La Hoya, de punta en blanco

Cada año, los centros de esquí se ven obligados a salir a contar sus novedades para impresionar a los potenciales visitantes. 01 de Julio 2011
Cada año, los centros de esquí se ven obligados a salir a contar sus novedades para impresionar a los potenciales visitantes. Millones de dólares en danza, nuevos edificios aquí, más hectáreas esquiables allá. La competencia se plantea en el terreno de las cifras. Pero cuando se trata de cerros como La Hoya, los números que importan son otros. En particular en este 2011, La Hoya podrá ufanarse de haber sido una de las primeras en arrancar el invierno, pese a la lluvia de cenizas que azotó al sur argentino. Con una pre apertura el 25 de junio y una inauguración oficial que tendrá lugar el 9 de julio, este cerro ubicado entre los 1360 y los 2100 metros de altura sobre le nivel del mar promete una extensa temporada que se extenderá, como cada año, hasta mediados de octubre. A esto hay que sumarle que su aeropuerto ha sido uno de los pocos que no fue afectado por la ceniza del Puyehue, con lo que el panorama resulta alentador para los prestadores locales. Y tentador para los esquiadores en busca de nieve fresca. De hecho, ya está funcionando y recibe vuelos de Buenos Aires.

Quizás ésta sea la oportunidad para que lleguen nuevos viajeros (el 50% de los visitantes de La Hoya son reincidentes) y descubran por qué se dice que la montaña es un best value.
Con la infraestructura propia de un gran centro de esquí y 24 pistas de todos los niveles, el cerro cuenta además con opciones gastronómicas en la base, en la cota 1600 y en la cota de 1850; una moderna escuela de esquí; un rental con más de 500 equipos entre los que sobresalen los Fischer de alta gama y competición; y un remozado hotel que invita a disfrutar la nieve desde las nueve de la mañana hasta las seis de la tarde: todo el día, literalmente.

Para los más audaces
A estas comodidades se suman el snowpark de enormes dimensiones y los fuera de pistas más accesibles que se puedan pensar: cornisas a un paso de los medios de elevación y cañadones profundos que desembocan en la base. Todo esto se ve aún mejor cuando se presta atención a las tarifas de La Hoya, habitualmente las más económicas entre los cerros de tamaño mediano o grande. En este 2011, los pases diarios cuestan $ 115 para mayores y $ 95 para menores en la temporada baja; y llegan a costar $ 160 y $ 125 respectivamente en temporada alta. De allí que no sea una exageración pensar en La Hoya como uno de los centros de esquí con mejor relación precio calidad. De eso se tratan los best values.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos