Lavazza desembarca en la Argentina con la adquisición de Coffice

Lavazza desembarca en la Argentina con la adquisición de Coffice

La empresa italiana de café llega al país de la mano de Coffice, con el objetivo de ingresar al sector de empresas. 14 de Junio 2010

La marca italiana de café Lavazza, fundada en 1895, concretó su arribo a la Argentina –el segundo país de Sudamérica al llega, luego de Brasil-, en el marco de su estrategia de expansión internacional. Lo hace a través de la adquisición de Coffice, una empresa local que opera en el mercado de OCS (Office Coffee System) y vending. Con el argumento de que los gustos argentinos en el café son similares a los del mercado italiano, Lavazza espera ganar posicionamiento para, en el futuro, explotar nuevos canales.

Así, la compañía apuntará al mercado con sus Espresso Point, un sistema cerrado de máquinas y cápsulas pensado para preparar el típico café italiano en el trabajo. “Calculamos vender 1,5 millón de cápsulas de café en el primer año y, en los próximos tres a cinco años, vemos un mercado posible de entre 4000 y 6000 máquinas”, anticipó Cesare Noseda, director de Lavazza para América del Sur y Central. Cada cápsula de café tiene un costo que oscila entre $ 2 y $ 2,20. Coffice, que el año pasado facturó $ 13 millones, espera llegar a entre $ 13 millones y $ 16 millones para fines de 2010. La compra y las inversiones previstas para la expansión en los próximos cuatro años suponen una inversión de alrededor de $ 20 millones.

Una vez consolidado este mercado, la marca espera ganar un posicionamiento que le permita explorar otros canales. En el mundo, además del sistema de máquinas para oficinas, también se encuentra en los segmentos “en el hogar” (con productos que se consiguen en el retail), “fuera del hogar” (proveen a hoteles y restaurantes, por ejemplo) y con cafeterías propias. En 2009 la compañía facturó 1100 millones de euros en los más de 90 países donde está presente (ocho son filiales directas). Posee seis plantas de producción (cuatro en Italia, una en la India y otra en Brasil) y el año pasado compró más de 2,3 millones de sacos de café de 60 kilogramos, que obtiene de más de 20 países (su core son los cafés mezcla). De hecho, según sus datos, es el séptimo comprador mundial. Con más de 4000 empleados, la facturación proviene en un 60 por ciento de Italia y 40 del resto del mundo. El objetivo es equilibrar 50/50, de ahí las adquisiciones en el mundo. Además de Brasil y la Argentina, en la región analiza aterrizar también en Chile y Colombia.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos