La inteligencia artificial se hace móvil

Algunas de las compañías tecnológicas más grandes están desarrollando hardware, software y componentes relacionados con IA para smartphones y tablets. ¿Podría un aparato wireless rebalancear su portfolio de inversión? 28 de Septiembre 2010

Por Olga Kharif

La inteligencia artificial se hace móvil. La tecnología que puede ayudar a las máquinas a comportarse de forma más inteligente, popularizada en películas como 2001: Odisea del Espacio, está encontrando su camino en las computadoras estilo tablets y otros aparatos móviles.

Investigadores en International Business Machines (IBM) crearon una máquina llamada Watson que puede filtrar un terabyte de datos y puede obtener automáticamente respuestas a preguntas complicadas en entre tres y cinco segundos. Una versión del software que corre Watson podría estar en una tablet computer de un doctor dentro de tres a cinco años, analizando los resultados de tests para dar un diagnóstico, dice Dave Ferrucci, un senior manager en IBM. O podría analizar datos de mercado en tiempo real y recomendar cómo rebalancear el portfolio de inversión –desde un smartphone, explica.

“Estamos al borde una nueva era en las capacidades de las máquinas”, dice Geordie Rose, fundador de D-Wave Systems, que desarrolla chips para computadoras que corren aplicaciones de inteligencia artificial.

Otras compañías que trabajan en software, componentes o hardware relacionado con inteligencia artificial son Google, Apple, AT&T y Sprint Nextel.

Procesadores más poderosos, redes más rápidas
El mercado en cuestión es grande y de crecimiento rápido. La facturación global del reconocimiento de voz móvil –una de las miles de aplicaciones de inteligencia artificial- podría llegar a US$ 780,5 millones en 2015, de US$ 160,3 millones este año, según ABI Research en Oyster Bay, N.Y.

La inteligencia artificial actualmente se usa en áreas como defensa, apuestas y finanzas. Los soldados pueden usarla para interpretar qué ven los robots controlados remotamente. El software de AI puede interactuar con personas para hacer que los videojuegos sean más desafiantes. Y los bancos la vienen usando para detectar transacciones que caen fuera de las normas –por ejemplo, identificar fraudes.

La tecnología camina hacia los aparatos móviles, mientras los smartphones se vuelven más prevalentes y capaces de manejar tareas más complejas. Más de la mitad de los estadounidenses tendrá un smartphone para fines de 2011, según la consultora Nielsen Co. Los teléfonos y las tablets tienen procesadores más poderosos que les permiten a los usuarios correr aplicaciones complejas de inteligencia artificial en ellos. Las redes wireless más rápidas también ayudan a entregar aplicaciones de AI a los aparatos móviles.

“Estamos tratando de alcanzar el sueño de Star Trek”, dice Mazin Gilbert, director Ejecutivo de Investigación Técnica de AT&T Labs. “Nos pasamos décadas invirtiendo en esta tecnología. Si uno puede poner IA en la movilidad, de verdad –y significativamente- expande el número de aplicaciones y servicios” que se pueden proveer, dice.

El sombrero wireless de Intel que lee mentes
AT&T lleva dedicadas más de 1 millón de horas de investigación para desarrollar tecnología de IA que pueda convertir la voz en texto, establecer un diálogo y obtener respuestas a partir de preguntas habladas. Este año, AT&T les permitiría a los desarrolladores crear aplicaciones móviles que intervengan en su motor de inteligencia artificial.

AT&T está explotando las maneras de permitirles a las personas usar comandos de voz para obtener direcciones mientras manejan y controlar electrodomésticos como sets de televisión. “Tenemos entre 50 y 60 cosas interesantes (en el laboratorio) que nadie vio hasta ahora”, dice Gilbert.

Algunas aplicaciones avanzadas de AI llevarán tiempo. Intel, el mayor fabricante de chips, está desarrollando una tecnología que podría construirse dentro de un sombrero wireless y trabajar como un “mecanógrafo mental”. Al escanear las ondas cerebrales, puede adivina qué está pensando una persona y predecir las preguntas. Un prototipo del software puede reconocer unas 60 palabras, como “avión” y “apio”, dice Dan Pomerleau, investigador de Intel Labs en Pittsburgh, Pa. Podría llevar más de 10 años mejorar el vocabulario y la exactitud suficiente como para el uso en la vida real, dice.

Los desafíos abundan. El software de AI todavía lucha para identificar objetos visualmente. Reconocer un gato, por ejemplo, puede ser difícil. El animal puede estirarse o enroscarse y sus varias formas y tamaños pueden confundir a una máquina.

HP apunta a la nube
Para dale más poder cerebral a su máquina, Hewlett-Packard está desarrollando una computadora análoga que replica los trabajos en el cerebro humano y puede “masticar” datos mucho más rápido que las máquinas actuales.

“Queremos proveer la mayor parte del hardware para la nube y los servicios en la nube”, dice Stan Williams, director fundador de un laboratorio en HP Labs.

La tecnología de IA puede ser particularmente útil en navegar por la siempre en crecimiento ola de datos digitales. En solo seis años, la red social Facebook ganó más de 500 millones de usuarios activos, la mayoría de los cuales postean fotos y comentarios diariamente. Google responde más de 1000 millones de pedidos de búsquedas por día. Cada minuto, se suben 24 horas de video a YouTube.com, de Google.

Nuance Communications está trabajando en un software que extrae los intereses, gustos y antipatías de las personas, según lo que dicen en Facebook y el sitio de microblogging Twitter, para proveer resultados más relevantes en las búsquedas. Dice Gary Clayton, chief creative officer de Nuance: “Todo es acerca de tener todos sus datos y ser capaces de predecir las necesidades y requerimientos de un individuo”.

Kharif es editor senior de Bloomberg Businessweek en Portland, Ore.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos