La seducción del interior

La seducción del interior

En los últimos años, muchos profesionales de la industria tecnológica optaron por mudarse a provincias como Córdoba, Mendoza, Misiones o Buenos Aires. La meta: mejorar la calidad de vida. La experiencia de tener que insertarse en entornos diferentes. 18 de Noviembre 2011

En diciembre de 2010, Emiliano Cosenza, editor y analista de Content Management de la empresa Mercado Libre, acababa de recibirse y vivía con su novia en un piso 14 en el barrio de Belgrano. Cansado de la vida en la ciudad, los edificios que se suceden sin dejar que traspasen los rayos de luz y el tráfico incesante de vehículos, en enero de este año, tomó la decisión de mudarse a las oficinas que la empresa abrió en San Luis, en 2007. “Ahora tengo mejor calidad de vida, vivo en una casa con patio. Además, mis funciones en el trabajo son las mismas que tenía en Buenos Aires, así que, en ese sentido, mucho no cambió”, señala Cosenza.

Cosenza no está sólo. Son muchos los profesionales de la industria IT que están trasladándose al interior en busca de mayor tranquilidad, muchas veces sin que ello requiera sacrificar el desarrollo profesional, las posibilidades de crecimiento o el sueldo. De hecho, según datos del mercado, en el último año los salarios del interior del país en el sector comenzaron a equipararse a los de la zona metropolitana. Mientras que, a diciembre de 2010, en promedio, en el interior, los salarios eran un 12% más bajos que los de Capital y el Gran Buenos Aires. Un año antes, en diciembre de 2009, eran un 20% más bajos. De acuerdo a datos de la consultora en Recursos Humanos Michael Page los perfiles más buscados en ciudades de provincias son desarrolladores y analistas funcionales, claves para cubrir los puestos de las compañías desarrolladoras de software que se están instalando allí. Asimismo, en una menor cantidad, se demandan perfiles de gestión para liderar las áreas de desarrollo y análisis funcional, entre otros (ver recuadro).

Tomar la decisión
Varios de los profesionales entrevistados por IT Business que pasaron por la experiencia de trasladarse, dicen que la parte más difícil fue elegir irse, dejar atrás familia, amigos o incluso un trabajo, para insertarse en un lugar desconocido. Es el caso de Sergio Cirielli, otro porteño que integra el staff de Mercado Libre en San Luis. Para él el cambio no sólo significó dejar atrás la ciudad que conocía sino, también, cambiar de compañía. “Hace dos años y dos meses que trabajo en la empresa como gerente de Desarrollo. Cuando todavía vivía en Buenos Aires, trabajaba en Clarín, así que el cambio fue grande. Pasé de una empresa nacional a otra con distinta idiosincrasia, más global”. Como Emiliano, Sergio destaca la posibilidad de tener una mejor calidad de vida y la tranquilidad de las sierras. Sin embargo, para él tomar la decisión no resultó nada fácil. “La propuesta era buena, pero significaba salir de una compañía en la que ya conocía a la gente y al negocio, hacia otra ciudad, donde no había venido nunca y me parecía algo inhóspita al principio. Por suerte, no tuve problemas para integrarme y hoy muchos de mis compañeros de trabajo son también mis amigos”, cuenta.

Para quienes solicitan el traspaso a otra sucursal de la misma compañía la decisión no parece ser tan difícil. “Me decidí en dos semanas. Es que, como tengo familia en el interior, algo ya sabía sobre cómo se vive en ciudades más pequeñas”, dice Mauricio Neder, de 34 años. Hace casi ocho que trabaja como líder de Proyectos para Grupo ASSA, compañía dedicada a la consultoría y al outsourcing. Sin embargo, desde hace pocos meses, pidió el pase y hoy se desempeña en las nuevas oficinas de la empresa en Tandil. De su nuevo lugar de residencia destaca la limpieza de las calles, la seguridad y la tranquilidad. “Tengo la oficina a cuatro cuadras, prácticamente no uso el auto”, cuenta. Mauricio comenta que el objetivo de la empresa es tomar personal local, que esté terminando carreras tecnológicas en la Universidad del Centro. “Queremos expandir las operaciones y darle la oportunidad a la gente de Tandil y otros lugares cercanos para trabajar en una firma como Grupo ASSA. Captamos talentos de esta universidad, que es prestigiosa, porque en Buenos Aires el mercado está congestionado, no hay tantos recursos disponibles”, cuenta.

Ventajas y desventajas
En todos los casos, la búsqueda de una mejor calidad de vida aparece como la principal ventaja de trasladarse al interior, lo que incluye la posibilidad de llegar en menos tiempo al trabajo, vivir en casas más grandes, tener patio, gozar de los paisajes. Sin embargo, muchos advierten, según el sector o especialidad dentro de la industria, que las posibilidades de crecimiento o capacitación constante pueden verse disminuidas.

Sebastián Averbuj trabaja actualmente en las oficinas de la empresa de telecomunicaciones IFX en Córdoba. Conoció a través del chat a su actual esposa, en 1997, -con la que hoy tiene una hija, Kiara, de seis años- y al año siguiente decidió mudarse a la ciudad de donde ella es oriunda. Hoy dice sentirse cómodo, destaca que Córdoba es “más relajada que Buenos Aires, hay menos tránsito, otro ritmo de vida, estoy a 30 minutos de las sierras”, amplía. Sebastián estudió Sistemas al llegar y luego comenzó a armar su actual perfil IT. “En mi puesto, tengo tareas tanto regionales como locales, a nivel regional interactúo con gente de diferentes puntos de América latina sin problemas. Quizás la barrera que hay está dada por el crecimiento dentro de una estructura, como el acceso a gerencias o jefaturas, pero no tanto a nivel operativo”, compara. De todas maneras, en el balance, vuelve a optar por Córdoba: “Elegir calidad de vida por sobre el crecimiento profesional vale la pena”, afirma.

Otros profesionales valoran poder compatibilizar trabajo con viajes y aventura, como Gabriel Flores, Technical Architect de la empresa desarrolladora de software GlobalLogic. “Con mi mujer somos escaladores y durante varios años viajábamos mucho para poder practicar esta actividad. Cuando pensamos en tener hijos, eso era imposible de mantener. Además, nosotros no consumimos normalmente las ofertas culturales de Buenos Aires y trabajar en el centro resultaba bastante estresante. El proceso de buscar el lugar adecuado duró unos cuatro años. Fuimos a Bariloche, Córdoba, Esquel, Neuquén, San Luis, San Juan, Mendoza. Nos quedamos con este último”, detalla. Gabriel vive en la capital del vino desde hace más de un año, cuando pidió el traspaso a la sucursal que GlobalLogic había abierto allí. “Estar con la familia y al aire libre es mucho más accesible. Al haber menos estrés, el trabajo es más productivo”, señala como las ventajas de vivir allí.

Sin embargo, también dice que hay desventajas: “Hay muchas cosas que pasan sólo en Buenos Aires, como cursos o charlas. No hay tanta oferta laboral, si uno es adicto a cambiar todo el tiempo de trabajo puede encontrar inconvenientes”, opina Gabriel.

Elegir volver
El caso de Rubén Cerruti es distinto de los anteriores, ya que es oriundo de Resistencia pero, en 2001, se trasladó a Buenos Aires, donde trabajó en el sector de telecomunicaciones. En 2009, su vida experimentó un cambio de prioridades: casado y con dos hijas pequeñas, la vida cultural de la Capital dejó de ser tan atractiva y, en cambio, sintió la necesidad de volver a la tranquilidad de su ciudad natal, estar cerca de amigos y familiares. Aunque regresar no fue fácil. “Uno cree que va a encontrar todo tal como lo dejó, pero, cuando llega, se da cuenta de que no es así, porque el tiempo pasó”, relata. Ingeniero electrónico con un MBA en negocios y 15 años de experiencia en el mundo de las telecomunicaciones, Rubén esperaba encontrar un trabajo a la altura de sus expectativas. Esa posibilidad llegó a través de la compañía de retail Cetrogar, que ya cuenta con sucursales en 12 provincias del país. “Aquí soy líder de Proyectos, mi función es acompañar el crecimiento de la compañía con soporte y nuevas tecnologías”, explica. Ciertamente, los ejemplos convalidan que en materia de IT, el interior puede ser una opción más que válida.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos