Llegan los nuevos simuladores: ahora de marketing para pymes

Llegan los nuevos simuladores: ahora de marketing para pymes

Alumnos y profesores, como parte de un programa de UADE, llevan adelante proyectos que vinculan los conocimientos teóricos con la realidad de los negocios. 29 de Julio 2010

Juan Manuel Vázquez es ingeniero agrónomo, pero se convirtió en “constructor de viviendas sustentables”, en La Cumbre, Córdoba. Todo empezó cuando buscaba un galpón apropiado para acopiar frutas, dado que gran parte de su cosecha se echaba a perder cuando la guardaba en depósitos de cemento y chapa. Así, junto a un amigo se fue interiorizando en las técnicas de construcción con adobe y paja que, además de ser aislantes, resultan económicas y no dañan el medio ambiente. A mediados de 2009, tomó un curso con Jorge Belanko, un emprendedor del rubro, radicado en El Bolsón. Antes de fin de año, construyó un nuevo depósito. El ejemplo llevó a algunos vecinos a preguntar por presupuestos. Vázquez terminó armando un emprendimiento de construcciones sustentables. “Es un tema apasionante y muy novedoso en el país. A veces, resulta difícil comunicarlo”, resume.

Por entonces, le comentó su proyecto a Claudia Cajués, profesora de la carrera de Comunicación y Diseño de la UADE, y asidua visitante de La Cumbre. La docente le ofreció participar de un programa de “simulación de marketing” que organiza desde su cátedra en la universidad. Se trata de un ejercicio teórico- práctico en el que los alumnos de Diseño, Relaciones Públicas y Publicidad arman una campaña de imagen para una empresa.

Durante cuatro meses, Vázquez tomó contacto con cuatro grupos de alumnos que le solicitaron información sobre su proyecto, realizaron encuestas, estudios de mercado y crearon distintos planes de marketing, una página web y cortos publicitarios para promover su emprendimiento en dos frentes: las viviendas sociales para sectores de bajos recursos y eco-chalets para barrios privados ABC1.

Vázquez brindó a los estudiantes variada información sobre construcciones sustentables y eficiencia energética y, a cambio, se interiorizó en conceptos como market share, segmentos de mercado, target, branding y posicionamiento de marca. El resultado fueron cuatro campañas diferentes, que se presentaron en el auditorio de la universidad, en un evento al que asistieron autoridades académicas y profesionales.

Más allá de elegir por votación a uno de los cuatro proyectos que se presentaron, el emprendedor pudo acceder a valiosas ideas que aportaron los jóvenes, y que pronto estará implementando.

Para los estudiantes, la experiencia fue igualmente positiva: “Haciendo una campaña real se aprende mucho más que leyendo el caso en un libro y, además de aplicar la teoría que te dan en la universidad, aprendés otras cosas importantes como trabajar en equipo, comunicarte con el cliente, presentar un proyecto y defenderlo ante un auditorio”, destaca Martín Piaggi (21), estudiante de tercer año de Relaciones Públicas, quien lideró el proyecto Biohome, que obtuvo el segundo puesto.

Mariana Perazzo (21), estudiante de cuarto año y líder del proyecto Raíces, que resultó ganador, destaca: “lo más importante que aprendimos fue a organizarnos en un grupo grande, de más de 40 estudiantes de distintas carreras con diferentes horarios e intereses, y trabajar en equipo. Entre todos, logramos cumplir con plazos de entrega semanales y sacar adelante un proyecto que se aplicará en un barrio de bajos recursos, solucionando problemas de vivienda y contribuyendo con el cuidado del medio ambiente".

Teoría y práctica
El programa de simulación de marketing se aplica en la UADE desde hace tres años para los alumnos que cursan Introducción a la Comercialización. Pero, la titular de la cátedra, Claudia Cajués, empezó hace 10 años a implementar esta experiencia en los alumnos que están preparando su tesis. “Al ver el compromiso y la calidad de los trabajos, pensé que no debíamos esperar a la instancia final de la carrera para tratar casos reales”, cuenta Cajués. “Lo mejor es que se trabaja en forma multidisciplinaria, con estudiantes de distintas carreras. Armamos equipos con líderes de proyecto, como en las empresas”, señala la docente.

Florencia Schinca, quien terminó Relaciones Públicas en UADE el año pasado, participó en el proyecto de lanzamiento de un hostel, Sol de Oro, para el que junto a un equipo de 40 alumnos, desarrollaron un plan de marketing. “Fue una experiencia muy valiosa -cuenta-. Tuvimos que aprender a compatibilizar horarios y obligaciones, manejarnos con presupuestos acotados, y aceptar y rechazar ideas, lo cual también es difícil”. Y agrega: “Lo aprendido me sirvió mucho. Por esos días, sorprendí a mis jefes en el trabajo (en una consultora de comunicación), al realizar una encuesta de satisfacción como la que habíamos diseñado para la facultad. Lo que más me emocionó es que el hostel tomó varias de nuestras ideas. Por ejemplo, las habitaciones llevan el nombre de las provincias argentinas, tal como lo habíamos propuesto en el plan de marketing”.

El restaurante Pedemonte y el bar notable Los 36 Billares son otras pymes que participaron del programa de simulación de marketing en ediciones anteriores. En el primer caso, estudiantes de Relaciones Públicas, Publicidad y Diseño rediseñaron la imagen del local. Por su parte, alumnos de Gastronomía renovaron la carta. En cambio, para el clásico bar de la Avenida de Mayo, estudiantes de Diseño Textil, de Indumentaria, Gráfico, Publicidad y Gastronomía trabajaron en forma conjunta para rediseñar desde el logo hasta el menú.

“Nuestra meta es que los estudiantes puedan desarrollar al máximo su creatividad y habilidades emprendedoras, con criterio de trabajo en equipos interdisciplinarios”, señala Ana Laudadio, jefa de Trabajos Prácticos de la UADE. “Para el próximo cuatrimestre -adelanta la profesora Cajués- continuaremos trabajando con el sector gastronómico. Éste es un trabajo más riesgoso que tomar casos de un libro -generalmente extranjero-, pero al ver el entusiasmo y el esfuerzo que los chicos ponen en esto, nos damos cuenta de que el esfuerzo vale la pena”, concluye.

Marketing y sustentabilidad
- No sólo las grandes empresas, sino también las pymes y los emprendedores pueden (y deben) armar un plan de marketing para dar visibilidad y expandir su negocio.

- Recurrir a una universidad para elaborarlo permite contar con el entusiasmo y la creatividad de los estudiantes, sumado a la experiencia del cuerpo de profesores.

- A su vez, las altas casas de estudio también se benefician al trabajar sobre empresas reales, en lugar de hacerlo sobre casos de los libros.

- Una de las tendencias crecientes en el mercado es la sustentabilidad. Y no sólo se trata de mostrar a la empresa como ambientalmente responsable, sino de realmente serlo.

- Estrategias como el reciclaje y la valorización de residuos, el ahorro energético y de recursos, el uso de materias primas amigables con el medio ambiente y la innovación son claves en este proceso y se debe hacer énfasis en ellas a la hora de comunicar los atributos de la empresa y del producto.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos