, Unilever, GM, DuPont, Kimberly Clark, Nestlé, Petrobras, TGN, TGS.
Fuente: datos de la empresa.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos