In corpore sano

In corpore sano

La cadena Sheraton busca fidelizar a sus huéspedes a partir de un nuevo programa mundial, que apunta a maximizar su descanso y rendimiento. 07 de Marzo 2012
Es una paradoja. El reto de vivir sorprendiendo al huésped impide que quienes trabajan en la industria hotelera se relajen. “La tecnología cambió a la industria. Hasta hace unos años, la gente encontraba en el hotel siempre mayor confort  que en su casa. Hoy, hay que trabajar más para que eso suceda”, explica Hoyt Harper, Global Brand Leader de Sheraton Hotels & Resorts, quien desembarcó en la Argentina con la misión de lanzar oficialmente el  programa de autor destinado a la salud y el estado físico para América latina, el Sheraton Fitness Programmed by Core Performance, en el que la empresa y sus propietarios destinaron US$ 120 millones a nivel global.

El programa ya funciona en el 90 por ciento de los más de 400 establecimientos que tiene en el mundo y ofrece a los huéspedes el uso de estrategias desarrolladas por los más importantes expertos en el entrenamiento físico de los atletas, con el fin de mantenerse en forma mientras viajan.  Core Performance, desarrollado por Athletes Performance, es líder global en rendimiento físico, entrenamiento, nutrición y terapia física. Esta alianza marca la primera ocasión en que Core Performance se asocia con una compañía hotelera para crear programas personalizados que permitan a los huéspedes mantener un buen estado físico, cuidando su nutrición. Como parte de la inversión global en revitalización de la marca, de US$ 6000 millones, más de 130 hoteles ofrecerán este nuevo programa de entrenamiento.

Hacia fines del año pasado, todos los hoteles Sheraton del mundo ofrecían Sheraton Fitness a sus huéspedes, quienes, inclusive, tienen la posibilidad de realizar ejercicios en la habitación, con cuatro rutinas de 30 minutos, en video a demanda, sin cargo y un kit.  Para Harper, esta apuesta contribuye a enriquecer la experiencia de los turistas, clave en la fidelización de los clientes,  sobre todo, si se tiene en cuenta que apunta a satisfacer necesidades concretas.

Lo prueban las estadísticas: el 25 por ciento de los viajeros de negocios se ven afectados por el stress; el 40 por ciento no desayuna y la falta de sueño causa que un promedio del 23 por ciento se queden dormidos durante una reunión de negocios. Además, el 14 por ciento manifiesta haber perdido un avión o no haber llegado a tiempo a un compromiso.  “Hoy, el 62 por ciento de nuestros huéspedes asiste al gimnasio. Es un número alto. Y este programa los ayuda a ejercitarse y comer sano durante el viaje, recargando energías y revitalizando su mente y su cuerpo. 

Está probado que los viajeros que siguen con su rutina de ejercicios se mantienen más alerta, rinden más y tienen más energía”, linkea la problemática con el fitness el ejecutivo que lleva 30 años en la industria del turismo y más de 20 en Starwood, el grupo que, en América latina, cuenta con 67 hoteles, 28 de la marca Sheraton.  Harper ingreso como como director de Comercialización de Alianzas y, en 1999, lanzó el programa de fidelización Starwood Preferred Guest, que hoy cuenta con 13 millones de miembros. 

La iniciativa de apostar al fitness se complementa con otras, como la de extrapolar el concepto de vida sana a los eventos:   en los coffee breaks, se intenta ofrecer menos café y generar más oferta de  opciones saludables. “Son iniciativas que muestran que uno se preocupa por el huésped, generan lealtad y, luego, se traducen en participación de mercado. El grupo ganó tres puntos en 2009, dos en 2010 y este año sumaremos otros dos”, finaliza.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos