Griesa vs BCRA: embargo y apelación

Griesa vs BCRA: embargo y apelación

El juez neoyorquino congeló US$ 105 millones de una cuenta del BCRA en los Estados Unidos. El fallo será apelado por la Argentina. 08 de Abril 2010

El juez Federal del Distrito Sur de Nueva York, Thomas Griesa, complicó la marcha del canje de deuda que lleva adelante la administración de Cristina Fernández de Kirchner. Le permitió a los tenedores de deuda en default que litigan contra el Gobierno nacional embargar los US$ 105 millones que el Banco Central argentino tiene depositado en los Estados Unidos.

El magistrado entendió que la creación del Fondo del Desendeudamiento para pagar compromisos con acreedores privados con reservas y el uso de ese dinero, el lunes pasado, demuestran que el Estado y la entidad monetaria no son entes independientes, por lo que el país podría pagar con recursos del banco los títulos impagos.

Griesa concedió el embargo, a pedido de los fondos NML capital, de Elliot, y EM que tienen en su poder títulos de la deuda argentina en cesación de pagos. Incluso, el primero es uno de los principales tenedores de títulos impagos, con unos US$ 1.500 millones. 

La Argentina sostiene la teoría del “alter ego” por la cual el dinero depositado en los Estados Unidos no es del país, sino de una entidad autónoma como es el Banco Central. En el fallo del juez neoyorquino rechaza este argumento de la Argentina. “Los US$ 105 millones no son de hecho propiedad del BCRA sino de la República”, afirmó el magistrado, según reportaron informes internacionales.

Los US$ 105 millones que el Central tiene depositados en una cuenta de la Reserva Federal de Nueva York están congelados desde 2006. A comienzos de año, tras un nuevo embate de los fondos buitres, Griesa destrabó otros activos, pero mantuvo el embargo sobre esta cuenta, lo que le valió un reconocimiento público de la presidenta Cristina Fernández. Ahora, habilita a los litigantes a tomar el dinero a cuenta de sus reclamos, aunque no podrán hacerlo hasta después de las esperadas apelaciones.

La decisión de Griesa se conoció justo antes de que el Gobierno argentino presente oficialmente el canje de deuda para tenedores de unos US$ 20.000 millones de bonos argentinos en default, y luego de que la Justicia local habilitó el uso de reservas del Banco Central para cancelar compromisos externos. El último encontronazo con Griesa se produjo en enero de este año cuando en medio de la puja con Martín Redrado y la utilización de las reservas para pagar deuda pública embargó us$ 1,7 millones.

La noticia cayó mal a los mercados financieros y profundizó la toma de ganancias. Los títulos públicos cayeron hasta un 3% con un volumen de operaciones récord, que superó los $ 1.200 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos