La tecnología que rompió el molde 2010

La tecnología que rompió el molde 2010

Netbooks vs. tablets, nubes públicas y privadas, teléfonos para ver TV o leer libros, servidores que renacieron en formato 2.0, la explosión de las redes sociales, la Internet móvil y, claro, la fascinación por las aplicaciones móviles o la realidad aumentada. 29 de Septiembre 2010

Los patriotas de Mayo se iluminaban con velas; las tres dimensiones de los elementos eran las que podían tocar; las nubes eran las que anunciaban la lluvia y las redes sociales eran el chasqui, repartiendo el correo, y los vecinos, pasándose información boca a boca. No hay duda, aquel momento y la actualidad son incomparables en la mayoría de los aspectos. El contraste es obviamente aún más notorio en materia de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TICs). Sin embargo, el Bicentenario encuentra al país ante una realidad especial: la IT logró reducir el delay con respecto al resto de los países, también de los más desarrollados.

En software, se puede acceder, al mismo tiempo que el resto del globo, a todos los productos, con excepción de los sistemas que necesitan una localización, especialmente en cuanto a temas fiscales.

En hardware, una gran brecha es el precio y, aquí, sí pesa la distancia y el tamaño del mercado: no llega toda la oferta y la que llega es sensiblemente más cara que en los Estados Unidos y Europa. Mientras, la vida móvil llegó también al país para quedarse, con aplicaciones que pueden adquirirse con sólo un click.

Un anuario siempre es un buen momento para pasar revista; más en un año como el actual. Por eso, empresarios, analistas y expertos cuentan cuáles fueron las TIC que se destacaron este año, tanto para el segmento corporativo como para el consumidor final.

Cloud y Virtualización
ALTA EN EL CIELO
Las ilustraciones del Billiken mostraban a los patriotas bajo la lluvia el 25 de mayo de 1810. Esas eran las únicas nubes que se veían en el horizonte. Hoy, cuando de nubes se habla, la referencia puede ser el clima o la tecnología.

Aunque el concepto de cloud computing como tal es reciente, de algún modo, usar aplicaciones en la nube es una posibilidad desde hace años. El mejor ejemplo son servicios de mensajería como Hotmail, con más de 15 años de vida, o Yahoo!. Las nubes privadas están destinadas a firmas que compran infraestructura para sus propios servicios; y las públicas para quienes las usan para ofrecer una plataforma de ditribución.

Ahorro de gastos en infraestructura, servicios compartidos, menor uso de energía, sistemas on demand, son algunas de las variables por las que tanto el sector corporativo como el consumidor final adoptan ese “cielo” informático. Buenos ejemplos son esas aplicaciones tan cancheras que se utilizan en los celulares o, también, las hojas de cálculo que se aprovechan desde Internet.

La movida implica tanto al hardware como al software. Desde los procesadores, que permiten una mayor performance de los equipos, hasta la inmensa cantidad de programas que pueden usarse desde cualquier lugar.

Según el pronóstico de IDC para 2010, después de un 2009 difícil para el mercado de servidores, la visión es que, este año, se verá una recuperación con crecimientos de 8,4%, en valor, y de 11,4% en unidades. “Gran parte de esta recuperación estuvo impulsada por soluciones de valor que involucraron plataformas blade y rackeables de mayor porte. El principal objetivo de las mismas se centró en la consolidación de cargas de trabajo y en un aumento de eficiencia de costos de administración y energía”, detallan desde IDC. Según comentan en la consultora, muchas de estas soluciones estuvieron asociadas con proyectos de virtualización.

“Virtualización está en casi todos los proyectos como algo demandado y apreciado por quienes buscan soluciones. Cloud es más genérico, pero está relacionado con lo anterior”, amplía Diego Beaumont, gerente de Hardware de IBM Argentina, que ofrece equipos de todas las plataformas para poder satisfacer la creciente demanda por el mundo virtual.
El de las plataformas no es un tema menor, ya que para poder aprovechar los recursos existentes e integrar nuevos es clave que la comunicación sea sin trabas. “Todo viene empujado por un tema de economía y restricción de presupuestos. Cada vez, se exige hacer más con menos presupuesto, haciendo un uso más eficiente de la infraestructura que se tiene”, reconoce también Oscar Lehman, Product Manager de Servidores para MCA de HP. “La energía y el espacio físico, en el centro de cómputos son dos variables que pesan hoy, aunque no haya dependencia directa del costo de la energía, lo que hace considerar a otras soluciones”, agrega y resume: “Se va hacia servidores más chicos, rackeables, que reemplazan al gran servidor; y luego a los blade, que son más integrados. Hay más equipamiento para administrar, lo que agrega complejidad”.

La otra pata de la nube y la virtualización es el software. “El principal cambio que hemos visto en virtual computing, en todos sus rubros, es la llegada a un uso en entornos productivos mucho mayor que en años anteriores, incorporándose en el plan informático de las organizaciones”, destaca Hugo Espinoza, director estratégico de Canales y Ventas de Citrix para Latinoamérica y el Caribe. “Esto ha ocurrido de la mano de grandes empresas de finanzas, telcos, retail, salud, que están explorando en virtualización de desktops; seguida por las pymes. Aplicaciones y servidores tuvieron el salto años atrás”, detalla Espinoza, para quien, a futuro, se elegirán empresas que garanticen servicios, calidad y pago por uso. “Se está viendo un interés de los service providers de establecer modelos de valor agregado para nubes privadas y públicas”, cierra el ejecutivo de Citrix.

Falta que el concepto se afiance con fuerza en el mercado local. Daniel Galanti, director de la empresa SYSOne, comenta: “El mayor desafío del cloud en nuestro país es superar la desnivelación tecnológica existente en las firmas. En general, los sistemas de finanzas o contabilidad, por ejemplo, funcionan integrados con varias plataformas. Pero, hay mucha disparidad entre esos sistemas”.

Con las posibilidades que brinda el hard, el software puede crecer en conceptos como  on demand, que pesa cada vez más fuerte; empresas como Microsoft, Oracle y SAP, por ejemplo, tienen una larga historia de licenciamiento. Sin embargo, también se subieron a esta movida. “Al área de Sistemas le permite una reducción de CAPEX y su transformación en OPEX, mayor administrabilidad del negocio”, comenta Ezequiel Glinsky, director de la Unidad de Negocios de Servidores de Microsoft para Argentina y Uruguay. En cuanto a la agenda de la nube, el ejecutivo resalta que en los escritorios y las aplicaciones ya es una realidad. “Cualquier usuario, quizás sin saberlo, la está usando”, cierra.

Smartphones y TV celular
PEQUEÑOS INTELIGENTES Y ¿MASIVOS?
La Argentina, desde hace un par de años, tiene una penetración de telefonía celular del 100%. Hay más de 40 millones de líneas. Pero, eso también hace que sea un mercado con una tasa de crecimiento baja. Por eso, los operadores apuestan al nicho de los teléfonos inteligentes, de los que cada vez hay más opciones por parte de los fabricantes. “Las compañías van a un modelo de promoción y venta de smartphones, ya que el ARPU (ingreso medio por usuario) venía estancado y vender datos es lo que mueve la aguja”, explica Pablo Tedesco, director de TBI Unit. “El mercado general se quedó y no se espera más de 9% de crecimiento para 2010”, pronostica el consultor.

Según datos de Carrier & Asociados, en 2009, el mercado de terminales cayó 8%, con una excepción: el segmento de los smartphones. “En la primera mitad del año, mostró un avance del 130%, para alcanzar las 467.000 unidades, equivalentes al 9,3% del total de terminales”, detalla Enrique Carrier.

Aunque el segmento corporativo fue el primer cliente de este tipo de dispositivos, los más jóvenes también se subieron a la ola, pero con otro tipo de búsquedas. Para los ejecutivos, la clave es mantenerse conectados con la oficina, con su mail corporativo y aplicaciones enterprise a cuestas. Para los de menor edad, el gancho pasa por disfrutar de aplicaciones de video y manejar las redes sociales sin estar atado a la PC.

La competencia está dada, por un lado, por los fabricantes, y, por el otro, por los proveedores de sistemas operativos. Nokia, por ejemplo, es el mayor proveedor de celulares en el mundo, pero su reinado está siendo golpeado en esta categoría. Por un lado, se afianzó Apple, con su iPhone, cuya última versión acaba de aterrizar en la Argentina. Por el otro, impulsan players como la BlackBerry, de RIM o Android, el sistema operativo para celulares desarrollado por Google.

“BlackBerry creció por encima del mercado con un 181%, hasta alcanzar 184.000, lo que lo ubica al tope del market share con un 39%, desplazando a Nokia, que, con un 20%, cayó al tercer lugar, reflejando su pérdida de terreno en el segmento y a nivel mundial”, detalla Carrier desde sus oficinas.

En cuanto a los sistemas operativos (SO), Android alcanzó las 118.000 unidades. Eso significaría que está presente en uno de cada cuatro smartphones. “Se trata de un crecimiento espectacular, habida cuenta de que este sistema no había realizado venta alguna en el primer semestre de 2009”, comenta Carrier.

Una empresa que supo subirse a la ola es Motorola. Cuando nació la telefonía móvil en la Argentina, la firma era casi un genérico para los usuarios locales. 20 años después, logra reverdecer esos laureles de la mano de los móviles inteligentes. La clave fue enfocarse en una sola tecnología que fue, justamente, el SO de Google. “Era un desafío traer Android. Los operadores nos miraban y decían que acá no era conocido. Los resultados son impresionantes”, admite Antonio Quintás, gerente General para Latinoamérica del negocio de Mobile Devices de Motorola.

Para Samsung, la estrategia pasa por otro lado. “Distintos sistemas operativos hacen más amigable la navegación. Por eso, tenemos: el nuestro, Android y Windows Mobile”, detalla Federico González Iturbe, director de la división Celulares de Samsung. “La idea es que cada consumidor elija el que más le gusta”, define. Y destaca el uso de YouTube como la plataforma más usada para el consumo de contenidos visuales en el teléfono en el país, muy por delante de la también recién estrenada TV por celular.

Redes Sociales
UN MOTOR QUE NO SE DETIENE
La Gaceta fue el diario creado por Mariano Moreno allá lejos y hace tiempo, puntapié inicial para los medios de comunicación en la Argentina. Aunque el diario en papel decrece en su participación en el mercado y algunos, como el Jornal do Brasil, sólo mantienen en la actualidad su formato online, lo que no para de crecer es la comunicación. Radio, televisión, el teléfono, el fax, la PC y los celulares permitieron, y lo siguen haciendo, que la información circule.

En esta carrera, las redes sociales han sido, quizás, la forma de comunicarse de más alto desarrollo en el último año. Desde la perspectiva IT, ya no es simplemente leer: es escribir, compartir, opinar, hacer marketing, publicidad o, jugar.

Como señala la consultora Carrier & Asociados en su informe “Usuario online argentino 2010”, en usuarios de Facebook, el crecimiento en nuestro país fue del 56%, entre mediados de 2009 y de 2010, sólo teniendo en cuenta usuarios individuales. “Ya son 9,4 millones y la red es usada por el 97% de quienes participan en alguna red social”, amplía Enrique Carrier, director de la firma ante IT Business. En Twitter, a enero de 2010, había más de 620.000 usuarios, una realidad que buscan aprovechar también las empresas (ver página 8).

Carrier destaca una consecuencia particular de su uso: el impacto en servicios tradicionales como el correo. “En el último año, la cantidad de usuarios que se conectan diariamente al mail cayó del 77 al 53%. Un efecto similar se dio con quienes utilizan herramientas como el messenger, que también bajó del 62 al 34%”.

Tablets y Nanotecnología
ESA BENDITA MOVILIDAD
En la evolución de los dispositivos tecnológicos, el tamaño va de mayor a menor. De las desktops, que ocupaban un escritorio entero sólo con la CPU, a los smartphones, el mundo ha ido empequeñeciéndose. En ese camino, todo fue posible, en gran parte, gracias a la nanotecnología, empezando por el entorno de los procesadores. Como dice Gabriela Gallardo, gerente de Gobierno, Educación y Negocios para Cono Sur de Intel: “Es lo que permite que podamos tener dispositivos cada vez más fríos y más rápidos, con diseño delgado”.

“Antes, no se podía físicamente hacer máquinas pequeñas por temas como el calor, la duración de la batería, el peso. Hoy, además de chicos, consumen menos energía, son dispositivos más green. Hay menor reciclaje de baterías, algunas duran hasta 24 horas, funcionando en una notebook por ejemplo, no sólo en un MP3”, detalla Gallardo.

Desde esta perspectiva, las nuevas estrellas parecen ser las tablets. Cabe recordar que no se trata de aquellas Tablet PC a las que el mercado masivo se resistió hace años. Se trata, en cambio, de equipos que hoy se definen bajo la estela de la iPad de Apple. Tras su presentación, a principios de 2010, varios son los proveedores -entre ellos, Samsung, Cisco o Dell- que buscan seguir el ejemplo. Se espera que incluso RIM, el competidor de Apple en el nicho de smartphones, presente en estos días su propia tablet.

“Lo más disruptivo que apareció en el último tiempo tiene que ver con el enorme incremento que hay en la movilidad. Ahí, entran las tablets”, define Gustavo Ripoll, Country Manager de Dell Argentina, que cuenta con su propio gadget, la Streak, que aún no llegó al país. “A diferencia de otros competidores, apuntará el sector corporativo”, anticipa Ripoll.

En Samsung, por su parte, se enfocarán en ambos tipos de cliente. “El consumidor y sus hábitos cambian: hoy quieren navegar de manera móvil”, explica Federico Álvarez Iturbe. Cumplir será la meta del Galaxy, la tablet de la firma coreana recientemente presentada, que cuenta con una pantalla de siete pulgadas y WiFi y 3G.

Mainframe
EL REY HA MUERTO, VIVA EL REY
Hasta hace no tanto tiempo, a medida que los servidores se achicaban, muchos analistas y usuarios vaticinaban la desaparición del mainframe. Sin embargo, en el último año volvieron a desplegar su poderío. También, lo hicieron a partir de la expansión del modelo de virtualización, según indican desde empresas como CA Technologies, Hewlett-Packard o IBM, que llega a facturar u$s 3.500 millones por año con estos equipos.

“El mainframe nunca murió. Tiene 45 años de vida y fue el hito del procesamiento masivo”, opina Diego Beaumont, gerente de Hardware de IBM Argentina. “No solamente se amplía la cantidad de clientes en el mundo. En el mainframe se desarrollan todas las tecnologías; también la virtualización. Hace tiempo, se virtualiza el mainframe con los principios que se usan ahora”, asegura.

Las empresas que tienen grandes requerimientos de procesamiento y seguridad, como los bancos, son usuarias de mainframes e incorporan cada vez más prestaciones, como la integración de blades bajo el mismo escenario y el mismo nivel de administración. “Es una insignia para IBM, es un role model tecnológico”, concluye Beaumont.

Aplicaciones móviles y Business Intelligence
UN MUNDO DE APLICACIONES
Con un mercado que se evalúa hoy en u$s 11.000 millones para todo el mundo, se convirtieron en uno de los grandes ganadores del último año IT. Se trata de las aplicaciones móviles (apps, por su abreviación en inglés). Sus usuarios varían de acuerdo con el tipo de consumo y del equipo móvil que usen. Quien tiene un iPod tiende a buscar aplicaciones relacionadas con entretenimiento o música, y quien tiene un BlackBerry o una tablet, buscará herramientas para el trabajo. Sólo para usuarios de Android, hay más de 80.000 aplicaciones disponibles. Por su parte, en el App Store, de Apple, ya son 250.000.

El modelo está encontrando su paralelo en otro segmento de software que está despegando: el Business Intelligence (BI). También en el mercado local, está incorporando el concepto de movilidad. ”Estamos sembrando inteligencia móvil para poder explotar el próximo año”, señala Diego Keller, Regional Manager para Multi Country LATAM de Microstrategy.

La competencia en BI se da entre vendors como SAP, Oracle o Microsoft, y los de nicho, como Microstrategy, SAS o Qlikview, en un mercado local en el que cerca del 70% de las firmas tienen algo de BI y en el que su crecimiento supera al promedio del sector cada año. Con sus diferencias, hay tendencias de BI que todos siguen: el trabajo de la aplicación sobre la memoria y movilidad. Y aquí, también, la gran apuesta a futuro pasa por las tablets. De hecho, la compañía de Keller apostó a la plataforma de Apple para adentrarse y afianzarse en el rubro.

Por su parte, Javier Colomb, gerente de Desarrollo de Negocios para SAP MCLA, destaca: “La agenda gira en torno a movilidad y a procesos”. No sorprende: SAP protagonizó este año una de las principales M&As del sector cuando adquirió Sybase, la desarrolladora de apps empresariales y BI móvil, por u$s 5.800 millones.

3D
PREPAREN LOS ANTEOJOS
Gaturro persigue a Ágata en la pantalla. Saltó del papel directo al cine 3D, todo made in Argentina. Las salas que ofrecen "cine con anteojitos" son cada vez más y compañías como Full Entertainment llevan años desarrollando películas y cortometrajes en tres dimensiones. “La tecnología aumenta la capacidad creativa de la gente que hace juegos y videos”, opina Sebastián Saje, Technical Specialist de Autodesk, compañía que provee, entre otras cosas, software para diseño en 3D, como el Alias, que está orientado al dibujo. “En arquitectura es normal hacer el modelo tridimensional. Y, en visualización, la idea es que todo sea en 3D, sobre todo en efectos visuales”, dice Saje.

La televisión no se queda atrás. Aunque gran parte de los argentinos está recién pagando las primeras cuotas del LCD “normal” (según estimaciones de Prince & Cooke, se venderán este año cerca de 2 millones), los fabricantes ya aceleran. Samsung, Sony y Panasonic, por ejemplo, ya presentaron LCDs en tres dimensiones, y también MSI, Sony o Lenovo lanzaron notebooks con 3D. Si bien, por ahora, sólo para bolsillos con alto poder adquisitivo.

Malware
MAS DISPOSITIVOS, MAS RIESGO
Allá por 1810, la seguridad estaba en manos de la policía. Hoy, en parte, también. Pero, en el mundo tecnológico, todo depende de sistemas para prevenir ataques. Así como hace 10 años el tema eran los virus “que te destruían la PC”, hoy la tipificación del delito cibernético es diferente. “Antiguamente, la gente desarrollaba las amenazas para salir en los medios, por forma”, relata Paulo Vendramini, director de Ingeniería para Latam de Symantec. “Hoy, los ataque son los que no se perciben, pero abren el acceso a la utilización de los datos. Hay un mercado paralelo donde se comercializa esa información: usuarios, tarjetas de crédito, entre otros”.

El 90% de las amenazas actuales tiene que ver con ataques orientados al segmento financiero: mails con links que piden volver a completar la información son la puerta de acceso más fácil que tienen los atacantes. “La creatividad e innovación que hemos visto en términos de amenazas es impresionante. Es muy difícil, para el usuario final, tener en cuenta todas estas amenazas”, alerta Vendramini.

Las corporaciones deben tener en su plan de seguridad muy presente que el usuario se conecta a redes que desconoce. “El sistema de seguridad de las máquinas y dispositivos tiene que tener en cuenta eso. La empresa tiene que pensar que el empleado es un usuario así y es parte del negocio que se interactúe con la compañía de esa manera”, dice Vendramini. La advertencia llega cuando, desde el lado del hardware, los puntos de entrada prometen aumentar: según los datos de Gartner, en 2011, habrá dos smartphones por PC.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos