La quiebra de Spanair y el antecedente de Aircomet

La quiebra de Spanair y el antecedente de Aircomet

Las dos empresas -de origen español- cerraron sus puertas con una diferencia de dos años y acechadas por las deudas. 30 de Enero 2012

La situación por la que atraviesa la aerolínea española Spanair, con la presentación de un concurso de acreedores y la suspensión de sus vuelos recuerda a la vivida por otra empresa ibérica.

Fue en diciembre de 2009 cuando Aircomet, con base en Madrid y vuelos regulares a Buenos Aires, Lima, Guayaquil, Quito, Bogotá, La Habana, Cancún y México DF, anunció que cerraba sus puertas de embarque, luego de que la justicia británica le prohibiera la venta de pasajes e inmovilizara sus aviones. De esta forma, los 1500 pasajeros que transportaba por día se quedaron en tierra.

La empresa española tenía una deuda de 17 millones de euros con el banco alemán Nord Bank por su flota, de 13 aviones.

A esto se le sumaban deudas por otros 100 millones de euros, que englobaban los sueldos y las cargas sociales de sus trabajadores, alrededor de 640.

Sin embargo, Spanair superó a Aircomet con sus deudas, las cuales ascienden a 300 millones de euros. Lo mismo con sus trabajadores –alrededor de 2000- y con la cantidad de aeronaves -29-.

De esta forma, la empresa –copropiedad del grupo español Marsans y de la empresa Astra-suspendió sus actividades y sus vuelos fueron reprogramados.


 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos