Fernando Pino Solanas:

Fernando Pino Solanas: "El contubernio PJ-UCR es tan grande que todavía gobiernan Kirchner y Cobos"

Fernando Pino Solanas, candidato a presidente por Proyecto Sur, sostiene que la sociedad está reclamando un cambio de rumbo y que la fuerza política que lidera es la verdadera alternativa al bipartidismo. Acusa por igual al peronismo y al radicalismo de ser “cómplices del vaciamiento de la Argentina” y cuenta cómo enfrentará temas como la inflación y la inseguridad si llega a ser Presidente. 21 de Enero 2011

Fernando Pino Solanas, candidato a presidente por Proyecto Sur, este año no se toma vacaciones. Instalado en su vieja casona de Olivos, el diputado y cineasta pasa los calurosos días de enero editando su última película, Oro Negro, un documental sobre la situación del petróleo en el país (el sexto que realiza de una serie sobre la Argentina que inició en 2002, con Memoria del saqueo), que espera estrenar para mediados de año, cuando la vorágine de la campaña presidencial ya no le dará respiro. Las únicas actividades programadas para este mes son viajes relámpago a la costa para promocionar su candidatura.

Vestido con traje de baño, remera, ojotas y gorrita azul -después de todo está en su casa y es verano-, Pino recibe a We mate en mano, bien dispuesto para la entrevista.

Entre el amor por el cine y la política, ¿qué elige?, pregunta We: “El cine es mi instrumento de expresión, así como otros se expresan cantando, yo me he expresado con el cine. Y toda mi temática está ligada a la Argentina. He juntado esa vocación..., como si fuera un investigador de ciencias sociales, estos documentales son una mezcla del historiador, sociólogo, analista que tengo adentro con el cineasta”, responde. Y enseguida vuelve a meterse en la piel del candidato: “Soy tremandamente optimista. Buena parte de los argentinos está cansada del maltrato, del engaño, quiere un cambio. Proyecto Sur ha venido trabajando como hormiga y construyendo una estructura nacional con otras fuerzas. Somos la alternativa al bipartidismo”.

¿Por qué candidato a presidente teniendo una chance real en la ciudad, a juzgar por los resultados de la última elección?
No soy yo solo el que decide, decidimos en función de lo que más ayuda al crecimiento de la fuerza. Nacimos para ser una alternativa a las dos fuerzas que habían venido gobernando a la Argentina. Esto no es obra de la maledicencia, la crisis argentina. Hemos estado mal gobernados. Países vecinos que tenemos al lado también sufrieron el flagelo de las dictaduras y una serie de cosas y han remontado. Tenemos que hacer autocrítica. La Argentina quiere un recambio, y la estructura política del PJ y de la UCR, con su Pacto de Olivos y el fracaso de la Alianza, son responsables de la crisis argentina. Se han perdido los recursos estratégicos. El pueblo está esperando un recambio, ha estado obligado a votar alternativas del bipartidismo. No se trata de si ganamos en Buenos Aires, si sacamos más votos. Estamos para implantar un gobierno nacional y desarrollarlo en todas las provincias.

Con usted pasa algo paradójico. Los kirchneristas lo acusan de ser funcional a la derecha y la oposición de ser funcional al kirchnerismo. ¿Cómo se entiende?
No queremos entrar en el juego de las chicanas. Proyecto Sur desde el inicio dijo, vamos a trabajar por el bien del país, de la democracia. Cuando aparece un proyecto que es bueno, independientemente de quién es, lo apoyamos, detestamos la mezquindad política. Hay que acabar con ese canibalismo político. Hemos apoyado las iniciativas que consideramos muy buenas del Gobierno y hemos sido opositores muy duros también.

¿Se llega con el calendario electoral para hacer las primarias en agosto?
No.., no lo digo yo, los jueces electorales dicen que es un disparate, que no tiene aplicación. Esa ley es autoritaria, colisiona con el artículo 38 de la Constitución. Esa ley está hecha a la medida de lo que Néstor Kirchner necesitaba en su proyecto de librar una interna dentro del PJ y buscó como socio a los radicales, a los que también les iba a solucionar el problema de la interna. Los radicales, que estaban en la lona y fueron los primeros recibidos en la Rosada después de las elecciones del 28 de junio para tratar la ley política, terminaron votando la ley. Luego, de esa ley la Presidenta vetó dos artículos que le permitían a las fuerzas emergentes no aplicarle las exigencias de porcentajes de las otras. Los radicales miraron para otro lado.

Usted tiene buena relación con el GEN y los socialistas, aliados a la UCR en el Acuerdo Cívico. ¿Los radicales son su límite para pensar en un acuerdo más amplio para octubre?
No diría los radicales, la Unión Cívica Radical. Yo hago una diferencia entre lo que son las estructuras partidarias, que en estas décadas se fueron vaciando de sus causas fundantes. Hago una diferencia del ciudadano que votó radical o votó peronista. Nosotros nacimos para oponernos y reemplazar al bipartidismo, más allá de las figuras de algunos de sus dirigentes, ya que las dos fuerzas tienen dirigentes capaces y dignos.

¿Quiénes son?
Ricardo Alfonsín es una figura simpática, honorable, sería injusto decir que el bipartidismo no tiene algunos buenos dirigentes y gente honesta. El tema no es ése, el tema es que las propias estructuras de estas fuerzas políticas, en esos nidos está el establishment, los organismos internacionales y la red de complicidades con grandes actos de corrupción, con las privatizaciones, el desvío de los fondos reservados, con el pago y negociado de la deuda externa. No queremos saber nada con eso. Lo que nos divide aguas es el tema de la ética pública.

Ahí digamos que coincide con Carrió...
Puede ser, y seguramente con muchos radicales. Pero si vos no investigás... El mayor acto de corrupción de la Argentina es la deuda externa. La mitad de la deuda es una estafa, el Congreso miró para otro lado, De la Rúa miró para otro lado, vino Kirchner y miró para otro lado y siguieron la rueda... En la deuda externa metieron las dos manos tanto los justicialistas como los radicales. No tenemos nada que ver con eso. La otra divisoria de aguas es el tema de la defensa de los intereses de la Nación y de sus recursos estratégicos. La Argentina financió su desarrollo con el petróleo y manejando bien para sí mismo los grandes recursos como lo hace Brasil. Desde Menem, nadie ha dado vuelta la página, siguen las mismas políticas con respecto al petróleo y la minería. ¿Quien gobierna Catamarca desde hace 18 años? Los Castillo, y después Brizuela del Moral, no tenés ninguna diferencia con el modelo minero de Gioja en San Juan. No hay diferencia entre Mario Das Neves, que prorroga la concesión del principal yacimiento petrolero en 2007. Lo mismo hizo Cobos, gobernador de Mendoza en 2007, prolongó las 12 áreas de Mendoza. Tanto es así, que Cobos se convirtió en el más importante radical K, lo colocaron en la fórmula con Cristina. El maridaje, el contubernio es tan grande, que todavía gobierna Kirchner y Cobos. ¿O hay otro vice? Un personaje... Para mí el valor de la lealtad es un valor fundante. Bajo el punto de vista constitucional, a él no lo eligió Cristina, lo votó el pueblo, él puede decir me debo al pueblo y no a Cristina. Pero bajo el punto de vista de la ética personal..., nos situamos en las antípodas.

¿Qué se define en octubre?
En octubre se define continuar con este modelo de vaciamiento de recursos de la Argentina y de dependencia, que conlleva la aceptación de que un tercio de la población no participa de la fiesta porque gana por debajo de la línea de pobreza, decimos que el hambre es un crimen porque es evitable, o se cambia de rumbo. Y cuando decimos más democracia es que queremos más justicia, remover la justicia federal, las fiscalías, ¡que a los fiscales federales los nombra el Presidente de la Nación! ¿Cuál es el único condenado por delitos contra el patrimonio público? María Julia. De los últimos 20 años, zafaron todos, vendieron todo, robaron todo y hay una sola condenada. Vamos a trabajar y dar nuestro voto en todo lo que signifique avanzar en mayor institucionalidad republicana en la Argentina, transparencia, lucha contra la corrupción. Pero la corrupción hormiga es una cosa, lo que hay que habla es de la macrocorrupción.

La corrupción menemista que denunciaba en los ‘90, ¿se equipara a la de la era K?
Por supuesto que sí, es más o menos lo mismo, porque toda la obra pública la realizan empresas ligadas al kirchnerismo. Y después los grandes negociados de la extracción de los recursos. Lo que nos divide aguas con el kirchnerismo y sectores duros del radicalismo es la actitud frente a los recursos naturales. Son cómplices del vaciamiento de la Argentina. No puede ser que la Argentina no tenga otro destino que no sea el PJ o la UCR... ¿Cómo puede justificarse que le hayan dado permiso de pesca en las 200 millas exclusivas a los chinos? ¿A cambio de qué? La gran bandera de Proyecto Sur es la recuperación y protección de los recursos naturales y la defensa del medio ambiente. Son banderas innegociables que impiden una asociación con el radicalismo.

¿Cree que Cristina buscará la reelección?
Hasta ahora parece que sí, pero yo no tengo ninguna seguridad que de acá a 4 o 5 meses, cuando la lucha entre todas las fieras salvajes que están en los corrales del PJ se liberen y entren a pelear entre ellos...(risas).

¿Cómo la ve hoy a la Presidenta? Da la sensación que se terminó el duelo político.
El pueblo argentino es solidario ante los escenarios de dolor y hasta la oposición demostró un enorme respeto frente a la muerte de Kirchner. Creo que la gente seguirá siendo solidaria con Cristina, una mujer que ha enfrentado con bastante entereza esta tragedia, y después es una mujer inteligente, trabajadora. Ahora el asunto es si políticamente le alcanza (para ser candidata). Ellos actuaron como una pareja donde repartían roles. Él hacía los trabajos más sucios, en el sentido de que tenía que lidiar con la peor, la discusión política, los tironeos, los forcejeos.

¿Quién hace ahora esa tarea?
No sé. Si ponés la lupa, el kirchnerismo no nació compacto ideológicamente. Buena parte de los ministros de Kirchner los tomó del duhaldismo y aún siguen. ¿De dónde salió Tomada, Aníbal Fernández? Otros vinieron del Frente Grande. ¿Cómo podés pegar los mismos intendentes que hace 20 años que se abulonaron en las intendencias del Conurbano? ¿Qué tienen que ver con los sectores progresistas que se arrimaron? Todo es muy complejo, esa ingeniería la realizaba la experiencia y la astucia de Kirchner, y Cristina tenía las manos libres para ocuparse de los asuntos de gobierno. Creo que esas tasas de popularidad, simpatía e intención de votos que tuvo Cristina en el período del duelo, cuando se enfrente a la realidad del país a partir de marzo, con las discusiones de salarios y los temas que el país tiene... Además, buena parte de los argentinos está cansada del maltrato, del engaño, quiere un cambio. Soy tremendamente optimista, y Proyecto Sur ha venido trabajando como hormiga y construyendo una estructura nacional con otras fuerzas.

Usted sabe que las terceras fuerzas en la Argentina siempre han tenido un techo...
No es una maldición, se rompe el techo. En el ‘45 lo rompió el peronismo.

Si es Presidente, ¿cómo resolvería el problema de la inflación?
La inflación responde a muchos temas. Por un lado, hay falta de inversión y hay falta de inversión porque tampoco hay estadísticas confiables. Lo real es que las ganancias de las grandes empresas en estos años en la Argentina han sido extraordinarias, no hay nadie que se vaya, y nos han aplicado un sistema que es una verdadera estafa. Nos han llevado los precios de los alimentos de la canasta básica a los precios internacionales. Es responsabilidad del Gobierno que no haya puesto mano sobre el asunto. No se trata de colocar a un matón a la Moreno, pero el precio de venta tiene que ver con los costos reales de una ganancia competitiva y razonable. ¿Por qué un kilo de arroz en la Argentina cuesta igual que en Roma? Si el salario de un chacarero o de un agricultor es un tercio de lo que gana el mismo en Italia. No hay control de la formación de la cadena de precios.

¿Cuál es su plan contra la inseguridad?
Obedece a un conjunto de razones. Desde la situación socioeconómica, que genera marginalidad, el 25 por ciento de la juventud argentina no tiene enseñanza secundaria, de los chicos entre 18 y 29 años, el 75 por ciento de los que trabajan no tienen seguridad social, están en negro. Una de las causas de la inseguridad, además de las de tipo social, es el delito organizado. ¿Qué es el avión de los Julia? No podés hacer esto sin que sectores del Estado no coman de la torta del delito. Todas las policías saben dónde están los desarmaderos, los kioscos donde se vende droga. ¿Dónde hay un distribuidor de droga preso? Esto se hace con la complicidad de intendentes, jefes policiales, fiscales. Hay 1200 pistas de aterrizaje de la droga clandestinas en los campos. ¿Son inadvertidas? Gendarmería, policías federales y policías provinciales saben dónde están. ¿Qué es el avión de los Juliá? No nos tomen de idiotas. Todos ellos manejan el juego, la droga, la trata de personas, el tráfico de órganos, de armas, el gran contrabando... Es una payada.

¿Su prioridad en política exterior?
La integración. Avanzar en la institucionalidad y Parlamento de la Unasur, con voto directo de ciudadanos, grandes proyectos de integración económica y científica, ferrocarril del Sur, línea aérea de bandera de América del Sur, integración energética, el Banco del Sur.

¿Mantendría la alianza con Venezuela?
Por supuesto. Las alianzas con los países son estratégicas. Son políticas de Estado. No tenemos que meternos en la política interna venezolana. Por lo que todos deben velar en Unasur es por el cumplimiento de las vías democráticas en cada uno de esos países. Venezuela ha realizado 10 elecciones en los últimos 15 años, con veedores internacionales. Es el primer país de occidente, después fue Bolivia, que tiene el referéndum revocatorio de mandato. Y Chávez lo aplicó y casi pierde. Ojo al piojo entonces.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos