España no cumplirá con su reducción de déficit

España no cumplirá con su reducción de déficit

Así lo explicó Mariano Rajoy, quien dijo que el endeudamiento fiscal alcanzará 5,8 por ciento, y no el 4,4 previsto. El nuevo objetivo supone un ajuste de 30.000 millones de euros. 02 de Marzo 2012
España anunció hoy que no podrá cumplir el objetivo acordado con Bruselas de reducir este año su déficit público al 4,4 por ciento del PIB, abriendo un potencial foco de conflicto con la Comisión Europea.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que el presupuesto del 2012 contempla un déficit fiscal del 5,8 por ciento del Producto Interno Bruto, desviación que atribuyó a la herencia recibida del anterior Gobierno socialista.

"Este año el esfuerzo de reducción del déficit estructural será del 3,5 porque tenemos que compensar lo que no se hizo el año pasado, el objetivo de déficit público para el año que viene (sic) será del 5,8 por ciento", dijo Rajoy en una rueda de prensa.

Esta meta de déficit público supone abandonar, al menos temporalmente, los objetivos de reducción del déficit comprometidos originalmente con Bruselas, que suponían rebajar el saldo negativo hasta el 4,4 por ciento este año.

En el 2011, España cerró con un déficit público del 8,5 por ciento, 2,5 puntos porcentuales por encima del objetivo inicialmente previsto.

Rajoy indicó que el nuevo objetivo se atiene a la normativa europea y añadió que no espera que la modificación en la senda de consolidación fiscal tenga un efecto negativo en los mercados.

El ajuste necesario para alcanzar el nuevo objetivo del 5,8 por ciento supone ajustes en torno a unos 30.000 millones de euros.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dijo que el Gobierno confía en que la Comisión Europea comprenda la situación y reconozca los esfuerzos de España para consolidar sus finanzas públicas. "(Estamos) convencidos de que no hay motivo alguno para que cuando España presente su programa de estabilidad, donde irán precisados los presupuestos, las reformas, estoy convencido de que Bruselas y todos los inversores internacionales reconocerán el esfuerzo de los españoles y del Gobierno", dijo Montoro. 

El anuncio proyecta un cono de sombras sobre el acuerdo para endurecer la disciplina fiscal acordado por 25 de los 27 miembros de la Unión Europea. Eso podría fortalecer la idea de que este no es el momento para flexibilizar las normas para España, pese a sus pedidos para que la Comisión suavice sus metas.

Pese a que la cifra estimada para este año no cumplirá con las metas fijadas inicialmente, Rajoy dijo que para el 2013 se mantiene el objetivo de reducir el déficit al 3 por ciento del PIB, de manera de respetar los límites establecidos en los tratados de la UE.

Rajoy, que realizó estas declaraciones tras la reunión del Consejo Europeo en Bruselas, indicó que aún no ha comunicado el nuevo objetivo de déficit español a los líderes de la Unión Europea. "El déficit que va a nuestros presupuestos no se lo voy a contar a los presidentres ni a los jefes de Estado, ni tengo por qué hacerlo. Es una decisión soberana que tomamos los españoles a la Comisión se lo contaré en el mes de abril", dijo.

Una fuente del Ejecutivo español explicó el miércoles que el Pacto de Estabilidad europeo permite cierto margen de maniobra para el cumplimiento de las metas, ya que establece el objetivo final de llegar al 3 por ciento en 2013, por lo que superar la proyección de este año no sería un incumplimiento.

Las metas de reducción de déficit se ven complicadas por las proyecciones de crecimiento económico. El ministro de Economía español, Luis de Guindos, dijo el viernes que la economía entraría en recesión en el primer trimestre de 2012, un bache del que no saldría hasta pasado el verano boreal.

Las nuevas estimaciones presentadas por el Gobierno español contemplan una contracción económica este año del 1,7 por ciento y una tasa de desempleo del 24,3 por ciento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos