Las calificadoras vuelven al ataque

Las calificadoras vuelven al ataque

Las agencias Fitch y Moody´s rebajaron sus notas. La primera apuntó a la deuda soberana griega, en pleno rescate del país heleno. La segunda colocó en revisión los depósitos de un banco inglés. 22 de Febrero 2012

Tanto la agencia Fitch como Moody´s volvieron a ser noticia, aunque su presencia no haya sido tan grata para todos.

Por su parte, la agencia de calificación Fitch rebajó hoy la nota de la deuda soberana griega hasta C, desde el anterior valor de CCC, colocándola al borde del nivel de impago.

La rebaja de la calificación se produce pocos días después de que el Eurogrupo acordase en Bruselas el segundo rescate financiero de Grecia por valor de 130.000 millones de euros.

Fitch adviertió de que "si se realiza la propuesta de reducir la carga de la deuda pública de Grecia a través de un canje de deuda con los acreedores privados, constituiría una calificación de impago".

El proceso de la quita de la deuda en manos de grandes bancos y fondos de inversión privados, conocido oficialmente por el nombre de Participación del Sector Privado (PSI), comprende una condonación de unos 107.000 millones de euros, es decir, el 53,5 por ciento del monto de los
bonos en manos del sector privado.

Los bonos en manos de estos inversores serán sustituidos por nuevos títulos griegos por un valor del 30,5 por ciento de los actuales más otros con un valor del 15 por ciento emitidos por el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, por sus siglas inglesas).

Mientras tanto, el otro afectado es un miembro de la Comunidad Europea pero no así del eurogrupo. Se trata de Gran Bretaña, quien esta vez fue víctima de Moody´s.

La agencia crediticia colocó en revisión para una posible rebaja de los depósitos y de la deuda senior de Santander UK, filial británica del banco presidido por Emilio Botín. Así lo informó la calificadora de riesgos, al tiempo que indicó que colocó en revisión la nota de la deuda subordinada, así como las calificaciones de la deuda junior subordinada y de las acciones preferentes de la entidad. 
     
Moody‘s explicó que la revisión de la nota de Santander UK se produce a consecuencia de la decisión del pasado 15 de febrero de poner bajo vigilancia los ‘ratings‘ de fortaleza financiera y de la deuda a largo plazo de su matriz.
  
Al respecto, la agencia señaló que "como no se prevé que la  revisión de Banco Santander dé como resultado una rebaja de más de dos escalones de su nota a largo plazo Moody‘s no espera que Santander UK sufra una rebaja de más de un peldaño, por lo que el ‘rating‘ a corto plazo no se ve afectado".
 
Por último, Moody‘s precisó que el proceso de revisión se centrará en el impacto que tendría la menor solvencia potencial de Banco Santander sobre el soporte de dos escalones en el rating de su filial británica.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos