Locos por las motos

Locos por las motos

El mercado de motovehículos crecerá un 34 por ciento este año, tras un 2010 en el que ya aceleró un 56 por ciento. Ventas y producción rècord. 04 de Octubre 2011

La carrera de las motos no se detiene. Desde que asomó el record histórico de 460.000 patentamientos en 2008, empezó una reactivación (sólo interrumpida por la crisis internacional) de la demanda, que encontró a 2010 con valores inusuales: 54 por ciento de crecimiento y 559.816 nuevas unidades en la calle.

El factor clave, explica Damián Szapkievich, gerente Ejecutivo de Acara, la cámara de los concesionarios,“pasa por el nuevo sistema de registro digital de unidades que se implantó desde 2010, que le dio formalidad a la contabilidad del sector”. Así, este año se espera tocar el techo de 750.000 patentamientos. 

Pero también se encienden algunas luces amarillas, como la esperada corrección de precios, factor determinante del crecimiento 2008-2010, que fue acompañada por el alza salarial. Por caso, el sueldo medio de un trabajador creció un 135 por ciento desde abril de 2007 contra un 15 por ciento del precio de las motos en ese período, según datos de abeceb.com.

Por su parte, las concesionarias ya observan que sus stocks (alta gama, principalmente) están por debajo de lo requerido a causa del retraso en las entregas, con un escenario electoral en un mercado que depende en un 48 por ciento de la financiación. 

¿Hasta dónde puede llegar el negocio en este contexto? “Tendrá una madurez y se llegará a un límite. Pero la cantidad de motos por habitante sigue siendo baja comparada con los países europeos o asiáticos. Todavía hay márgenes para crecer”, pronostica Sebastián Saez, analista de abeceb.com.

“Mientras el nivel de actividad y de empleo se mantengan, crecerá moderado pero sostenido”, afirma Szapkievich.   Durante los cinco primeros meses del año, el mercado creció un 56 por ciento y se espera que termine rondando el 34 por ciento, con subas de precios que, en algunos modelos, alcanzan el 20.

Sobre todo en las cub (hasta 110 cc, que acaparan el 52 por ciento del mercado) y en las business (de 125 a 150 cc). “Es difícil precisar el techo. Empieza una etapa de crecimiento maduro y de consolidación”, sostiene Ariel Ugerman, gerente de Motos y ATV de Yamaha Motor Argentina, que estima ventas por 80.000 unidades y un crecimiento del 30 por ciento. 

La sustitución de importaciones es otra de las tendencias del sector, que afronta el desafío de construir un mercado de motopartes nacionales. Con el nuevo régimen de licencias, por cada producto importado, las marcas deben ensamblar dos en el país o producir una unidad con al menos la mitad de los componentes nacionales (o compensarlo con exportaciones de motopartes).

La estrategia empieza a rendir sus frutos para el Made in Argentina. Desde diciembre de 2010, la producción local superó a la importada y se espera que este año el 66 por ciento sea ensamblado por trabajadores argentinos.  En este contexto, Suzuki acelera con una planta en San Isidro (invirtió $ 1,7 millón para producir 10.000 motos), Zanella retomó la exportación a Brasil y Yamaha fabricará 50.000 motos hasta diciembre, igual cantidad que la suma de los últimos tres años. La carrera continúa. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos