En el Bolsón también se esquía

En el Bolsón también se esquía

Fuera de pista, speed riding en el Piltriquitrón, snowboard y esquí alpino en el Cerro Perito Moreno, buenas opciones a solo dos horas de Bariloche. 20 de Agosto 2010

Después de dos años traumáticos por la ceniza del volcán Chaitén y la gripe A, Bariloche y sus pistas de esquí están viviendo una temporada casi perfecta. Nieve en abundancia y un aeropuerto congestionado que en plena temporada alta llegó a recibir 45 vuelos en un día. Una porción pequeña de esos turistas que llegan a orillas del Nahuel Huapi en busca de nieve se anima a recorrer los 120 kilómetros de asfalto zigzagueante que atraviesa varios valles antes de llegar a eL Bolsón. Van en busca de la famosa feria artesanal, en donde conviven hippies viejos y nuevos, artesanos que trabajan la madera y el metal, productores de frutas y músicos, entre muchos otros rubros.

La excursión a El Bolsón no está completa si el viajero no se toma el tiempo para comer. Si es al mediodía tendrá que pasar por A Punto y disfrutar de buenas carnes, mejores vinos y un ambiente siempre agradable; por Martín Sheffield para elevar un poco más el nivel de los platos, o incluso por Otto Tipp para probar cervezas artesanales. Por la tarde, Jauja se impone por sus chocolates, tortas y helados.

Hechos los honores a ambas atracciones, los visitantes suelen volver a Bariloche. Salvo los que tienen algo más de curiosidad. Y para ellos, El Bolsón tiene, incluso en invierno, otras propuestas. La más visible, casi habría que decir omnipresente, es el cerro Piltriquitrón, que con sus agujas le da el marco paisajístico al centro de la ciudad. Allí, el mismo bosque tallado ubicado a 1400 metros sobre el nivel del mar que se visita en el verano, así como el refugio de montaña ubicado aún más alto, se convierten en puntos de inicio para salidas de esquí de travesía, speedriding o caminatas con raquetas.

Pero la principal atracción de la región es el cerro Perito Moreno, ubicado a 25 kilómetros de El Bolsón. Con una cumbre 2216 metros de altura, similar a la del cerro Catedral, esta estación de esquí ofrece bellísimas laderas tapizadas de lengas y ñires en las que pueden convivir el esquí alpino y nórdico, el snowboard, las caminatas con raquetas o los paseos en trineo.

El interés principal en el Perito Moreno no está dado por la infraestructura, sino por el contacto especial con la naturaleza. La ficha técnica dirá que se acaba de inaugurar una silla doble que no se cuenta entre las más modernas pero que suma comodidad; también dirá que hay un T- Bar principal de 1000 metros, que habilita a la pista F.I.S con que cuenta la montaña. Existen otros cuatro medios de arrastre complementarios para circular por el Parque de Nieve, en la base, o para encadenar pistas en la parte alta del cerro. Habrá que mencionar, además, la presencia de un refugio de montaña y la posibilidad de alquilar equipos de esquí o snowboard, trineos y contratar salidas de trekking invernal.

Pero lo que es difícil de resumir en una planilla con datos es el ambiente que reina en el Refugio Albretch Rudolph, donde pueden reunirse 100 comensales y dormir unas 60 personas. Allí se transmite ese espíritu de montaña ligado a los inicios del esquí que hoy es difícil encontrar en las confiterías de otras estaciones.

Ese aire especial se traduce en una mayor libertad para moverse por la montaña, aprovechando los conocimientos de la gente del Club Andino Piltriquitrón. Aquí en vez de mirar mal a quien aparezca con pieles de foca, se le abren opciones para subir más allá de la última torre del T-Bar. Desde ese punto, apenas media hora de marcha alcanza para llegar al Plateau en 1700 m.s.n.m, donde se obtienen vistas perfectas del Glaciar del Perito Moreno y de la Comarca andina. Y, luego de asesorarse en el club, es posible avanzar aún más, hasta la cota 1800, donde el azul intenso de la Laguna Pangolín aporta una cuota extra de belleza al paisaje.

Naturalmente, esquiar aquí también implica costos mucho menores que los habituales. Un pase de $ 60 (así y todo es un 20% más que en 2009), alquileres de equipos de costo similar y platos del día de $ 30 hacen que al final de la jornada la suma se reduzca ostensiblemente. Algo similar ocurre en El Bolsón con los alojamientos, que con menor ocupación que la que registran en verano, se ponen un poco más generosos con el viajero.

Datos útiles
- Lan vuela desde el aeroparque Jorge Newbery hasta el aeropuerto de Bariloche. Consultas en Lan (www.lan.com; 0810 9999 526). Los precios de cada tramo son de alrededor de $ 817.
- Para llegar desde Bariloche se puede tomar un micro que demora dos horas en curbri el trayecto con un costo que ronda entre los $ 35 y $ 50. Las empresas Andesmar, Via Bariloche, Mar y Valle, Via Tac y El Rápido Argentino, entre otras cubren ese tramo.

Para moverse con más comodidad, se puede alquilar un auto en el aeropuerto de Bariloche (Hertz, Avis, Alamo, Budget, entre otras). Tres días con kilometraje ilimitado se pagan desde $ 900.

Para mayor información sobre excursiones, alojamientos, y gastronomía, puede visitar alguna de las agencias de turismo habilitadas o consultar en la Oficina de Informes Turísticos ubicada en Av. San Martín y Roca - (02944) 492604/455336 - E- mail: turismo@elbolson.com Sitio Web: www.elbolson.gov.ar También se puede visitar la web del Club Andino Piltriquitrón, www.capiltriquitron.com



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos