Las alas del viento

Las alas del viento

La Argentina no es un país en donde los descapotables sean moneda corriente, como en otras tierras. Pero quien guste de estas carrocerías puede elegir entre unos cuantos modelos. La mayoría son versiones especiales o modelos de precio elevado, lo que confirma que, aquí, son vehículos de corte exclusivo. 26 de Noviembre 2010

Ya se ha dicho en estas páginas que los autos “abiertos” o descapotados son incluso más antiguos que los de carrocería cerrada. Basta tomar algún libro de historia del automóvil para confirmar que el techo llegó más tarde para proteger a los pasajeros (no siempre al conductor) de las inclemencias del tiempo, tal como se hacía en los carruajes a caballo. En esa época, los vehículos a motor eran muy pequeños y livianos, y si se hacían grandes no importaba demasiado el peso, ya que no se ahorraban materiales para erigir carrocerías sobre los habituales largueros del chasis.

Con el correr de las décadas, se impusieron los cascos autoportantes, es decir, sin tirantes inferiores, sino una estructura compuesta por piso, parantes, techo y algunos refuerzos. Allí llegaron las dificultades para los convertibles, ya que, al quitar el techo, se perdía rigidez y comenzaban las vibraciones. Pero la ingeniería todo lo soluciona y los cabriolets (como también se los conoce) siguieron ofreciéndose para aquellos usuarios que gustan de conducir con la cara al sol y sentir los efectos del viento al volante. El país donde son más populares es Estados Unidos, especialmente en la Costa Oeste, por su clima seco y casi siempre soleado.

Sin embargo, en los últimos años, una solución técnica permitió que este tipo de modelos se extendiera hacia más rincones del planeta: el techo rígido articulado. Nacieron así los “coupé-cabriolets”, modelos con silueta de coupé absolutamente estancos y aptos para el invierno que, en escasos segundos, pasan a ser impecables descapotables.

En la Argentina, no abundan los convertibles, pero se ofrece un puñado que alcanza para satisfacer las necesidades del usuario local. Los hay de diversos tamaños, potencias y precios, pero, en este sentido, pero pertenecen al segmento de alta gama. Por ello aquí son modelos con una importante cuota de exclusividad.

Alfa Romeo Spider
Este modelo es un clásico de la casa italiana que hoy, en la era moderna, deriva del deportivo Brera. Su línea es muy atractiva, con un frontal agresivo típicamente Alfa, definido con seis unidades ópticas. Como en los convertibles clásicos, la capota es de lona, pero de accionamiento eléctrico. Su interior es elegante y deportivo, confeccionado con los mejores materiales y un estilo algo retro, nada sorprendente en una de las marcas más antiguas y emblemáticas del mundo. Con siete airbags y el máximo equipamiento disponible, la única versión que se vende en la Argentina tiene un motor de cuatro cilindros con 2,2 litros y 185 caballos, aplicados a las ruedas delanteras, no sin antes pasar por la caja de cambios automática de seis velocidades.

Precio: US$ 77.400.
Motores: nafta 2.2/185 CV.
Altas: diseño deportivo, comportamiento dinámico, calidad interior.

Audi TT Roadster
En su segunda generación, el TT sigue siendo uno de los deportivos más atractivos del mercado por su dinámica figura, en una carrocería realizada con gran cantidad de aluminio. Con sólo dos plazas, tiene arcos antivuelco traseros (eyectables en caso de accidente) y capota de lona, que le otorga gran elegancia. El único motor disponible es el eficiente 2.0 turbo, de 211 caballos. Con esta potencia logra muy buenas prestaciones, manteniendo un bajo consumo, tanto en su variante con caja manual o secuencial, ambas de seis marchas. La tracción es delantera y, mediante sus suspensiones independientes y un sistema de amortiguación con dureza variable, el comportamiento es de primer nivel. Audi tiene disponible una completa serie de accesorios que se pueden sumar al rico equipamiento del modelo, que también puede presumir de una gran calidad y esmerada atención hasta en los más mínimos detalles.

Precio: US$ 62.400.
Motores: nafta 2.0 Turbo/200 CV.
Altas: diseño, comportamiento, nivel de calidad.

Audi A5 Cabrio
A su exquisita carrocería coupé, el A5 suma una versión descapotable que ya se vende en la Argentina. Sin alterar las medidas exteriores, adopta una elegante capota textil de accionamiento eléctrico. Su interior está planteado para cuatro personas, ofreciendo un alto nivel de calidad, un gran equilibrio de suspensiones y un plus de seguridad mediante su sistema de tracción integral, denominado Quattro. El motor es el conocido naftero V6 de 3,2 litros y 265 caballos, con el que alcanza muy buenas prestaciones sin abandonar el confort en el uso urbano. La caja se denomina S-Tronic y es secuencial de doble embrague con función automática. Su equipamiento es de los más completos, en este segmento de mediano-grandes con acento deportivo, no sólo en materia de seguridad sino también en lo que hace al confort, con audio Bang&Olufsen, pantalla central con sistema multimedia MMI y tapizados de cuero, entre otros.

Precio: US$ 92.200.
Motores: nafta V6 3.2/265 CV.
Altas: diseño exquisito, equilibrio de suspensiones, calidad y confort.

BMW Serie 3 Cabrio
Por primera vez en la Serie 3, BMW introduce techo rígido articulado en reemplazo de la capota textil, por lo que, cuando está cerrado, su figura es la de una verdadera coupé. En su desarrollo, se puso especial énfasis en la rigidez, siendo uno de los cabrios más eficientes y seguros del mercado. Con el mismo nivel de calidad y equipamiento que las otras carrocerías del modelo, se combina sólo con el motor naftero de 2,5 litros y 218 caballos (versión 325i), disponible con caja manual automática-secuencial, ambas con seis marchas. No hace falta decir que su comportamiento dinámico es excelente como en cualquier BMW de la Serie 3 (y de las otras también), siempre con tracción trasera y suspensiones totalmente independientes. En el mercado local, es un modelo que casi no tiene competencia, ya que ni Mercedes-Benz ni Audi cuentan con modelos similares en este segmento.

Precio: US$ 74.900 (manual) y US$ 77.900.
Motores: nnafta 2.5 /218 CV.
Altas: prestaciones, calidad, desempeño dinámico.

BMW Z4 Roadster
Más grande, deportivo y eficiente que la generación anterior, el nuevo Z4 muestra un estilo claramente BMW con dinamismo y a la vez elegancia. Sin embargo, los grandes atributos de este roadster de dos plazas se encuentran bajo el capot, con sofisticados motores de seis cilindros en línea (sólo esta marca los mantiene con esta configuración) y un chasis a la altura de los mejores sport de alta performance, no sólo por lo sofisticado de las suspensiones sino por el eficiente sistema de tracción trasera. A diferencia del Z4 anterior, el techo ahora es rígido articulado, por lo cual cuando está cerrado es más estanco e insonoro que la capota de lona. En la Argentina se comercializan dos versiones: sDrive23i (204 CV) y sDrive30i (258 CV), ambas con caja manual o en opción con la eficiente Steptronic de seis marchas. Con estas dos mecánicas, el Z4 compite no sólo con su rival de siempre, el Mercedes SLK, sino también con algunas versiones del sofisticado Porsche Boxster.

Precio: de US$ 69.900 a US$ 86.000.
Motores: nafta 2.5/204 CV; 3.0/258 CV
Altas: diseño, motores eficientes, deportividad, techo articulado.

Fiat 500C
Podría decirse que no es un cabrio completo, ya que conserva los largueros de los paneles laterales. Pero, como en el 500 de los años 60 y en el recordado Citroën 3CV, el segmento superior del techo es de lona y se puede correr (eléctricamente) para manejar de cara al sol, quedando la tela plegada en el sector posterior de la carrocería. Esta variante especial del más particular de todos los Fiat se asocia al motor naftero 1.4 de 100 caballos, que puede acoplarse a una caja manual de seis marchas o a una Dualogic de cinco. A tono con su carácter exclusivo, tiene un generoso equipamiento de confort, pero sobre todo de seguridad, con siete airbags, frenos con ABS y control de estabilidad ESP. El 500 C se puede adquirir bajo pedido a un precio inicial de US$ 27.000.

Precio: US$ 27.000.
Motores: nafta 1.4/100 CV.
Altas: diseño atractivo, equipamiento, calidad general.

Mercedes-Benz SLK
Al SLK, nacido en 1996 como un roadster compacto y liviano, se lo recordará siempre por ser uno de los primeros modelos en adoptar el techo rígido articulado, hoy popularizado en infinidad de modelos alrededor del planeta. En su segunda y actual generación, puede jactarse además de un excelente comportamiento dinámico y mayor comodidad en su habitáculo de dos plazas. En la Argentina, se ofrece con dos motores. La versión 200 Kompressor tiene un 1.8 de cuatro cilindros que, sobrealimentado por compresor, eroga 184 caballos y alcanza muy buenas prestaciones. Sin embargo, la mejor performance es para la variante 350 con motor V6 de 272 caballos, acoplado únicamente a la eficiente caja automática 7G-Tronic de siete marchas. En el extremo más alto, el SLK 55 AMG monta un V8 de 360 caballos que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,9 segundos. Su chasis y el tratamiento de la mecánica está puesto a punto por la división sport de Mercedes. En esa versión, el precio asciende a US$ 145.000

Precio: de US$ 68.900 a US$ 145.000.
Motores: nafta 1.8 compresor/184 CV; V6 3.5/272 CV; V8 5.5/360 CV.
Altas: imagen, calidad, comportamiento, prestaciones del AMG.

MINI Cooper S Cabrio
Siempre de la mano de BMW, la casa británica ofrece productos atractivos y con mucha personalidad. En su segunda generación, el Mini también ofrece una versión descapotable, que continúa fiel a la capota de lona. De no ser por este tipo de techo, lo demás no difiere demasiado de la versión "cerrada". Comparte el motor 1.6 turboalimentado de 170 caballos, con el que alcanza excelentes prestaciones, ya sea con caja manual o automática-secuencial, ambas de seis marchas. Lo mejor de este Mini es su temperamento deportivo, el comportamiento dinámico que obtiene con elaboradas suspensiones independientes, con un desarrollo poco habitual en modelos de este tamaño. Con un completo equipo de confort y seguridad, este Cooper S ofrece además una serie de accesorios que permiten personalizarlo casi a la medida del usuario.

Precio: US$ 49.900 (manual) y US$ 51.900 (Steptronic).
Motores: nafta 1.6 Turbo/170 CV.
Altas: diseño especial, dinámica deportiva, opciones de personalización.

Peugeot 207 CC
La marca del león es una de las precursoras de las carrocerías coupé-cabriolet, con techo rígido articulado que le permite mutar a cualquiera de las dos fisonomías. El 207 CC reemplaza al 206 CC, ofreciendo una carrocería ampliada y un interior más cómodo, aunque con plazas traseras casi inhabitables. La única versión que se comercializa en la Argentina, importada de Francia, tiene un eficiente motor naftero 1.6 turboalimentado de 156 caballos. Desarrollado entre PSA y BMW, este impulsor -el mismo que monta el 207 GTI- le otorga al 207 CC muy buenas prestaciones, manteniendo valores de consumo adecuados. Su equipamiento de confort y seguridad es full (incluye control de estabilidad), con un nivel similar al de gamas superiores. En el mercado local, no existen otros modelos en este segmento de modelos compactos con las características del 207 CC.

Precio: $ 150.000.
Motores: nafta 1.6 Turbo/156 CV.
Altas: diseño atractivo, comportamiento, calidad mejorada.

Peugeot 308 CC
Al igual que su antecesor, el 307 CC, este nuevo mediano con carrocería coupé-cabrio, tiene un diseño que impacta a su paso. Basado en el 308, tiene plazas traseras un poco más habitables y su carrocería muestra niveles más altos de rigidez, además de un impecable comportamiento dinámico. Llega con equipamiento full, incluyendo airbags laterales de mayor sección, protegiendo las cabezas de los ocupantes delanteros en caso de choque lateral, que se suman a los arcos traseros eyectables en caso de vuelco. El 307 CC se "descapota" en pocos segundos y cuenta con un sistema de aire caliente a la altura del cuello de los ocupantes, para poder utilizarlo también en invierno sin pasar frío. El único motor disponible es un naftero de cuatro cilindros con 1,6 litros de inyección directa. Turboalimentado, entrega 152 caballos que se transmiten a las ruedas delanteras mediante una caja manual de seis marchas.

Precio: $ 186.700.
Motores: Nafta 1.6 turbo/152 CV.
Altas: diseño, comportamiento, seguridad y rigidez.

Porsche Boxster
Pocos deportivos deben existir en el mundo que, con potencias relativamente moderadas, puedan ser tan dinámicos, seguros y a la vez divertidos. Más allá del refinamiento técnico de cualquier Porsche, el Boxster se beneficia de un motor en posición central, lo que le otorga una excelente distribución de pesos, reflejada en su muy buen comportamiento. Con capota de lona y dos plazas, la última serie llega con algunos retoques estéticos y novedades mecánicas, como la inyección directa para la versión S, que monta un 3.4 de 320 caballos, con el que alcanzan excelentes prestaciones, ya sea con la caja manual de seis marchas o con la secuencial de doble embrague de siete relaciones. El Boxster más "accesible" tiene un 2.9, también de seis cilindros opuestos, con 240 caballos. Hasta la salida del todoterreno Cayenne, éste descapotable era el Porsche más vendido de la marca alrededor del planeta.

Precio: US$ 99.100 (Boxster) y US$ 115.500 (Boxster S).
Motores: nafta bóxer 2.9/255CV; 3.4/320 CV.
Altas: diseño, comportamiento dinámico, eficiencia del motor.

Porsche 911 Cabriolet
Este es el Porsche más emblemático de todos los tiempos, con configuración de motor trasero detrás del eje. Su última generación recibió recientemente algunos retoques estéticos y, al igual que el Boxster/Cayman, incorporó inyección directa en sus motores, siempre boxer de seis cilindros opuestos. El "Carrera" es el más "accesible", con un 3.6 de 345 CV. El Carrera S incorpora un 3.8 de 385 CV, que también se combina con tracción integral en la versión "4". En el tope de gama, el Turbo recibe un 3.8 similar pero sobrealimentado con doble turbina, obteniendo una potencia de 500 caballos que se trasmiten a las cuatro ruedas. Sus prestaciones son excepcionales, llegando a los 310 km/h y acelerando de 0 a 100 km/h en unos 4 segundos. Pero, como si eso fuera poco, la última incorporación es el Turbo S, versión potenciada a 530 caballos que alcanza una máxima de 315 km/h y baja el tiempo de aceleración a 3,4 segundos. Estas son las versiones disponibles con carrocería descapotable, que se denomina Cabriolet y es parte de la gama 911, desde 1983 (la carrocería cerrada se presentó en 1963).

Precio: de US$ 185.000 a US$ 364.000.
Motores: nafta 3.6/345CV; 3.8/385 CV; 3.8 biturbo/500 CV, 3.8 biturbo/530 CV.
Altas: imagen emblemática, deportividad, calidad, prestaciones versiones Turbo.

Volkswagen Beetle Cabrio
A pesar de que es una "remake", el New Beetle ya es un clásico del mercado, con más de 12 años de vida. Producido en México para todo el mundo, a la Argentina llega con cuatro versiones, de las cuales una de ella es descapotable, con techo de lona, a la antigua usanza. Esta variante posee el máximo equipamiento disponible y se asocia al conocido motor naftero 1.8 turboalimentado, con una potencia de 150 caballos. Este impulsor se puede combinar con una caja manual de cinco marchas o una automática-secuencial Tiptronic de seis. Los airbags laterales protegen también la cabeza y se suman a los frontales, en una dotación de seguridad que incluye frenos con ABS y control de estabilidad ESP. Pero lo más importante es el sistema de arcos traseros eyectables en caso de vuelco, que protege las cabezas de los ocupantes posteriores.

Precio: $ 169.000.
Motores: nafta 1.8 turbo/150 CV.
Altas: diseño vigente, motorización, equilibrio dinámico.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos