¿HSBC abandona América Latina?

¿HSBC abandona América Latina?

El banco está en tratativas para desprenderse de sus operaciones en cuatro países sudamericanos. En el último año, la compañía ya recortó activos por US$ 60.000 millones. Cuál es su presencia en la Argentina. 10 de Mayo 2012

HSBC está en conversaciones para vender sus operaciones en Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay, porque el banco más grande de Europa continua alejándose de países en donde es muy pequeño o en los que no ve un fuerte crecimiento.

HSBC ha estado alejándose de mercados y negocios más pequeños para recortar costos y optimizar las operaciones bajo la dirección de su nuevo presidente ejecutivo, Stuart Gulliver.

El banco, que tiene su sede en Londres, opera en 85 países y Gulliver está tratando de enfocarlo en los mercados asiáticos de rápido crecimientos.
 
La empresa ha cerrado cerca de 27 operaciones en el último año para recortar más de US$ 60.000 millones en activos ponderados por el riesgo de su balance, según informó Efe.

HSBC tiene 62 sucursales en los cuatro países Latinoamericanos que está abandonando - 24 en Perú, 20 en Colombia, 11 en Uruguay y siete en Paraguay - de más de 3000 en América. Los negocios poseen activos por alrededor de US$ 4500 millones.

De acuerdo con el suplemento especial Quién es Quién, publicado por El Cronista, los ingresos financieros -sumados a los ingresos por servicios durante 2010- alcanzaron los $ 2666 millones en la Argentina.

Otro dato para rescatar es que en su sede argentina el banco cuenta con 5253 empleados, todos bajo la supervisión de su CEO y presidente, Antonio Losada.

El banco no dijo con quien estaba negociando ni especificó si era una empresa o varias.
HSBC vendió en enero sus operaciones en Costa Rica, El Salvador y Honduras en US$ 800 millones al Banco Davivienda S.A. de Colombia. Esos negocios tenían 136 sucursales y activos por alrededor de US$ 4300 millones. También vendió el año pasado sus operaciones de banca minorista en Chile.

Las operaciones de HSBC en Latinoamérica obtuvieron una ganancia subyacente antes de impuestos de US$ 2200 millones el año pasado, un alza de un 21 por ciento, pero la morosidad ha estado creciendo y sus costos en la región son altos y muy por encima de los objetivos de Gulliver.

El banco dijo esta semana que las ganancias para el primer trimestre fiscal alcanzaron los US$ 6800 millones, superando las expectativas gracias a un repunte de la banca de inversión, un crecimiento en Asia y un descenso en las deudas impagas en Estados Unidos.
Gulliver tiene previsto informar a los inversores del primer año de su revisión estratégica la semana próxima.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos