Latinoamérica: la región donde más se tarda en abrir una filial

Latinoamérica: la región donde más se tarda en abrir una filial

Los datos surgen de un informe del Banco Mundial, que ofrece datos precisos sobre las leyes y regulaciones que afectan la inversión extranjera directa con datos de 87 países. 07 de Julio 2010

Latinoamérica es la región del mundo en la que más tiempo se tarda en abrir una filial de una firma extranjera. La media para la región es de 74 días, frente a los 42 días a nivel global, según un nuevo estudio publicado Banco Mundial (BM) denominado “Inversiones que cruzan fronteras”. Será el primero con datos precisos sobre las leyes y regulaciones que afectan la inversión extranjera directa e incluye datos de un total de 87 naciones de todo el mundo.

El informe analiza cuatro apartados diferentes: las restricciones por sector al capital extranjero, el proceso para comenzar un negocio con capital foráneo, el acceso a inmuebles y suelo para uso industrial y los regímenes de arbitraje comercial.

Peter Kusek, director del proyecto, explicó a Efe que la región de Latinoamérica y el Caribe es también en la que más tiempo se necesita para abrir una empresa nacional, lo que explica la situación en el caso de las subsidiarias foráneas.

Kusek indicó que los trámites se pueden aligerar y recordó que “en algunos países alrededor del mundo es posible empezar un negocio en menos de una semana”. El BM incluye en su estudio 14 países de la región: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Perú y Venezuela.
Entre los más lentos a la hora de establecer una filial de una empresa foránea están Haití, Venezuela y Brasil, con una media de 212, 179 y 166 días respectivamente. Por el contrario en Chile se necesitan sólo 29 días.

Pese a esa lentitud, Kusek señaló que Latinoamérica es una de las regiones más abiertas a la hora de aceptar inversiones foráneas en los distintos sectores de la economía.  “Chile, Guatemala y Perú son algunos de los más abiertos del mundo en ese sentido”, explicó. Otras economías de la región, como México, Venezuela o Bolivia, restringen la inversión extranjera en ciertos sectores de su economía como el del transporte, la energía o el de medios.

En líneas generales, el informe destaca que los sectores de medios, transporte, electricidad y telecomunicaciones están entre los más protegidos del mundo. Por el contrario, el sector del turismo es uno de los más receptivos a la inversión extranjera. Latinoamérica obtiene también una buena calificación en el apartado del acceso a suelo industrial.

“Todos los países permiten a los inversores extranjeros acceder a suelo industrial”, dijo Kusek, quien señaló de todos modos, que la situación es muy dispar en la región. “En Perú el alquilar tierra de propiedad privada lleva unas tres semanas, mientras que en Nicaragua puede ser necesario medio año”, explicó.

En líneas generales, el informe menciona que la existencia de leyes “excesivamente restrictivas y obsoletas en muchos países son un impedimento para atraer inversión extranjera directa”. Janamitra Devan, vicepresidente de Desarrollo del Sector Privado y Financiero del Banco Mundial, mencionó en un comunicado que “la inversión extranjera directa es crítica para el desarrollo de los países, especialmente en tiempos de crisis económica” como los actuales. Devan indicó que la inversión extranjera ayuda a crear nuevos empleos y estimula la competencia, además de mejorar el acceso de los ciudadanos a bienes y servicios.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos