Intel quiere estar dentro de todo

Intel está contando con sus procesadores integrados Atom para ayudar a romper su dependencia del lento mercado de las PCs. 13 de Septiembre 2010

Por Ian King

Hace dos años, Intel organizó un concurso para estudiantes universitarios pidiéndoles que idearan nuevos usos para el procesador Atom de la compañía. Una propuesta: una ducha que regule la temperatura del agua y reproduzca música desde Internet. Aunque Intel no planea entrar al mercado de las duchas, está poniendo sus chips en bombas de nafta, autos, instrumentos musicales y otros dispositivos donde pocos procesadores estuvieron antes.

Los chips que actúan como el cerebro de los aparatos electrónicos fuera de computadoras y celulares se conocen como procesadores integrados y representan un mercado de US$ 10.000 millones, según el CEO de Intel, Paul Otellini. Una cifra pequeño comparada con el mercado de US$ 34.500 millones de procesadores de PCs. Intel tendrá US$ 43.000 millones de facturación este año, según el análisis de una encuesta de Bloomberg. De eso, solo US$ 1000 millones provendrán de productos integrados, dice la compañía. Sin embargo, las ventas de Atom están creciendo rápidamente y la firma cuenta con estos chips para romper su dependencia del lento mercado de las PCs. “Su core business tiene un límite”, dice Alex Vallecillo, un manager de fondos en PNC Capital Advisors.

Aunque los chips Atom no son tan poderosos como los de las PCs, son más baratos, lo que los hace más económicos para darle potencia a todo tipo de dispositivos. Nautilus puso los chips Atom en sus caminadoras para hacer stream de videos de Internet en pantallas y subir los tiempos y las distancias de los ejercicios, dice el VP de Intel, Doug Davis. La señalización con avisos digitales es otro mercado en crecimiento para Intel, dice Alex Gauna, un analista de JMP Securities en San Francisco. LG Electronics está utilizando los chips de Atom en carteles que reconocerán la edad, género y otras características de la gente que pase y cambiará la publicidad según esos datos –similar a los carteles electrónicos en la película de ciencia ficción de 2002 de Steven Spielberg, Minority Report. Como los Atoms utilizan muy poca energía y no requieren grandes baterías para funcionar, están surgiendo en partes inesperadas del mundo. En la India, los bancos los están aplicando en terminales handhelds que sirven para áreas rurales fuera de la cobertura eléctrica. Una vez por mes, un contador itinerante visita la aldea, dándoles a los locales acceso a préstamos y otros servicios bancarios.

ARM Holdings vende diseños para chips con eficiencia de energía similares cuya licencia tienen clientes como Texas Instruments, Qualcomm y Marvell. Esas compañías ya tienen una parte del mercado de celulares –un área en la que Intel falló al entrar- y están tratando de expandir esa dominación al mercado de integración. Por ahora hay suficiente espacio tanto para la tecnología de Intel como ARM, según Gauna, de JMP. “Es una marea en subida”, dice.

En el segundo trimestre, Intel recibió 3800 consultas de consumidores que querían diseñar Atom en sus productos, dice Davis. Unas 1200 de esas propuestas están en camino de transformarse en productos basados en Atom. Aunque Intel no está diseñando un chip diferente para cada consumidor, está ofreciendo los llamados Sistemas en un Chip, semiconductores con la funcionalidad de múltiples chips construidos en uno. Eso les facilita a los fabricantes electrónicos llevar más rápido al mercado sus productos.

Intel también diseña un software que simplifica a los consumidores hacer productos que usen procesadores Atom. El año pasado, la compañía pagó US$ 884 millones para adquirir Wind River Systems, que diseña sistemas operativos para autos, celulares y maquinaria industrial. Wind River personaliza sistemas operativos usados comúnmente como Linux y Android, de Google, para que funcionen en los chips de Intel. Los sistemas operativos son un set básico de programas que controlan cualquier aparato con un chip. Si Wind River no customizara el software, los fabricantes tendrían que hacerlos ellos con un gran costo y esfuerzo.

En su mayor adquisición, Intel compró a mediados de agosto el fabricante de software de seguridad McAfee por US$ 7680 millones. La base de la compañía: con todos los aparatos con Atom conectados a Internet, van a sucumbir ante los mismos virus y ataques de malwares que plagan las PCs. Eso requerirá protección, lo que funciona mejor si el software está construido en los chips.

Conclusión: los procesadores integrados son un mercado de rápido crecimiento para Intel que le ayudará a reducir la independencia del mercado maduro de PC.

King es periodista para Bloomberg News en San Francisco.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos