Los fundadores de Skype, Zennstrom y Friis, lanzan un servicio de streaming de música

Los fundadores de Skype, Zennstrom y Friis, lanzan un servicio de streaming de música

La última empresa de los emprendedores seriales, Rdio, es su segundo intento por ganar con la música digital en la Web. 22 de Junio 2010

Por Olga Kharif

Los fundadores de Skype Technologies, Niklas Zennstrom y Janus Friis, abrieron un servicio online que vende suscripciones mensuales de música, en lo que representa su segundo intento en el cada vez más grande mercado de temas digitales.

Rdio, basada en San Francisco, comenzó el 3 de junio a vender suscripciones que dan acceso a más de cinco millones de canciones por entre US$ 4,99 y US$ 9,99 mensuales, según el tipo de aparato utilizado, según lo que la compañía dijo en un anuncio. Rdio también proveerá aplicaciones que hacen disponible el servicio para el iPhone de Apple y el BlackBerry de Research In Motion, dice Drew Larner, chief Executive Officer de la compañía.

Zennstrom y Friis apuestan que los consumidores optarán por coleccionar canciones alojadas en servidores remotos más que en la computadora de un usuario u otro device. “El modelo de descargas está desapareciendo”, dice Friss en una entrevista. Rdio buscará distribución a través de proveedores de servicios de red y otros sitios Web, posiblemente incluyendo a Skype, agrega.

Destacarse es crucial
El desafío es destacarse en el campo, ahora inundado de servicios como Rhapsody International y Spotify, que pronto podría incluir a Apple y Google, dice Michael McGuire, un analista de Gartner (IT).

Rdio, un juego de palabras entre “radio” y “audio”, es financiado por Atomico Investment Holdings, la firma de venture capital fundada por Zennstrom y Friis. El servicio de música incluirá herramientas sociales que les permitirán a los usuarios leer entre sí críticas acerca de sus bandas preferidas y los hábitos de escucha de sus amigos. “Lo que va a diferenciarlos es cómo van a crear su experiencia única y cómo lo van a hacer en términos de marketing y promoción”, McGuire, de Gartner.

Google dijo el 20 de mayo que planea comenzar a vender canciones digitales para los smartphones basados en su software Android. La compañía adquirió la tecnología que le permitirá hacer stream de música de las PC a los aparatos móviles.

Los analistas especulan con que Apple podría comenzar a vender un servicio de suscripción musical que complemente iTunes, su sitio de descargas. En diciembre, Apple compró Lala, que les permite a los usuarios hacer stream de canciones, comprar descargas y comunicarse entre sí. Lala fue cerrado el 31 de mayo, lo que llevó a los analistas a predecir que la versión streaming de iTunes podría estar en camino. Jason Roth, vocero de Apple, declinó a comentar.

El mercado de música digital generó US$ 1870 millones en ventas en los Estados Unidos el año pasado, según Forrester Research. Los servicios de suscripción de música se llevaron US$ 209 millones del total y podría llegar a US$ 242 millones este año, dice la firma de análisis de mercado.

Los fundadores de Kazaa
Rdio es el segundo intento de los emprendedores europeos de abordar el mercado de música. Zennstrom, que es de Suecia, y Friis, de Dinamarca, también fundador el sitio Web de música compartida Kazaa, que culminó un proceso de litigios con la industria musical en 2006.

Pero la pareja de emprendedores son más conocidos por Skype, que lanzaron en 2003 y vendieron a eBay dos años después en, se presume, US$ 3100 millones. En 2009, eBay vendió el 65 por ciento de Skype a un grupo de inversores, incluyendo Silver Lake Partners, Andreessen Horowitz y los propios fundadores por unos US$ 2000 millones.

La proliferación de smartphones capaces de hacer streaming de música les están dando a las compañías de tecnología y los sellos discográficos nuevas maneras de llegar al público, dice Friis. “Al principio, solo bromeábamos con que la música online podría ser grande de nuevo”, dice. “Los sellos quieren crear una nueva generación de servicios de música”.

Kharif es periodista de Bloomberg Businessweek en Portland, Ore.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos