La batalla por el BCRA: el Gobierno trata de apurar los tiempos

La batalla por el BCRA: el Gobierno trata de apurar los tiempos

El proceso judicial por la remoción del titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Martín Redrado, tramitará como juicio “sumarísimo” y en plazos más cortos. Lo determinó la jueza en lo contencioso administrativo federal, María José Sarmiento. Mientras, desde la Casa Rosada, apelan directamente ante la instancia superior a la magistrada en un intento de un procedimiento "per saltum". 12 de Enero 2010
La puja institucional por las reservas del Banco Central entre el Gobierno de Cristina Fenrández, por un lado, y el Congreso y el presidente del BCRA, Martín Redrado, por el otro, inicia el próximo capítulo. En breves declaraciones al periodismo en la puerta de su domicilio del Barrio Norte, la jueza en lo contencioso administrativo federal, María José Sarmiento, explicó que “le dimos (carácter de) juicio sumarísimo” a la causa. Si bien reconoció que ‘los plazos se estiran”, estimó que será “muy poco”. De esta forma, aludió a la resolución que firmó el lunes donde sostuvo que “sin perjuicio de lo manifestado por la actora en el escrito en despacho, en atención a la naturaleza de la pretensión en despacho, imprímase al presente el trámite del proceso sumarísimo”. En la parte final del mismo párrafo (único de la resolución) Sarmiento ordenó: “Fíjase un plazo de 24 horas para adecuar la misma. Notifíquese con habilitación de día y hora inhábil”. 

La determinación de la jueza establece la modalidad en que dará trámite a lo que ingresó como una “acción de amparo” y en la que hizo lugar a la medida cautelar que restituyó a Redrado, momentáneamente, al frente de la autoridad monetaria. También seguía bloqueando las reservas del Banco Central para que sean usadas como pretende el Gobierno a través del Fondo del Bicentenario. 

La tramitación que deben seguir los juicios sumarísimos está desarrollada en el artículo 498 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación y si bien son más breves que los de un juicio “ordinario” son más extensos que los de la ‘acción de amparo”, como inicialmente tramitó la causa. Esa norma, reformada por la ley 25488 del 22 de noviembre de 2001, establece que los magistrados podrán ordenar una audiencia en la que se “invitará a las partes a una conciliación o a encontrar otra forma de solución de conflictos”, y que “no serán admisibles excepciones de previo y especial pronunciamiento”. El mismo texto legal establece que “todos los plazos serán de tres días, con excepción del de contestación de la demanda y el otorgado para fundar la apelación y contestar el traslado del memorial, que serán de cinco días”.

El Gobierno responde con un virtual per saltum
Por su parte, el Gobierno trata por estas horas acelerar el paso y evitar tener que presentarse ante la jueza. Le pidió a la Sala de Feria en lo Contencioso Administrativo que interviniera por “superintendencia” en los expedientes en los que Sarmiento resolvió paralizar la constitución del Fondo del Bicentenario y reponer al frente del Banco Central a Martín Redrado. Según la agencia DyN, fuentes judiciales indicaron que los escritos del gobierno fueron presentados en la mañana del martes ante la Sala de Feria, cuestionando la decisión de la jueza. Desde la Casa Rosada no habría presentado recurso alguno ante María José Sarmiento sino dejó sendos oficios ante la Cámara pidiéndole que, por sus facultades de “superintendencia”, se avocara a los expedientes, en lo que en los hechos constituiría saltearse una etapa del procedimiento judicial. Ello constituiría un virtual “per saltum” aunque sin llegar a la Corte Suprema de Justicia, sino con una intervención previa de la Cámara. Voceros judiciales explicaron que “la forma en que un juez decide tramitar una causa no es apelable”, razón por la cual el gobierno no tendría posibilidades de cambiar la decisión de la jueza Sarmiento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos