Episodio II: el ataque del streaming

Episodio II: el ataque del streaming

Ex Lucas Films y Pixar, Fabián Esteban desarrolló un canal digital y, ahora, lanza PixdomTV, servicio para ver películas online, con calidad DVD. 20 de Octubre 2010
Hace mucho, mucho tiempo, en un lugar muy, muy lejano… Un joven argentino tenía por héroe a George Lucas. Ingeniero en Integración y Sistemas, diplomado en la Penn State University, cumplió su sueño. Ingresó a Skywalker Sound, división de Industrial Light & Magic, productora de efectos audiovisuales del creador de la Guerra de las Galaxias. En breve, se incorporó a una entonces incipiente compañía de Lucas Films para trabajar en sistemas, animación, shading y renderización de imágenes. La empresa era Pixar. Con el tiempo, alcanzó la cima con películas como Toy Story, Monsters Inc., Nemo, Cars, Wall-E o Los Increíbles. Pero esa, no era la única historia cuyos primeros episodios se empezaban a escribir…

 “Siempre me preguntan: ‘¿Qué tienen que ver el cine y la tecnología?’ Bueno… Mis héroes son George Lucas y Howard Hughes, quien, además de fabricar aviones, dirigía películas”. Fabián Esteban –de él se trata– se presenta. En su tarjeta, se lee “Presidente & CEO” de Streamibox, empresa que fundó hace ocho años en los Estados Unidos. Hoy, esta desarrolladora de aplicaciones tecnológicas factura más de US$ 420 millones anuales, sin contar sus confidenciales contratos con el Departamento de Defensa. Hizo pie en la Argentina hace ya dos años, donde diseñó la plataforma digital de Telefé, la de Pramer, la del canal 80 del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la del 21, de la Iglesia. Pero, al igual que el legendario magnate cuya vida retrató Martin Scorsese en “El Aviador”, el track record de Esteban también combina tecnología y celuloide. Productor de Cine y Televisión –recibido en la University of Southern California–, completó su CV como productor y diseñador digital para 20th Century Fox, Miramax y Televisa, entre otros gigantes del entertainment.

Con su obra, Streamibox, retornó al séptimo arte. Diseñó el back end de Netflix, rentadora de películas que, por ejercicio, factura US$ 1700 millones en los Estados Unidos y, dos años atrás, migró su negocio hacia la plataforma digital. “Después de trabajar para ellos, nos preguntamos: ‘¿Qué pasa con América latina?’. Y nos enfocamos, por nuestra cuenta, en ese mercado”, cuenta el emprendedor.

En octubre, Esteban lanzará al mercado local Pixdom TV, servicio de video on demand (VoD) que habilitará, a través de streaming –modalidad que permite ver el contenido sin necesidad de bajar el archivo a una computadora–, acceder a 3500 títulos, entre films, series y recitales, con calidad DVD. Selló acuerdos con Disney, Universal, Paramount, Warner, Fox, MTV, Nickelodeon y Turner. “Para este proyecto, conseguir el contenido no era lo difícil. Primero, teníamos que hacerlo funcionar”, aclara Esteban. El trabajo de los últimos dos años –que incluyó el lanzamiento, incluso, local, de IboxTV, canal de TV online–, se guió con una premisa: cómo ver películas de 120 minutos, en calidad DVD, con una conexión de 512 kilobytes por segundo (Kbps). “Teníamos que ir a lo más abajo posible”, explica.

En la Argentina, al 31 de marzo –último dato disponible–, había 4,12 millones de accesos residenciales a Internet, 18,1 por ciento más que un año antes, según el Indec. El 91,3 por ciento, 3,76 millones, corresponden a abonos de banda ancha, segmento que registró un crecimiento, también interanual, del 26,7 por ciento. Aunque el organismo no relevó las velocidades de conexión, fuentes del sector estiman un crecimiento más fuerte en las superiores a 1 megabyte por segundo (Mbps), que, ya a junio del año pasado, cuando el total de cuentas de banda ancha todavía era levemente inferior a 3,2 millones, equivalían al 41 por ciento del mercado, igual proporción que los accesos de 512 Kbps a 1 Mbps, según el Barómetro Cisco, presentado a fines de 2009.

Pixdom realizó pruebas piloto con 1000 usuarios de Disney y unos 3000 de Telefónica. Hizo el testeo de accesibilidad y funcionalidad en el ámbito de Capital Federal y el GBA. El objetivo, reducir a 0 el margen de error para lo que, creen, será el gran asset del producto: dado que identificará al usuario –a través de un PIN– y no al dispositivo, el consumidor podrá empezar a ver una película en una notebook, parar y, luego, retomarla en la escena exacta en la que la dejó, incluso, desde otro aparato, sea PC, iPad, smartphones (a través de tecnología 3G) o consolas de video, como PlayStation III, Wii y Xbox. El desarrollo de los sistemas demandó   US$ 5 millones, más otros US$ 10 millones invertidos en equipos, apunta Esteban.

Contra los piratas
La piratería dejó herida de muerte a Blockbuster. Su casa matriz, cuyas pérdidas crecieron 55 por ciento en 2009, a US$ 558 millones, admitió que estudia presentarse en bancarrota. En tanto, su filial argentina está en repliegue, abordada por dealers de la magnitud de “Ed Sullivan y sus esclavos camboyanos”, que conquistó terreno gracias a una sociedad en la que, según un relevamiento de la AmCham (Cámara de Comercio Argentino-Estadounidense), seis de cada 10 personas consumen productos pirateados. Y a conciencia: el 81 por ciento reconoce que la compra es ilegal. Las principales víctimas, CDsy DVDs. “Nosotros no podemos competir contra la piratería. De hecho, nunca ofreceremos alguna película que no se haya estrenado. Pero lo que sí le garantizaremos a las productoras es la seguridad de que nadie se adueñará de su producto”, distingue Esteban. Su sable láser en esta batalla será el precio del abono: un fee de $ 35/40 mensuales, que habilitará a acceso irrestricto al catálogo, que crecerá 3 a 4 por ciento por bimestre. “Además, ofreceremos un servicio de pay per view, por unidad y tiempo limitado, para las películas que estén entre la salida de cartelera y lanzamiento en DVD”, apunta Claudio Lo Giudice, ex actor y responsable artístico de Pixdom.

La apuesta, insiste Esteban, es el crecimiento del streaming. PixdomTV calcula una audiencia potencial de 19,2 millones de personas en la Argentina. “Con una proyección conservadora, en el primer año, deberíamos alcanzar los 60.000 suscriptores”, apunta el CEO. Ese escenario equivaldría a más de $ 20 millones de facturación anual. “Pero vemos el negocio a cinco o seis años, obviamente, a escala regional. La Argentina, que es un gran laboratorio de pruebas para América latina, debería tomar otro color durante el segundo año, que es cuando llegaremos a México. Y, en ese país, un solo player, Telmex, tiene 7 millones de cuentas propias de banda ancha”, agrega. El tercer capítulo de la saga se rodará en Brasil. Pero, también, con producción albiceleste: si bien el headquarter de Streamibox está en Miami, sus oficinas de Puerto Madero serán la base regional de PixdomTV. “En los próximos cuatro años, invertiremos US$ 6 millones cada 12 meses, asociados con distintos partners”, dice Esteban. Al cierre de esta edición, negociaba con operadores de TV paga la posibilidad de ofrecer su producto como servicio premium en la oferta de los carriers. Entre los desarrollos futuros, promete incorporar transmisión en HD –algo que será exclusivo para accesos con velocidad superior a los 5 Mbps– e, incluso, tecnología 3D.
 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos