Ingenieros con perfil emprendedor

Ingenieros con perfil emprendedor

Un grupo de graduados de Ingeniería de la UBA se conectó en las redes sociales con la idea de introducir el emprendedorismo en la carrera. La movida culminó con la creación de una materia que está siendo evaluada por el resto de las orientaciones de la facultad. Un ejemplo de una inquietud personal potenciada por el poder de Internet y la vocación emprendedora de los nuevos profesionales. 22 de Septiembre 2011

Agustín De Marco tiene 28 años y creció en Concepción del Uruguay, Entre Ríos. A fin de 2009 se graduó como ingeniero Industrial en la UBA. Para su trabajo final -una especie de tesis- eligió un emprendimiento. “Me di cuenta que no había mucha cultura emprendedora en la Facultad de Ingeniería de la UBA”, cuenta el joven que ya tiene un pie en el mundo de los negocios. Su inquietud fue el germen de la flamante materia optativa “Emprendimientos en Ingeniería” que estrenó la carrera hace unas semanas y que está siendo evaluada para ser incorporada por el resto de las que se dictan en la facultad.

La idea de De Marco encontró tierra fértil en Internet. Su primera acción fue armar una encuesta online a través de Google Docs, entre alumnos y graduados (un grupo de personas entre 25 y 40 años que había hecho un derrotero en empresas y en algún momento tuvo oportunidad de formarse como emprendedores). El contacto con estos últimos se reforzó a través de LinkedIn, la red social para profesionales.

El interés detectado fue grande: recibió más de 500 respuestas. El 97% de los participantes opinó que era “importante” o “muy importante” contar con una materia “que hable sobre emprendimientos”. Y el 92% dijo que la cursaría o le hubiese gustado cursarla. Luego de este puntapié, De Marco se juntó con otros egresados -todos ingenieros industriales- con definido perfil emprendedor para darle forma al proyecto: Nicolás Minuchin -creador y CEO de Acusourcing, un estudio de visualización que vende sus servicios a estudios de arquitectura y desarrolladores inmobiliarios del exterior-, Mariano Anello -trabaja en Covac, la constructora de su familia-, Pablo Altamira -fundador de Parsimotion, una aplicación que permite hacer sistemas de gestión de operaciones a medida para pymes industriales y agroindustriales- y el profesor Aníbal Cofone, considerado “el padrino” del proyecto dentro de la universidad y secretario de gestión de la Facultad de Ingeniería de la UBA.

A toda marcha
La idea nació a fines de 2010 y en sólo ocho meses, la materia ya estaba en marcha, un récord para los tiempos de la universidad. La materia tiene una parte práctica, otra teórica y contempla la visita de speakers que cuentan su experiencia emprendedora. La propuesta de Ingeniería Industrial tiene como objetivo trabajar en el modelo de negocios. “Es una metodología que vamos a poner un poco a prueba. Normalmente, durante los cursos de emprendedores de grado, posgrado o extensión, hay que desarrollar un plan de negocios para terminar con la carpeta que se puede presentar a un inversor. Nosotros vamos al modelo de negocios. Porque mucho antes de tener el business plan y el desarrollo que hable de aspectos conceptuales de producto, comerciales, económicos, financieros y de recupero de inversión, debe haber un planteo de modelo de negocios. Es decir, en qué ambiente vas a trabajar, sobre qué fortalezas y en base a qué clientes”, sostiene Cofone. “Llegar al plan de negocios es bastante mecánico pero detectar modelos de negocios exitosos en áreas de conocimiento o de oportunidad es lo más difícil”, agrega. Actualmente hay 15 personas trabajando como tutores o profesoresde la nueva materia.

La novedad es que todas las clases están subidas a Internet en el blog emprending.com.ar”, dice De Marco, quien está realizando un master en Desarrollo Emprendedor e Innovación, dictado por la Universidad de Salamanca y tiene tres proyectos que son complementarios pero tienen vida propia. Se trata de
www.interspanish.org, una escuela de español fundada junto a la estadounidense Katherine Dunlop, cuyas ventas, en su mayoría, se hacen por la página de Internet; www.road2argentina.com, una empresa que organiza programas de estudio para extranjeros en la Argentina, y www.roadhouse.com.ar, una residencia para estudiantes extranjeros.

La creación de la materia evoluciona junto al Centro de Emprendedores creado a fines del año pasado en la facultad, al tiempo que se da el debate respecto de qué manera la UBA participa en los posibles emprendimientos que se generen dentro de su comunidad. “Es una discusión que se viene dando hace 15 años y no es fácil. Las universidades europeas se han involucrado mucho más incubando y financiando proyectos, mientras que el estadounidense, tiene una idea, le pone un valor y si viene alguien le vende el 15%. Acá tenemos un modelo un poco mixto. Pero aún no está saldado el tema del rol que tiene, quiere o puede tener la universidad cuando un proyecto nace en su seno”, define Cofone.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos