Fitch le recortó la nota a España

Fitch le recortó la nota a España

La agencia bajó en tres puntos la calificación de la deuda ibérica, quien podría necesitar más de 100 mil millones de euros. 07 de Junio 2012
La agencia de calificación crediticia Fitch rebajó hoy tres escalones, a BBB, la nota de la deuda de España a largo plazo y la situó en perspectiva negativa, debido en buena parte a los problemas del sector bancario, que podría necesitar hasta 100.000 millones de euros en capital adicional.    

La rebaja refleja también el aumento de la deuda pública española, la situación de recesión que vive el país y su vulnerabilidad al contagio de la crisis en Grecia, indicó Fitch en un comunicado.    

El anuncio de la agencia, en un momento en que se intensifican las conjeturas sobre un rescate europeo del sector bancario español, deja la calificación de la deuda a largo plazo a dos pasos del "bono basura". La nota a corto plazo ha caído un peldaño, a F2.    

La calificación BBB tiene en cuenta la expectativa de Fitch de que España obtendrá el "apoyo financiero" de sus socios europeos para la reestructuración y recapitalización del sector bancario español, aunque "no necesariamente" mediante un programa completo de rescate condicionado a nuevas medidas de ajuste.    

En otro informe, centrado sólo en el sector bancario, Fitch maneja dos escenarios, uno en que el capital que necesita la banca se situaría entre los 50.000 y 60.000 millones, y otro más "extremo", basado en lo ocurrido en Irlanda, en el cual el importe aumentaría a entre 90.000 y 100.000 millones de euros, equivalente al 9 por ciento del PIB.    

En opinión de la agencia, solo el BBVA, el Santander y Caixabank tienen suficiente capacidad de generación de beneficios, reservas y capital para hacer frente al posible deterioro económico.    

Por otra parte, la agencia indicó que prevé que la deuda pública española alcance un máximo del 95 por ciento del PIB en 2015 (asumiendo una recapitalización de la banca de 60.000 millones), frente al 82 por ciento a finales de 2013 que proyectaba a comienzos de año. En lugar de repuntar en 2013, la economía española seguirá en recesión, indicó Fitch.    

También justificó su rebaja de la nota de la deuda española en que el país es "especialmente vulnerable" al contagio de la crisis en Grecia a causa del "alto nivel" de su endeudamiento exterior.    

"La dramática erosión" del perfil de la deuda soberana de España en el ultimo año refleja en parte los errores cometidos a nivel europeo que, a juicio de la agencia, "han agravado los retos económicos y financieros" que afronta España mientras trata de reequilibrar y reestructurar su economía, subrayó Fitch.    

La agencia añade que la intensificación de la crisis de la zona del euro en la última parte de 2011 empujó a la región y a España a una nueva recesión, "exacerbando" las preocupaciones en torno a la solvencia soberana y bancaria.    

La falta de una "visión creíble" de una unión monetaria reformada y de un cortafuegos financiero dejó a España y otros países periféricos vulnerables a la salida de capitales y ha "socavado" su acceso a una financiación sostenible.    

"España ha sido especialmente vulnerable‘ al empeoramiento de la crisis en la zona del euro debido a su alto nivel de endeudamiento neto exterior (en torno al 90% del PIB) y a la "frágil confianza" en su capacidad para aplicar a tiempo una consolidación fiscal y una reestructuración bancaria, agregó.   



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos