España recortará un 40 por ciento la inversión en las obras públicas

España recortará un 40 por ciento la inversión en las obras públicas

Tras anunciar el despido de 630 mil empleados y de anunciar que no se cumplirá con la meta de déficit, el gobierno español anunció que reducirá los fondos destinados a infraestructura. 07 de Marzo 2012
El Gobierno español recortará este año en un 40 por ciento la inversión pública y eliminará duplicidades en administraciones y organismos de las comunidades autónomas.  

El ministro de Economía, Luis de Guindos, adelantó hoy que la inversión pública en 2012 se reducirá un 40 por ciento debido a la necesidad de compensar la "falta de responsabilidad" del anterior gobierno socialista.    

Durante una sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados (cámara baja), De Guindos reprochó que la "herencia" recibida obligue al "mayor esfuerzo de reforma y ajuste presupuestario que ha tenido que llevar a cabo un gobierno desde el inicio de la Transición" en España.    

El Gobierno adelantó la pasada semana que prevé para este año una caída de la economía del 1,7 por ciento del PIB, y una tasa de desempleo del 24 por ciento. 

El jefe del Ejecutivo, el líder conservador Mariano Rajoy, reconoció hoy que existen "excesivas duplicidades" en las administraciones españolas y que "sobran" organismos autónomos, así como entes y empresas públicas, por lo que aseguró que el Gobierno acometerá una reforma de la administración.   

Rajoy respondía en el Congreso de los Diputados a una pregunta de la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, quien durante la sesión de control instó a "refundar" el Estado porque el país no puede permitirse tener "diecisiete de todo", dijo, en alusión a las 17 comunidades autónomas que forman el Estado español.

Dentro de la política de ajustes, el Gobierno central español prevé que las 17 comunidades autónomas, que tienen transferidas la gestión de servicios públicos como la sanidad y la educación, deben recortar este año su déficit para dejarlo en el 1,5 por ciento del PIB, lo que supondrá un ahorro de unos 15.500 millones de euros.    

Rajoy adelantó la pasada semana que su gobierno contempla como objetivo de déficit público para este año el 5,8 por ciento del PIB frente al 4,4 por ciento fijado por el anterior Ejecutivo con la UE, y explicó esa desviación en que su predecesor no cumplió con el objetivo del 6 por ciento del PIB previsto para 2011, que alcanzará el 8,5 por ciento.


El sector inmobiliario no se recupera. La compraventa de viviendas en España descendió 29,3 por ciento durante 2011, cuando se comercializaron 347.305 unidades, cifra que no alcanzaba desde 2004, según datos del Ministerio de Fomento de ese país. 

El número de viviendas vendidas el año último constituye alrededor de una tercera parte (36 por ciento) del máximo histórico de 955.186 compraventas contabilizado en 2006, en pleno ‘boom‘ del sector, recuerda la agencia Europapress.
  
Las operaciones de compra y venta de inmuebles retornaron así a la senda de los descensos, tras el leve repunte del 6 por ciento que se anotaron en 2010; pese a ello, las transacciones de vivienda acumulan una caída de 63,6 por ciento desde el récord alcanzado en 2006. 

El año pasado cerró con descensos pese al incremento del 38 por ciento que la compraventa de inmuebles registró en el último trimestre en comparación con los tres meses nmediatamente anteriores.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos