Generación Y: los jóvenes que están sacudiendo el mercado laboral

Generación Y: los jóvenes que están sacudiendo el mercado laboral

Cómo atraer, desarrollar y retener a la nueva camada de trabajadores. Hacen varias cosas al mismo tiempo, usan con intensidad y habilidad las nuevas tecnologías , priorizan su vida y proyectos personales ante todo, y buscan un trabajo que los divierta y les permita crecer. 02 de Noviembre 2010

Hacen varias cosas al mismo tiempo, usan con intensidad y habilidad las nuevas tecnologías , priorizan su vida y proyectos personales ante todo, y buscan un trabajo que los divierta y les permita crecer. Así son los jóvenes de la Generación Y (nacidos entre 1983 y 1995) quienes  están “haciendo temblar a las compañías”, describió Ron Alsop, consultor laboral y editor de la revista  Workforce Management, especializada en Recursos Humanos. El especialista norteamericano disertó sobre la integración de los más jóvenes a las empresas, durante el Seminario Generación Y: Comprender, Potenciar y Comprometer los nuevos Talentos que se llevó a cabo el 2 de noviembre en un hotel céntrico, organizado por las consultoras en Recursos Humanos Guía Laboral, Pertencer y Oxford Partners.

Alsop destacó que la generación Y busca ante todo el equilibrio entre la vida personal y laboral. Sus jefes, que son de la generación X (nacidos entre 1965 y 1982) o baby boomers (nacidos luego de la segunda Gerra Mundial), no entienden que estos jóvenes priorizan tener un horario de trabajo flexible o reducido, porque no están dispuestos a resignar espacios propios como las salidas con amigos, deportes, o hobbies en aras de una mayor productividad. “Ellos esperan que la empresa los acompañe en su desarrollo de carrera. Y si no ven satisfechas sus expectativas, no dudan en marcharse a otra compañía”, señaló.
“Ha cambiado el paradigma”, dijo a su turno Alejandro Mascó, ex director de Recursos Humanos de L ´Oreal y consultor en Recursos Humanos de Oxford Partners. “Hoy no los elegimos para trabajar en nuestra organización, sino que son ellos quienes eligen si quieren trabajar con nosotros”, apuntó el especialista, señalando la necesidad de complementar  los diferentes estilos de trabajo y relacionamiento que tienen las distintas generaciones. Por un lado estos jóvenes tienen una relación muy cercana con sus padres, y pretenden tener un vínculo similar con sus superiores en el trabajo, a quienes cuestionan y piden feedback sobre su desempeño todo el tiempo. “También manejan las tecnologías y los nuevos dispositivos de comunicación mejor que sus jefes. Debemos aprovechar esta ventaja y no batallar contra ella”, dijo Mascó.

Por su parte, Andrés Hatum, profesor de Management del IAE y consultor del Centro de Investigación Guía Laboral, destacó que “está creciendo la actitud emprendedora, pero también el hartazgo de la vida corporativa en los jóvenes Y. Esta generación vió como sus padres, víctimas de las reestructuraciones de los 90, quedaron fuera de la compañía luego de dedicarle su vida”. Según el docente e investigador, esta es una señal que las empresas no deben pasar por alto.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos