Historias del Tafí del Valle

Historias del Tafí del Valle

Antiguas estancias y casonas se destacan entre las propuestas para descansar y disfrutar a pleno de la naturaleza de Tafí del Valle, un lugar que entre pircas de piedra y construcciones de adobe suma el encanto de legados aborígenes y antiguas tradiciones jesuíticas. 08 de Octubre 2010

Un colorido paisaje de vegetación subtropical acompaña el recorrido de poco más de 100 kilómetros desde San Miguel de Tucumán hasta Tafí del Valle. En un momento el río Los Sosa comienza a serpentear junto a la ruta, y de pronto, desde lo alto de un cerro, se comprende por qué los diaguitas llamaron a este lugar "el pueblo de la entrada espléndida". La quebrada se ensancha abriéndose a un increíble paisaje serrano.

Bajo un microclima custodiado por altas montañas, Tafí del Valle se ofrece como uno de esos lugares ideales para una escapada en cualquier época del año. Su encanto turístico persiste entre tradiciones jesuíticas y una antigua cultura aborigen, con imágenes que se pasean a lo largo de las pircas de piedra, permanecen marcadas en las construcciones de adobe, y se ofrecen a los visitantes en coloridos puestos de comidas y artesanías.

Sin duda, la mejor manera de entrar en armonía con este entorno es comenzar por alojarse en históricas estancias, desde las cuales, además, se puede acceder a una ascendente gama de propuestas para entablar contacto con la naturaleza y el turismo aventura, sumando desde cabalgatas y excursiones en 4 x 4 hasta andinismo y deportes acuáticos.

Entornos del pasado
Edificada en 1779, y con un casco antiguo construido por los jesuitas alrededor de 1718, a unos 12 kilómetros de Tafí del Valle, Las Carreras es una de las estancias más antiguas de la zona. Eso puede observarse no sólo en las anchísimas paredes sino también en toda la construcción, que ha sido realizada íntegramente con materiales de la zona como adobe, cañas, paja, cueros y piedras. Con especial cuidado en mantener ese tradicional estilo, el casco ha sido ampliado y reciclado hasta lograr un excelente nivel de confort para visitantes, incluyendo desde calefacción y música funcional hasta conexión a Internet. Hoy ofrece alojamiento en habitaciones decoradas con tejidos y telas que muestran motivos y bordados totalmente artesanales. Al igual que otros alojamientos de nivel en esta zona, propone cabalgatas, excursiones y distintas actividades a sus huéspedes, incluyendo una visita a su fábrica de quesos, donde sobreviven antiguos métodos de producción traídos por los jesuitas hace 300 años.

Una propuesta de similar nivel y amplitud puede encontrarse en la estancia Los Cuartos. La historia se respira en esta casona construida hace 200 años, muy bien conservada y en perfecta integración con los espacios que se han ido adaptando para atender a los visitantes. El encanto de su pasado colonial se observa en una estructura de típica casa criolla con un patio central y un aljibe alrededor del cual se ubican "los cuartos": el comedor, que es la edificación más antigua; el living, los dormitorios y el escritorio. Los Cuartos ofrece alternativas que seducen con la posibilidad de llegar al menos por un día, tal vez para disfrutar de un té criollo, que incluye la visita guiada por la casa y la quesería artesanal antes de disfrutar de infusiones con pan casero, quesos, quesillos, mermeladas regionales y exquisitos bocados dulces.

Otra de las estancias más clásicas de la zona es Las Tacanas, que también conserva los aires heredados de los antiguos asentamientos de los jesuitas y ofrece distintos paseos y actividades.

Por último, vale notar que una alternativa distinta, con algo menos de tradición y algo más de confort, puede encontrarse en la hostería Castillo de Piedra, que se encuentra a sólo 800 metros de las ruinas jesuíticas y a un kilómetro y medio del centro de la Villa de Tafí. La construcción evoca las haciendas españolas del siglo XVII, albergando cinco exclusivas habitaciones equipadas con hidromasaje, un sauna, piscina, yacuzzi al aire libre y un pequeño pero muy exclusivo restaurante, todo en medio de un parque de siete hectáreas pobladas de nogales y frutales que se despliega hasta una hermosa playa sobre el río La Banda. Aquí la gastronomía es digna de destacarse, ya que asegura excelentes platos a base de productos regionales frescos con un exquisito giro de sofisticación gourmet.

Datos útiles
- Los vuelos desde Buenos Aires que salen de Aeroparque hasta San Miguel de Tucumán demoran alrededor de una hora, 45 minutos. Los pasajes cuestan desde $ 345 cada tramo por Lan (www.lan.com; 0810-9999-526)
- Alojamientos y servicios
Estancia Las Carreras
Tel.: (03867) 421473.
Web: www.estancialascarreras.com

Estancia Los Cuartos
Tel.: (0381) 155874230.
Web: www.estancialoscuartos.com

Estancia Las Tacanas
Tel.: (03867) 421821.

Castillo de piedra
Tel.: (03867) 421199.
Web: www.castillodepiedra.com.ar

- Más información: www.tucumanturismo.gov.ar; www.tafidelvalle.com



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos