Ideas que vale la pena difundir

Ideas que vale la pena difundir

Ya comenzó la segunda edición de TEDxBuenosAires. 08 de Abril 2011
Miles de personas escucharon en vivo la segunda edición de TEDxBuenosAires, desde la conferencia en vivo de La Rural, con transmisiones vía Internet y pantallas en Plaza San Martín y la Villa 31. Iván de Pineda dio la bienvenida: “Creemos apasionadamente en el poder de las ideas para cambiar actitudes, la vida y el mundo. El conocimiento está interconectado y con las ideas podemos mejorar de manera positiva la sociedad”.

El primer orador fue Víctor Chan, quien acompañada al Dalai Lama desde hace más de 40 años, y se explayó sobre los secretos de la felicidad. Para el líder espiritual, todas las religiones del mundo reúnen un mismo mensaje: “No hacerle a los demás lo que no quieren se le haga a uno”. En una charla salpicada con anécdotas varias del Dalai Lama, Chan resumió lo que, para ellos, es la esencia de la felicidad. Entre los puntos destacados: para ser feliz, hay que practicar la compasión. La otra clave: la importancia de la meditación, que tiene ser un hábito diario. “La meditación lleva a la paz de la mente, lo que influye no solo en la felicidad, sino también en la salud”. En síntesis, según Chan, la fórmula para ser feliz es hacer feliz a otras personas.

Luego fue el turno de Cristiane Close, directora de Seguridad Alimentaria y Sustentabilidad de Syngenta, que habló sobre Visión 2050, una iniciativa de 25 empresas que se unieron para buscar soluciones a un problema que se acerca: en el año 2050 habrá 9000 millones de personas en el mundo que necesitan ser alimentadas. “No basta con preocuparse. Hay que ocuparse”, disparó. Y añadió que las empresas tienen responsabilidad en este aspecto. “¿Puede ser la sustentabilidad estrategia de negocio y modelo de vida? Sí. Es un desafío y una oportunidad”, aseguró. En los últimos 48 años, en la región, se duplicó la producción de los cultivos más importantes. “Se puede hacer durante los próximos 40 años, pero respetando el planeta y animándose a pensar diferente”.

La pata internacional llegó de la mano de Steve Johnson, con un video sobre cómo se generan las buenas ideas. Con el foco en los lugares donde se genera la innovación, avanzó sobre el concepto de una idea no es algo abstracto, sino que genera una red. “Las grandes ideas tienen momentos de incubación largo, incluso durante décadas”, concluyó.

Por su parte, Chris Temple y Zach Ingrasci, dos estudiantes universitarios estadounidenses, decidieron que la mejor manera de crear herramientas financieras para ayudar a las personas pobres era experimentando sus necesidades de primera mano. Entonces, pasaron dos meses sobreviviendo en un pueblo de América latina con sólo US$ 1 diario, como más de 1100 personas en el mundo. “La experiencia hizo que los conceptos abstractos que estudiábamos pasaran a ser reales. Y aprendimos que las personas pobres están todo el tiempo gerenciando, manejando y presupuestando su dinero. Por eso las microfinanzas son clave para ellos”, el resumen.

El último orador fue Luis Castelli, al frente de la Fundación por la Naturaleza del Futuro, que analizó los cambios que se dan en los paisajes del país en nombre del progreso. “No podemos limitar el concepto del progreso a una eficacia operativa. Que sea irremediable es una visión enajenada que puede poner en peligro el planeta. El futuro no es lo que va a venir, es el conjunto de valores en nombre de los que vale la pena vivir en la actualidad. Debemos volver a plantear qué es el progreso, pero que tenga armonía con el proyecto de la comunidad, su cultura y su paisaje”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos