La Fórmula 1, un negocio a toda velocidad

La Fórmula 1, un negocio a toda velocidad

Cuando regrese a la Argentina en 2013 no vendrá sola, sino que traerá consigo una inversión en pilotos, técnicos y automóviles. Los números detrás del casco. 15 de Marzo 2012

Fernando Alonso se pondrá el buzo antiflamas y acelarará por la recta del Circuito de Melbourne a 325 km/h., una velocidad que no admite distracciones. Por subirse a su Ferrari F1 y atravesar 16 curvas, el campeón español recibe 16 millones de euros por año. Sin embargo, no es el único que acepta desafiar el peligro y pisar a fondo.

Sebastián Vettel –el bicampéon más joven de manera consecutiva con 24 años- manejará a la misma velocidad para llevar a su Red Bull Racing al podio. Sin embargo, al tener un contrato viejo, el alemán ganaba 3 millones de euros por año. De todas formas, desde la escudería decidieron darle un estímulo por carrera ganada, por lo que se lleva 440.500 euros por cada vez que le bajan la bandera a cuadros. Si se tiene en cuenta que, al momento de ser campeón en 2011, ganó 9 carreras, se calcula que se hizo de 3.964.500 euros.

Seguramente, ningún piloto se retirará tan rico como Michael Schumacher, cuya figura invencible en las pistas lo llevó a tener 596 millones de euros en el banco, tras haber llegado a la Fórmula 1 en 1991.

De acuerdo con la Federación Internacional del Automóvil (FIA), la escudería que más invierte en su vehículo es Honda, que destinó US$ 1500 millones en los últimos cinco años. Mientras tanto, Toyota lleva invertido US$ 1460 millones. BMW, en tanto, destinó alrededor de US$ 700 millones.

En cuanto a los sueldos de los técnicos y mecánicos, se calcula que McLaren es la que mejor paga, y uno de sus especialistas en boxes gana entre 1,5 y 10 millones de euros por año, dependiendo de su jerarquía.

Si de Fórmula 1 se trata, una persona es la que dirige sus hilos: Bernie Ecclestone, presidente y director Ejecutivo de Fórmula 1 Management.

Ecclestone lleva a los autos más veloces del mundo por todo el mundo. Por dar un ejemplo, el Circuito de Valencia paga 35 millones de euros por año. Por su parte, un circuito callejero como el de Singapur –y como el que se hará en Mar del Plata- costó 200 millones de euros.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos