Estrategia solidaria

Estrategia solidaria

Con más de 10 años de experiencia en el mundo financiero, apuesta al tercer sector. A través de la ONG NESsT, aplica su visión estratégica a organizaciones sociales. 13 de Mayo 2010
En 2009, adquirió la firma chilena Cameo Marinetti, el mayor fabricante de etiquetas para la industria de bienes de consumo, vinos y bebidas del país vecino. Un año atrás, había cerrado la compra del 75 por ciento de la autopartista argentina L’Equipe Monteur y del 25
por ciento de la Editorial Santillana (del Grupo Prisa). Para Carlos García, CEO del fondo de inversión DLJ South America Partners (DLJSAP), este tipo de decisiones son cotidianas desde hace 10 años. Por eso, a esta altura, pocos dudan en el mercado de su ojo inversor.

Lo que no se sabe es que mucha de la experiencia que el empresario adquirió en sus años
al frente del private equity fund, por estos días, también se vuelcan al ámbito social. García integra la Red de Asesoría Empresarial (RAE) de NESsT Argentina, una organización sin fines de lucro que apoya proyectos sociales.

La ONG surgió en 1997, en Europa del Este, de la mano de la chilena Nicole Etchart y del estadounidense Lee Davis. “La necesidad fue muy clara. La sociedad civil está constantemente detrás del financiamiento y en el mundo hay muy pocos recursos filantrópicos que, además, no son de largo plazo ni suficientes”, explica Etchart, co-fundadora y directora Ejecutiva de NESsT. En un contexto de falta de apoyo internacional, Etchart y Davis crearon una organización que pretende formar proyectos sociales tan solidarios como estratégicos. Así, el objetivo es que, tras alcanzar la sustentabilidad financiera (autofinanciarse), logren un mayor impacto social en sus iniciativas.

Desde este punto de vista, la creación de una red de asesoría empresarial se convirtió
en uno de los costados más innovadores del proyecto. Se trata de un grupo de empresarios que, tras años al frente de grandes empresas, colabora con las organizaciones y con NESsT, ya sea con capital intelectual, social o financiero, de forma gratuita. A nivel mundial, los 179 integrantes de la red entregan un aporte equivalente a US$ 537.000 anuales en servicios profesionales, sin costo. En la Argentina, está conformada por 24 empresarios, entre los que se encuentran: García (DLJSAP), Martín Huffmann (Banco Santander Río), Esteban Benegas Lynch (JPMorgan Chase) y Natalia Zang (Pegasus), entre otros.

“Tengo la oportunidad de aplicar lo que hago desde el punto de vista profesional en proyectos sociales. Es una manera de aplicar las virtudes que yo puedo tener y canalizar, al mismo tiempo, mis inquietudes sociales”, explica el número uno de DLJ South America Partners, fondo que, el mes pasado, vendió el 50 por ciento de Peñaflor a la familia Bemberg. Una de las principales funciones del ejecutivo es colaborar con el diseño del
plan de negocios. “En NESsT, creemos que el cambio no puede hacerse de un día para el otro. Por eso, acompañamos cada proyecto varios años, con metas muy concretas”, insiste Etchart.

Las organizaciones se presentan a un concurso y, tras sortear etapas de capacitación, tres son elegidas para recibir financiamiento. En 2009, los ganadores fueron Dignidad Asociación
Civil, Andar Asociación Civil y Reciduca, una de las que García siguió de cerca. “Me pareció que la contribución económica, la forma convencional en la que uno puede participar en el tercer sector, no me permitía aprovechar todo mi potencial”, insiste el empresario, quien
firmó con NESsT un contrato de largo plazo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos