La

La "máquina de Dios" y el camino a un nuevo orden social

Continúa la segunda edición de TEDxBuenosAires en La Rural, con nuevos oradores. 08 de Abril 2011
Ideas que vale la pena difundir. Bajo ese lema continuó la segunda edición de TEDxBuenosAires, seguida en vivo por miles de personas. En el segundo bloque fue el turno de Mario Benedetti, ingeniero y científico que está involucrado en el proyecto del LHC, conocido como “la máquina de Dios”, en Ginebra, Suiza. Su objetivo: reproducir el instante preciso, apenas una millonésima de segundo después de creado el universo. De una manera sencilla y didáctica, Benedetti explicó cómo está compuesto el universo y cuáles son sus partículas principales. En el laboratorio se colisionan partículas que van a 300.000 kilómetros por segundo, en un tubo de 5 centímetros. “Es una paradoja que, para analizar lo más extremadamente pequeño, necesitamos la máquina más grande jamás construida”.

Luego, Ernesto Van Peborg relacionó la nueva revolución que generan los medios sociales con el impulso hacia una sociedad más preocupada por la sustentabilidad. “Se está dando la mayor revolución social de la historia de la humanidad”, disparó, y señaló, con el ejemplo de Facebook, los cambios en los comportamientos, como la participación voluntaria, creación colectiva e innovación. “Se viene una tremenda ola que está creciendo de forma increíble y lleva a un futuro incierto. Es muy temprano para decir hacia dónde estamos yendo, pero viramos a un nuevo ecosistema”, señaló. “Hay una nueva lógica: descentralizada, colaborativa, interdependiente y multidireccional. La nueva generación está cambiando rápido y los comportamientos también. El mundo está en red”, completó.

Por su parte, María Inés Mato, nadadora con una pierna amputada, contó su experiencia en aguas heladas, en la que es experta, ya que nadó, por ejemplo, en el Glaciar Perito Moreno y la Antártida. “En la vida nos asustan las incógnitas, pero a mí siempre me gustaron. Uno deja de ser un nadador, para pasar a ser el proyecto, la naturaleza”, fue su mensaje.

Finalmente, el segundo video internacional estuvo en manos del director de Hollywood James Cameron, que contó algunas de sus pasiones: crear imágenes, contar historias y el buceo. Todas las logró combinar en su exitosa carrera. “Cuando, de adulto, elegí mi profesión, la de director de cine parecía ser la que unía lo que me gustaba, que era crear imágenes e insertarlas en historias”, comentó. Todas sus aventuras submarinas sirvieron de experiencia no solo para hacer Titanic, sino que, más que nada, le guiaron el camino hacia Avatar, un concepto que creó cuando todavía no existía la tecnología para hacerla. Reveló que, entre Titanic y Avatar, se dedicó a organizar y filmar misiones submarinas, que hizo por el desafío y la emoción de los nuevos descubrimientos. “Ahí fue donde aprendí los verdaderos conceptos de liderazgo”, concluyó.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos