Geely compró Volvo y apunta al mercado chino para revivirla

Geely compró Volvo y apunta al mercado chino para revivirla

La automotriz, que adquirió Volvo el fin de semana en US$ 1800 millones, espera tener buena aceptación en el país asiático para lograr rentabilidad. 29 de Marzo 2010

La china Zhejiang Geely Holding Group afronta un largo y difícil camino para lograr que la prestigiosa pero deficitaria Volvo, que adquirió este fin de semana a Ford en US$ 1800 millones, vuelva a ser rentable. Li Shufu, presidente de la firma, también tiene una oportunidad de igual magnitud: la posibilidad de usar una marca extranjera para impulsar las ventas en el mayor mercado de autos del mundo: China.

El país oriental superó el año pasado a Estados Unidos como la mayor plaza automotriz global y  se ha vuelto una especie de paraíso seguro para automotrices como General Motors, que sintieron la depresión en la industria.

“China es el mercado crucial para el esfuerzo de Li de renovar a Volvo”, comentó John Zeng, analista de IHS Global Insight. “Si puede hacer que Volvo sea rentable en China eso al menos ayudaría a compensar las pérdidas en operaciones europeas y los mantendría en pie y funcionando”, añadió.

Al igual que muchas automotrices chinas, Geely espera que algún día pueda emular el éxito global de jugadores de Japón y Corea como Toyota, Honda y Hyundai. Los analistas coincidieron en que poseer una marca global como Volvo le da a Geely la posibilidad de desarrollar su fama en China, donde es más conocida por autos pequeños y de bajo precio, y de ponerse a la altura de las grandes rivales estatales, que durante mucho tiempo han tenido socios como GM y Volkswagen. 

Las acciones de Geely Automobile Holdings, que cotizan en la bolsa de Hong Kong, subieron el lunes un 1,5 por ciento, luego de avanzar hasta un 5 por ciento durante la rueda por las expectativas de que sea beneficiada por la adquisición. Geely Automobile indicó que su matriz va a vender todo o una parte del negocio de Volvo a la firma que cotiza en bolsa si recibe la aprobación de los directores no-ejecutivos de Geely Automobile.

Li Shufu es un empresario que creó a Geely de la nada y la convirtió en la décima mayor automotriz del país en menos de dos décadas. El ejecutivo aseguró que apunta a renovar a Volvo en dos años. De hecho, proyecta una fábrica en Pekín que hará 300.000 autos Volvo por año, el doble de su producción actual. “Geely tendrá que preguntar por qué Volvo no fue exitosa en el pasado y qué llevará hacerla exitosa ahora”, dijo John Bonnell, director de asesoría estratégica de J.D. Power Asia Pacific. En gran medida, Geely tiene el respaldo del gobierno chino, ansioso por reforzar a la joven industria automotriz nacional.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos