Los 10 hitos que marcaron el 2010

Los 10 hitos que marcaron el 2010

La intempestuosa salida de Martín Redrado del Banco Central, el canje de la deuda, la elección de la sucesora de Lula, Dilma Rousseff, la crisis griega y la sorpresiva muerte de Néstor Kirchner fueron algunos de los hechos que signaron un año caliente para la política y la economía de la Argentina y el mundo. 03 de Enero 2011

Crisis en el Banco Central: Martín Redrado se aleja de su Presidencia
Los dos primeros meses de 2010 estuvieron signados por un clima político que rompió con todas las previsiones de un verano que auguraba pocos sobresaltos. "Mi ciclo en el Banco Central ha concluido". Con esa frase, Martín Redrado, presidente de la entidad, renunciaba a su cargo, luego de repetidos desencuentros con el gobierno nacional. El desenlace se produjo luego de que Redrado se negara a usar reservas del BCRA para el pago de la deuda externa. El Gobierno ya le había pedido repetidas veces su renuncia, si bien el Congreso era (y es) el único órgano que puede efectivizar esa remoción.

"En la última etapa, la actitud del BCRA bajo la presidencia de Redrado era de acompañamiento reticente, ya que no estaba inmerso en los engranajes políticos del Gobierno. No era política ni técnicamente factible para el Gobierno", analiza Juan Miguel Massot, director del Instituto de Investigaciones Económicas en la Universidad del Salvador.
Hoy día, el economista considera que, bajo la presidencia de Mercedes Marcó del Pont, el BCRA acompaña "la política inflacionaria y financiera del Gobierno, pero también el programa político, que no es un elemento menor". Asimismo, Massot afirma que el ex presidente del Banco Central "armó su salida, y la utilizó políticamente bien".

Crisis griega, euro debilitado y el contagio de los mercados europeos
Fue una crisis que comenzó a gestarse a fines de 2009, pero que desató toda su furia en mayo de este año. Grecia se ubicó en el ojo de la tormenta económica del mundo, pues la deuda pública del país del sureste de Europa se mostraba como una bomba difícil de desactivar.

Para los bancos, era un país que no podía controlar su presupuesto y que tampoco era capaz de pagar sus deudas. Por ello, la Unión Europea y el FMI planearon un rescate por 110.000 millones de euros, pero los mercados europeos mostraron su desconfianza en la solución.

El pesimismo no sólo contagiaba a otras naciones del bloque, sino que también hacía dudar de la situación económica de Portugal y España, naciones bajo la lupa de las calificadoras internacionales.

A su vez, las calles de Atenas desbordaban de miles de griegos que protestaban contra los planes de ajustes. Las críticas hacia la Unión Europea crecían cada día, y Alemania fue señalada como una de las mayores responsables del endeudamiento griego. En 2009, Grecia alcanzó un déficit fiscal cercano al 14% del producto bruto interno (PBI). El 5 de mayo de 2010, el euro cayó a u$s 1,30 y la city porteña reaccionó aumentando la demanda de dólares.

Festejos y crispación política en el año del Bicentenario
Más allá de la economía nacional e internacional, 2010 se destacó por las conmemoraciones históricas. Es que el 25 de mayo se celebraron los 200 años de la Revolución de Mayo. En la ciudad de Buenos Aires, la avenida 9 de Julio fue el marco de los festejos a través de su "Paseo del Bicentenario", un espacio a cielo abierto con 117 stands representando a las provincias, en el que se ofrecieron espectáculos, desfiles artísticos y recitales. Según datos oficiales, “más de seis millones de personas disfrutaron de las actividades programadas para festejar los 200 años de la Patria.

Por su parte, el gobierno porteño organizó la reinauguración del Teatro Colón, que no logró escapar de los encontronazos políticos entre Nación y Ciudad. A través de una carta, la Presidenta le indicó al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, su decisión de no asistir al evento, debido a la catarata de agravios” hacia su persona. Macri había declarado que si Cristina Kirchner va con su marido consorte, habrá que sentarse ahí, porque es un matrimonio presidencial".

Entre los presidentes latinoamericanos que asistieron a los festejos oficiales, estuvieron Luiz Inácio Lula Da Silva, de Brasil; Fernando Lugo, de Paraguay; Hugo Chávez, de Venezuela; Rafael Correa, de Ecuador; José Mujica, de Uruguay; Evo Morales, de Bolivia y Sebastián Piñera, de Chile.

Cierra el canje de deuda con un 66% de aceptación
Una deuda impaga desde diciembre 2001 alcanzó su regularización en junio de 2010. Con u$s 12 millones de bonos, el canje de la deuda que se inició en mayó llegó a su fin, luego de que las condiciones fueran aceptadas por un 66% de los bonistas. De esta forma, el Gobierno logró refinanciar el 92,4% de la deuda, hecho ampliamente celebrado por el oficialismo. "Resolver el problema del default es un paso muy rescatable de 2010. Era una necesidad para la Argentina el terminar de cerrar ese tema", dice Ariel Mas, profesor de la Universidad del CEMA. Los pequeños bonistas fueron los que marcaron la mayor aceptación.

A pesar de que Mas cree que la aceptación fue "razonable" y que cambió "la sensación de que la Argentina seguía en default", opina que podría haber sido mayor si no se hubiera producido "tanta turbulencia con el uso de las reservas del Banco Central", al que define como un "ruido innecesario".

Seis meses después de este logro, desde el Ministerio de Economía se realizó una reapertura del canje para que se adhirieran los bonos Brady, títulos que habían quedado afuera del canje en junio porque el activo que los respaldaba se encontraba embargado por fondos buitres. La adhesión rondó el 52%, equivalente a unos u$s 172 millones.

Muere el ex presidente Néstor Kirchner
El 27 de octubre de 2010 sería recordado como el día del censo nacional. Desde las ocho de la mañana, todos los hogares argentinos comenzaron a ser escrutados, nuevamente, luego de 10 años. Pero luego de sufrir una descompensación, el ex presidente Néstor Kirchner murió en la ciudad santacruceña de El Calafate, poco después de las nueve de la mañana. El médico presidencial, Luis Buonomo, informó que el deceso fue por "por muerte súbita". Ese mismo día, miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo para mostrar su apoyo a la presidente.

Al día siguiente, el ex mandatario fue velado en el Salón de los Patriotas de la Casa Rosada. Desde las 10 de la mañana, una larga fila de personas esperó horas para despedir los restos de Kirchner. La noticia sorprendió al país y la trascendencia fue tal que hizo virar el devenir político de la Argentina, con un 2011 marcado por las elecciones presidenciales. "Antes de morir Néstor Kirchner, él o su esposa como candidatos perdían en la segunda vuelta. La semana siguiente Cristina ganaba en la primera", afirma Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, aunque aclara: "Sin Kirchner, el gobierno de su esposa parece haber ganado en imagen, pero al mismo tiempo puede haber perdido en poder".

Alianza El Cronista-Valor Económico: megaanuncio de Petrobras
Una semana antes de elegir al sucesor de Lula, El Cronista lanzó su alianza editorial con Valor Económico, para incluir en sus páginas noticias del diario brasileño y un suplemento semanal.

Ese mismo día, Petrobras anunció la mayor venta de acciones en el mundo, que alcanzó los u$s 79.000 millones. "Ese récord histórico le posibilita a la empresa hacer una explotación de petróleo en el Presal, por debajo de los 7000 metros del nivel del mar", indica Gustavo Segré, CEO de la consultora Center Group, Argentina y Brasil. Actualmente, el 98% de la explotación de yacimientos de crudo en Brasil se produce en alto mar.

Como el gobierno brasileño posee una participación que ronda el 48% en la petrolera, Segré especifica que las ventajas de este anuncio se hacen evidentes en los "ingresos adicionales", al ser una compañía “absolutamente rentable”. Además, el ministro de Hacienda, Guido Mantenga, anunció en septiembre que esta venta convertía a Petrobras en la segunda mayor empresa en valor de mercado de América.

Dilma Rousseff, la primera mujer al frente de Brasil
Debió sortear una primera vuelta, y fueron los resultados de la segunda los que la convirtieron en la primera presidente mujer de la historia del país verdeamarelo. Dilma Rousseff, candidata del mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, fue electa presidente en los comicios del domingo 31 de octubre, luego de derrotar al social demócrata José Serra con un 56%. Para demostrar su apoyo, Lula puso al servicio de esta economista de 62 años todo su aparato político, favoreciéndola también con su positiva imagen, que alcanza una popularidad del 80%. Así, Lula personificó en Rousseff a su sucesora, después de ocho años de gobierno.

En su última semana como presidente, Da Silva no dejó de elogiar a la elegida por los brasileños, que mañana asumirá el poder. Y para demostrar su apoyo incondicional, aseguró que "Dilma será mi candidata en 2014, a no ser que ella no quiera. Me parece justo y legítimo que el que está ejerciendo el mandato pueda intentar la reelección". Cristina Kirchner no asistirá a la asunción de su futuro par en la región; será representada por el canciller Héctor Timerman.

El Club de París acepta refinanciar la deuda
Con la idea de avanzar en un acuerdo para pagarle al Club de París, la presidente Cristina Kirchner partió en noviembre de este año hacia Seúl, donde se desarrolló la cumbre del G-20. La meta: regularizar un pasivo de u$s 6500 millones en default. La forma: hacerlo sin la auditoría del FMI. Por este motivo, el 15 de noviembre la jefa de Estado realizó un anuncio en cadena nacional, en el que aseguró que la deuda debería ser saldada en tres años para evitar la intervención del Fondo. De este modo, se negoció un pago en cuotas, y no una reestructuración de la deuda.

Manuel Solanet, director de la consultora Infupa, define al pago de la deuda como "una necesidad para normalizar las relaciones financieras con el resto del mundo". No obstante, califica de "deseable" una reestructuración "con el mayor plazo posible y en las mejores condiciones. Los plazos deberían ser mayores a cinco años, y para esto es necesario la auditoría del FMI".

Aunque el Gobierno tenía la intención de anunciar el acuerdo en diciembre de este año, el ministro de Economía, Amado Boudou, continúa negociando las condiciones que, según Solanet, "aún no resultan claras, son sólo trascendidos".

La misión del FMI llega al país para asistir al Indec
En aras de asistir técnicamente al cuestionado Indec en la elaboración de un índice de precios al consumidor a nivel nacional, una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó a Buenos Aires para mantener reuniones periódicas con miembros del instituto, durante una semana.

Según el ministro de Economía, Amado Boudou, la llegada del Fondo se traducía como "un salto de calidad en el nivel de la estadística local". La misión estuvo encabezada por Robert Rennhack, director asistente del departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Para Aldo Abram, director del CIIMA-Eseade, esta misión "le sirvió al Gobierno porque dentro del G-20 y del Fondo se realizaban reclamos por las distorsiones de los datos del Indec, y se invitó al FMI con el objetivo de frenar estos reclamos". Y agrega: "El gobierno nacional presentó así buena voluntad y postergó en el tiempo los pedidos de que la Argentina acepte el monitoreo del artículo IV". Hasta la actualidad, el país continúa sin aceptar la revisión de su economía a través del cumplimento de este artículo, que se le exige a todos los miembros del Fondo.

Crisis de Soldati: un diciembre de tomas y ocupaciones
El último mes del año estuvo signado por un problema social que se terminó transformando en un encontronazo político entre el gobierno nacional y el de la ciudad. Residentes de la Villa 20 ocuparon el parque Indoamericano en Villa Soldati, reclamando la falta de tierras para construir viviendas. Lejos de solucionarse, las tomas se multiplicaron en la Capital y el conurbano.

Como resultado, la presidente anunció en cadena nacional la creación del Ministerio de Seguridad, a cargo de Nilda Garré. El gobierno nacional lanzó sospechas de una supuesta conspiración denunciando que existe una organización política detrás de la toma de Villa Lugano, liberada el 29 de diciembre pasado. Sin embargo, la herida social es extensa.

Estas tomas hicieron evidente el déficit de vivienda que sufre la Argentina. Según datos del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, 15% de la población de los grandes aglomerados del país sufría de hacinamiento en 2009, escalando del 12,8% de 2007. Además, el estudio indica que un 46% de los habitantes de villas o asentamientos son ocupantes o poseen una tenencia irregular de tierras.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos