La vida móvil

La vida móvil

Mapas para orientarse, noticias y pago de servicios... Hace rato que los celulares dejaron de ser sólo para hablar por teléfono. Lo que viene. 26 de Mayo 2010
Dentro de un tiempo no muy lejano, la gente ya no tendrá idea de que los celulares servían, en un principio, sólo para hablar por teléfono. Es que, habiendo pasado esa etapa inicial y algunas sucesivas, en las que importaban el look del aparatito (incluyendo ringtones y tuneadas varias) o las novedades tecnológicas del fierro (cámara de fotos, reproductor de música, video), se llegó, finalmente, a la madurez de una nueva fase, en la que lo esencial es qué se puede hacer con el dispositivo en la mano.

En este contexto, los usuarios de telefonía móvil se encuentran, hoy por hoy, ante una gama de ofertas que van desde opciones de pago a través del celular hasta sensores para verificar en su teléfono que su automóvil no se esté excediendo de velocidad, pasando por distintas aplicaciones de geolocalización. Ya no se trata sólo de recibir correo electrónico, bajar música o participar de alguna red social. El uso del celular está ganando en complejidad. Y pocos están dispuestos a perderse este negocio, de volumen difícil de proyectar. 

“La penetración de la telefonía móvil en la región es del 80 por ciento, frente a un 25 de Internet”, detalla Martín Petersen, director de Ventas para América latina y Caribe de Mobilenik.“Se trata del canal digital con mayor potencial, que llega a sitios donde no hay Internet ni teléfono fijo”, justifica. Esta firma desarrolló una solución de mobile banking, que permite realizar cualquier operación desde un dispositivo de mano. “Para los bancos, es una alternativa para llegar a una población virgen”, indica el ejecutivo. Respecto de la madurez del mercado, agrega que “antes, los early adopters eran los empleados corporativos, que tenían siempre el último gadget tecnológico, mientras que, hoy, los más maduros para adoptar estas tecnologías son los jóvenes”.

De todo, como en botica
Uno de los puntos de encuentro clave para conseguir aplicaciones para los teléfonos celulares son las tiendas virtuales a las que los principales jugadores apostaron por la web. Alfredo Pinkus, Alliance Solution manager de RIM, la creadora de la BlackBerry, asevera que “los usuarios están a la espera de este tipo de iniciativas de parte de los fabricantes y pasan a utilizarlas inmediatamente”. El ejecutivo menciona como caso de éxito la tienda virtual de aplicativos AppWorld, que la compañía lanzó en junio de 2009 a escala regional. También destaca el hecho de que sus competidores hayan pisado este terreno. “De todas formas, hay que aclarar, y esto es una tendencia mundial, que la mayoría de los aplicativos móviles que se descargan son gratuitos”, concluye Pinkus.

Android Market es el espacio para conseguir cualquier aplicativo para los teléfonos basados en el sistema operativo de Google. El iTunes Store contiene todo lo que el usuario de iPhone necesita y Ovi Store, el núcleo de programas para Nokia. “Estamos trabajando en la localización de los medios de pago, para eliminar una de las principales barreras que tienen estas tiendas”, apunta Fernando Freytes, gerente de Software y Servicios de Nokia Argentina. Entre las propuestas en desarrollo del fabricante finlandés de equipos, suena muy fuerte la de que los montos lleguen junto con la factura del operador, un mecanismo al que los usuarios están acostumbrados.

Otro punto es que la mayoría de los sistemas operativos que funcionan en estos pequeños dispositivos son abiertos, lo que produce que sean incontables los de-sarrolladores que pasan sus noches y sus fines de semana generando nuevos chiches para celulares, en lugar de pasear con la familia o de salir con sus amigos. 

Bienvenidos al tren
Es imposible hacer un recorrido exhaustivo que abarque todas las opciones que ya están disponibles, aunque se puede hacer un repaso de los lanzamientos más ruidosos. Google, por ejemplo, se despachó con Goggles, que permite hacer búsquedas en Internet a partir de la captura de una imagen que se haga con el celular. “Para muchas búsquedas, es realmente más fácil utilizar una imagen que una serie de palabras, especialmente, en un dispositivo móvil”, apunta Daniel Heft, gerente de Comunicaciones de Producto de Google para América latina. “La visión computarizada es una disciplina que está en pañales”, apunta. Nokia, por su parte, ya probó el Ovi Maps (su servicio de mapas) y está preparándose para lanzar en el país Comes with Music, una prestación que habilita a quienes adquieran determinados modelos a bajar música gratis de manera ilimitada por un año.

También el operador Personal se mostró activo: lanzó álbumes para celulares antes de que los discos llegaran a las bateas (ocurrió con bandas como la local Babasónicos y la internacional U2) y mostró aplicaciones como Finder (para localizar amigos o una dirección sin necesidad de GPS), Navegador (en alianza con Garmin, que localiza la posición del usuario y lo guía a un destino con manos libres) o Backup (para hacer copias de seguridad de la tarjeta SIM del teléfono). Ignacio Nores, gerente de Innovación y Servicios de Valor Agregado de la empresa del grupo Telecom, destaca la realización de una campaña de advertising con geolocalización. En septiembre, durante el partido entre la Argentina y Perú, jugado en el estadio de River Plate, por las eliminatorias para el Mundial de fútbol Sudáfrica 2010, se regaló una canción en formato MP3 a las personas que se encontraban en el lugar a la hora del inicio. “Este tipo de herramientas permiten una mayor efectividad de las campañas por el aprovechamiento de oportunidad”, concluye Nores.

 Llamando a las empresas
 Esta “fiebre móvil” no debería ser obviada por las grandes empresas, que encuentran aquí una oportunidad de acercarse a clientes y prospectos con algo a lo que pocos humanos suelen negarse: juguetes tecnológicos.

CodaMation es una organización especializada en la generación de soluciones móviles pensadas, precisamente, para que las corporaciones puedan sacar provecho. En 2009, su facturación ascendió a $ 2,8 millones, de la mano de aplicaciones como BanelcoMap, que localiza el cajero automático más próximo respecto de la ubicación del smartphone y que tuvo 7500 usuarios en sus primeros 30 días de actividad. “Las empresas que trabajan en estos desarrollos persiguen la apertura de nuevos canales de interacción con sus usuarios”, explica Federico Nano, CEO de la compañía, para quien sus clientes son first movers en cuanto a innovación tecnológica: “Están buscando lo nuevo para marcar un camino”. CodaMation también desarrolló una aplicación para DirecTV, que permite consultar la programación de las señales (con más de 65.000 downloads), y otra para OSDE, que sirve para acceder a la cartilla médica. 

Y, si bien el celular es considerado un peligro para los conductores, en particular para aquellos que van hablando mientras cruzan los semáforos en rojo, LoJack lanzó Prevent. Se trata de una serie de servicios, de los cuales uno, por caso, consiste en delimitar a través de una página web una “zona segura” por la cual el vehículo puede circular. “En el caso de que éste no respete dicho perímetro, se informará al cliente, a través de un SMS al celular configurado”, explica Julián López Grillo, gerente de Producto de la compañía. Del mismo modo, se puede setear una velocidad máxima o que se avise al celular ante una frenada brusca. Estas aplicaciones pueden ser aprovechadas tanto por particulares como por compañías de seguros, flotas de taxis, empresas con vehículos de logística o cualquier organización con considerable nivel de inversión en capital circulando por la calle. 
Que Dios (y el celu) te lo paguen...

Nano cree que 2010 será el año de despegue de, en sus palabras, “todo lo relacionado con pagos de servicios, transferencias, redención de cupones e interacción general entre el teléfono y el dinero”. CodaMation ya presentó, en ese sentido, la aplicación Fotopago. Mariano Scheinsohn, gerente de Servicios de Valor Agregado de Claro, la operadora de telefonía celular de América Móvil, coincide: “Este año, estaremos muy activos en términos de mobile payment y mobile marketing, ya que las empresas están viendo estos servicios como parte de su estrategia de comunicación”.

En este plano, Tarjeta Naranja, con su iniciativa Mo, tomó la delantera: se trata, ni más ni menos, que de convertir el celular en un medio de pago. “El producto es multiteléfono, porque la plataforma está basada en SMS, que todos los equipos soportan, y multicarrier”, explica Gustavo Fazzio, gerente de Nuevos Desarrollos de la compañía. “El objetivo es llegar a la mayor cantidad de los 40 millones de líneas móviles existentes posible”, apunta. El directivo detecta dos barreras: la seguridad (qué ocurre si al usuario le roban el celular en la calle) y si funcionará en los puntos de venta. Sobre el primero, aclara que “ante la denuncia de robo del teléfono, se inhabilita el SMS y listo”. Sobre el segundo, destaca que “es muy nuevo pero, hasta ahora, las experiencias fueron satisfactorias”. First Data, la empresa encargada de administrar el producto, permite que los comercios puedan adherirse sin problemas extra, disminuyendo, de esta forma, la barrera de entrada.

También, se espera que este año florezcan aplicaciones de búsqueda, tanto por imágenes (como la mencionada Goggles) como a través de la voz. Esto último significa que será suficiente que el usuario acerque su boca a su teléfono y diga “necesito un baño público” para que, en la pantalla, se despliegue un mapa con los urinarios que están disponibles alrededor.

Esto, por supuesto, hasta tanto los celulares sigan sin incluir urinarios propios. En ese momento, será muy pero muy difícil encontrar alguna excusa para volver, como en los viejos tiempos, a tener una vida fuera de estos dispositivos que, alguna vez, sirvieron sólo para hablar por teléfono.
 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos