En la Argentina, los préstamos hipotecarios no superan el 1 por ciento del PBI

En la Argentina, los préstamos hipotecarios no superan el 1 por ciento del PBI

El país se encuentra en un nivel por debajo de sus vecinos Chile, y Brasil. Abeceb.com, la consultora que elaboró el informe, adjudicó el escaso desarrollo del mercado hipotecario en el país a “la alta inflación y el cortoplacismo de los depósitos”. 07 de Octubre 2010

El monto total de créditos hipotecarios en Argentina no supera el 1 por ciento de su Producto Bruto Interno (PBI), con lo cual el país se encuentra en un nivel muy por debajo de sus vecinos Chile, y Brasil. Según el informe elabora por la consultora Abeceb.com, el escaso desarrollo del mercado hipotecario en el país se debe a la alta inflación y el cortoplacismo de los depósitos.    “La acelerada evolución del índice de precios de Argentina limita las posibilidades de desarrollo de un mercado de créditos de largo plazo.

Adicionalmente, los ahorristas colocan sus fondos a corto plazo por lo que los bancos se ven obligados a desarrollar negocios de corto plazo”, afirmó. En este sentido, planteó que “es muy difícil que una institución financiera privada acepte otorgar fondos a plazos mayores a 10 años en pesos cuando la inflación erosiona el valor de la moneda a través del tiempo y los ahorristas optan por colocar sus fondos en plazos fijos menores al año”.

Chile es el país con mayor profundidad financiera en la región ya que los créditos para la vivienda representan, actualmente, más del 7 por ciento del PBI. Por otra parte, Brasil se encontraba en una situación similar a la de Argentina hasta 2008, cuando el total de préstamos para vivienda no llegaba el 2 por ciento del PBI. Ahora, el sistema bancario verdeamarelho logró elevarlo a niveles superiores al 3 por ciento del PBI. El crédito hipotecario en Brasil se elevó  de 1,5 por ciento del PBI en 2003 a 3,5 por ciento en julio de 2010, según el informe, que atribuye el despegue al repunte a la estabilidad del valor de la moneda y la baja del riesgo país carioca, que propiciaron la financiación de la adquisición de viviendas por parte de los sectores altos y medios de la población.

En el caso de Argentina, tras la devaluación de 2001, la proporción de operaciones de compra de viviendas realizadas con crédito cayó fuertemente y hasta ahora no ha podido recuperarse. En el 2001 se registraron en la Ciudad de Buenos Aires 20.353 operaciones inmobiliarias con hipotecas, y 59.407 sin hipotecas; mientras que el año pasado las cifras fueron de 4811 y 71.139, respectivamente.

Asimismo, consideró que las líneas hipotecarias que ofrecen los bancos “resultan inalcanzables para la clase media pese al dinero que ha volcado al mercado el gobierno a través del ANSES”. “Se exigen ingresos familiares que no se condicen con la realidad del mercado laboral”, criticó. La consultora advirtió que “revertir la tendencia parece difícil en tanto la inflación se acelera y no se evidencia estabilidad de largo plazo en el valor de la moneda”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos