En 2009, Santander ganó 6 por ciento más en América latina

En 2009, Santander ganó 6 por ciento más en América latina

Su beneficio neto alcanzó los 8943 millones de euros, de los cuales 3833 millones correspondieron a Brasil. Argentina fue la que menos aportó de la región. 04 de Febrero 2010

El Grupo financiero español Santander obtuvo el pasado ejercicio en Latinoamérica un beneficio de 3833 millones de euros. Esto significa un aumento del 6,2 por ciento respecto a los 3.609 millones de euros del 2008. La Argentina aportó 226 millones de euros. A nivel global, la utilidad de la compañía subió un 0,7 por ciento, hasta los 8943 millones de euros, frente a una previsión del mercado de 8838,5 millones de euros.

Según una nota enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España(CNMV) por el banco y difundida hoy, los beneficios en Latinoamérica representan el 36 por ciento del total obtenido por el grupo. Dentro de la región la mayor aportación a los beneficios del grupo correspondió a Brasil, que aportó 2167 millones de euros, el 22,5 por ciento más que un año antes. En México, por el contrario, el beneficio fue de 495 millones de euros, lo que representa una caída del 17,6 por ciento frente a los 600 millones de euros de 2008. La Argentina, fue el más bajo, con 226 millones.

En Chile los beneficios de 2009 sí superaron a los del ejercicio anterior y alcanzaron los 563 millones de euros, el 3,4 por ciento más. En su nota, el Santander reitera que su fortaleza proviene en gran medida de la diversificación y de un modelo de negocio minorista.
Entre los datos destacados del periodo, el Grupo destaca las plusvalías extraordinarias obtenidas mediante la ampliación de capital y la salida a Bolsa de su filial en Venezuela, que alcanzaron los 1499 millones de euros. Latinoamérica alcanzó un volumen de créditos de 97.901 millones de euros, con un aumento del 2 por ciento en euros y un descenso del 8 por ciento sin el efecto del tipo de cambio. Por países, los créditos cayeron el 5 por ciento en Brasil, el 6 por ciento en Chile y el 11 por ciento en México, en este caso debido a la caída en el segmento de tarjetas de crédito.

La tasa de morosidad, por tanto, se situó el año pasado en Latinoamérica en el 4,25 por ciento, frente al 2,95 por ciento del año anterior. La región contaba con 108.122 millones de euros en depósitos, prácticamente los mismos que a finales de 2008, con incrementos del 1 por ciento en Brasil y del 6 por ciento en México y un descenso del 3 por ciento en Chile.
El número de oficinas se redujo el 5,6 por ciento, hasta 5745 locales, y el de empleados un 10,8 por ciento, hasta situarse en 85.975 trabajadores.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos