La mayor red social de eventos española hace pie en el país

La mayor red social de eventos española hace pie en el país

Agustín d’Empaire fundó con un socio español Kedin, una red social de eventos y espectáculos. El modelo de negocios se basa en la publicidad online y tiene 800.000 usuarios en la Península. Desde la Argentina, planea expandirse a América latina. 19 de Agosto 2010

Los negocios en Internet exigen pensar globalmente y actuar localmente. Esto es lo que hicieron el argentino Agustín d’Empaire y el español Juanjo Amorin al crear Kedin en Madrid, hace cuatro años. Comenzó como un sitio donde los usuarios publican información sobre espectáculos, eventos y salidas y, al mismo tiempo, pueden ponerse de acuerdo con sus amigos para asistir o conocer gente con los mismos gustos y afinidades. Hoy, esta red social está presente en casi todas las ciudades españolas; cuenta con 800.000 usuarios y desde el año pasado se lanzó en la Argentina. El plan de sus fundadores es, desde Buenos Aires, expandir el negocio hacia otras ciudades latinoamericanas. “Queremos que así como la gente piensa en Youtube si quiere ver un video o en MercadoLibre, cuando necesita comprar algo online, piense en Kedin si quiere enterarse de todo lo que pasa en su ciudad y organizar una salida con amigos”, dice d’Empaire.

Como muchos emprendimientos en la era de Internet, Kedin comenzó en un living, con poco dinero pero mucha inversión en tiempo. El nombre hace referencia a las “kedadas” que organizan los jóvenes españoles para juntarse con amigos e ir a alguna fiesta o espectáculo. Y se escribe con K, en el nuevo lenguaje de los mensajes de texto. Sus creadores se conocieron trabajando en la versión online del diario español 20 minutos. El argentino había emigrado a España durante la crisis de 2002 y hasta entonces se desempeñaba como periodista especializado en tecnología y negocios. Ya en la madre patria, trabajó en Terra y en Yahoo! Y luego fue contratado para el lanzamiento de la web de 20 minutos, el diario gratuito de mayor tirada en España, con versiones locales en las principales ciudades. Allí, Amorín lo tentó con un nuevo proyecto: crear una red social centrada en el entretenimiento y con fuerte impronta local. Arrancaron ellos dos y sumaron a dos colegas, en un departamento y con un par de computadoras. Una vez definido el diseño, los servicios a prestar y el público al que se dirigía la nueva red social, empezaron a promocionarla entre sus propios amigos y salieron a buscar inversores. El modelo de negocios es el clásico de la post burbuja puntocom: los contenidos son aportados por los usuarios y los ingresos provienen de la publicidad online.

El primer objetivo fue crear masa crítica: tener un número de eventos y usuarios suficientes para asentar su estrategia comercial. Eso lo lograron en 2009, cuando llegaron a los 50.000 eventos y 300.000 personas conectadas. Este año más que duplicaron los usuarios (800.000), que siguen aumentando mes a mes.

El staff de Kedin también creció: hoy cuentan con 60 personas, nueve de las cuales están en Buenos Aires. La capital argentina es un punto estratégico en la expansión, ya que desde aquí continuará con el lanzamiento de Kedin Brasil (septiembre/octubre) y México (principios de 2011). Esta fue la premisa con la que d’Empaire regresó a la Argentina.

De lo virtual a lo real
“No tenemos redactores, pero sí un community manager, experto en redes sociales, que está todo el tiempo conectado, conoce, navega y tiene muchísimos contactos en Internet”, cuenta d’Empaire. El esquema de publicidad es de “costo por contacto” (no costo por click como el de Google Adds). “Nuestra ventaja es que ofrecemos publicidad no intrusiva y segmentada. Como conocemos los gustos y preferencias de los usuarios, le enviamos anuncios que realmente le interesan”, dice el emprendedor.

El año pasado organizaron en España una campaña para Nike. Al no haber un evento global convocante como el mundial de fútbol, la publicidad se centró en el running, dirigido especialmente a mujeres. La marca organizó carreras en distintas ciudades españolas y las publicitó vía Kedin. Así, sólo las personas que se inscriben en las competencias deportivas ven los anuncios. La propia herramienta les sugiere otros eventos y recomienda gente que comparte los mismos gustos. “Como marketing es muy efectivo porque llega a quienes tienen un perfil determinado”, destaca.

Los acuerdos con otras redes sociales y con medios de difusión tradicionales son fundamentales para el crecimiento de Kedin. Por ejemplo, los usuarios de Facebook no tienen que registrarse nuevamente cuando ingresan a Kedin, sino que pueden usar el mismo registro y transportar sus contactos e invitaciones de una red a la otra.

Si bien está dirigida a personas de todas las edades a partir de los 14 años (es la edad mínima en España para participar de una red social), la mayoría de los usuarios son jóvenes y adolescentes, que a su vez participan en otras redes. En esa franja de edad, es casi un imperativo utilizar Kedin para no quedarse fuera de las salidas grupales.

El ex periodista no deja de sorprenderse por el poder que hoy tienen las redes sociales. “Hace unos meses organizamos el lanzamiento de Casi Ángeles en España. Empezamos a publicar las presentaciones y la obra de teatro, y se generó una comunidad alrededor de esta creación de Cris Morena. A tal punto que aunque nunca habían estado en España, muchos chicos fueron con sus padres a esperar al grupo al aeropuerto”, cuenta.

Igualmente exitosas fueron las “kedadas” que organizaron con los protagonistas españoles de Bailando por un Sueño y otros populares programas de televisión, que pronto replicarán en la Argentina. Además, Kedin tiene convenios con diarios y revistas locales, para que usen su agenda de espectáculos y eventos. “Le damos la misma posibilidad de difusión al concierto de Madonna en un estadio que al grupito de rock que toca en un bar del barrio. Gracias a que nuestra oferta se replica en otros medios, consiguen una difusión enorme”, destaca. La clave de esta red social es que, más allá de un contacto virtual, propicia encuentros reales entre las personas.

Perfil
Empleados: 60 (nueve en la Argentina)
Usuarios: 800.000
Publicaciones de eventos: 50.000 mensuales
Modelo comercial: publicidad online, costo por contacto
Facturación global 2008-2011: 6000 millones de euros



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos