La Responsabilidad Social también llega a los medios

La Responsabilidad Social también llega a los medios

Nuevas tecnologías y cambio de roles en la relación público-medios-empresas estuvieron presentes en la exposición de Damián Fernández Pedemonte, director de la Escuela de Posgrados en Comunicación de la Universidad Austral. 27 de Abril 2012

La Responsabilidad Social Empresaria está presente en una gran cantidad de compañías. Alimenticias, industriales, textiles. Todas juegan en el mundo de los negocios y, además, en el de su rol con la sociedad. Sin embargo, existe otro actor que pocas veces es nombrado en esa realidad: los medios de comunicación.

En el marco del 6to. Foro el 6to. Foro de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), organizado por El Cronista, Apertura e Information Technology, Damián Fernández Pedemonte, director de la Escuela de Posgrados en Comunicación de la Universidad Austral.
“La RSE es comunicación porque es el nombre que tiene ahora la demanda a las corporaciones”, explicó Pedemonte, quien confió: “Me parece que el entorno en el que están trabajando las empresas hoy en día está cambiando, porque cambian los actores”.

En los primeros minutos de su exposición en La Rural, Pedemonte planteó que hoy en día se dan interrelaciones entre los públicos, los medios y las empresas. “Las empresas intentan a través de los medios dar a conocer sus estrategias o se vinculan con los públicos. Pero también reciben el impacto de demandas, exigencias, reclamos y puntos de vista. Esos mensajes son una representación de lo que está haciendo la empresa”, aseguró Pedemonte, quien consideró que también “los públicos se vinculan con las empresas. Una característica del entorno mediático es que se sale de un modelo de masividad a un modelo de nichos, de grupos, de preferencias muy segmentadas, que es el modelo de la era digital”.

En ese sentido, dijo que en el ámbito digital los públicos “tienen mayor capacidad para tomar los temas que no toman los medios, y la circulación de la información la definen los públicos. Hacen circular sus informaciones y la pueden hacer llegar a las empresas”.

Mientras tanto, sostuvo que “las compañías reciben de los medios la protesta social. Por eso protesta social y medios están interrelacionados, al punto de que las imágenes de la protesta social alientan nuevos reclamos. Esto se relaciona con un cambio que tiene que ver con una agenda del momento histórico”. Y relacionó esto con las empresas, que “no pueden pensar su misión en términos de rentabilidad, sino que se le pide otra misión: contribuir al entorno, a mejorarlo. No se puede considerar la RSE a un programa vinculado con el marketing, es la estrategia de la empresa hacia afuera. Esto se acopla con los cambios en el campo cultural, de las nuevas tecnologías, las nuevas exigencias que pueden ser fácilmente expresadas por las nuevas tecnologías, que fomentan la participación”.

Y consideró que “las empresas están planeando estrategias de comunicación en todos los niveles, donde lo que sale es la personalización, una mayor división de un público en grupos”.

La llegada de la sustentabilidad
“La sustentabilidad a los medios de comunicación llega por vía de crisis, es la entrada a los medios de la catástrofe”, aseguró Pedemonte, quien agregó: “La comunicación pública es antes comunicación interpersonal. La persona de comunicación, antes de entender sobre el mensaje público, son personas que conversan con otras personas, y la comunicación pasa a ser una conversación, y la empresa tiene que entrar, escuchando o hablando, pero entrar”.

Durante su exposición, Pedemonte también distinguió un cambio que se dio en el seno de los medios, los cuales, según explicó, sufrieron una transformación en su composición. “Antes los medios eran corporaciones, mientras que hoy en día los medios pasan a ser flota de medios, constelación de proyectos más pequeños”, dijo, y destacó que en otros países “hay una fuerte presencia del Estado en los medios”.

Y finalizó: “Creo que la comunicación entró lento en las empresas argentinas. Hoy está aceptada pero como un ciudadano de segunda, no se lo ve como estratégico con los negocios. Me parece que se puede saltear un paso, en el sentido de que llega otra cosa donde la responsabilidad alcanza a todos”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos