Eliminan los beneficios impositivos y aduaneros para el gas y el petróleo

Eliminan los beneficios impositivos y aduaneros para el gas y el petróleo

La decisión fue anunciada hoy en el Boletín Oficial. De acuerdo con lo publicado, la norma busca "profundizar las acciones" en torno a la declaración de los hidrocarburos de utilidad público. 16 de Mayo 2012
El gobierno nacional dejó hoy sin efecto los beneficios impositivos y aduaneros previstos en el Régimen Especial Fiscal de la Ley 19.640 y sus normas complementarias, para las actividades relacionadas con la producción de gas y petróleo, según informó Télam. 
  
La medida busca revertir el carácter de país importador y lograr el autoabastecimiento, de modo de garantizar la demanda interna sustentable y con precios adecuados.
  
El decreto 751/2012 publicado en el Boletín Oficial, alcanza a las actividades de extracción de petróleo crudo y gas natural; y a los servicios relacionados, incluidos los geológicos, excepto los de prospección.
  
El decreto lleva las firmas de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner; del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; y de los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, y de Industria, Débora Giorgi.
  
La medida tiene vigencia a partir de hoy, y producirá efectos para los hechos imponibles que se generen y las ganancias que se devenguen a partir de mañana.
  
En sus considerandos, el decreto señala que corresponde profundizar las acciones destinadas a concretar los objetivos perseguidos con la ley 26.741, que declaró de interés público nacional y como objetivo prioritario el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos, así como su exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización.
  
Dichas acciones, así como las políticas que se están implementando en la materia, permitirán "afianzar el proceso de reindustrialización, de manera de alcanzar una sensible mejora de las condiciones de vida de la población", agrega la norma.
  
Destaca luego que "para asegurar la continuidad en el largo plazo del acelerado crecimiento económico con perfil industrial que se verificó desde 2003", es necesario garantizar la disponibilidad de los recursos estratégicos, como el petróleo y el gas.

Los hidrocarburos, dice la norma, "no pueden ser tomados simplemente como un ´commodity´ de exportación, como fue el oro en la época de la colonia, cuando en Sudamérica la actividad industrial, productiva y comercial era mínima". 

Justifica de ese modo la necesidad de otorgarle al recurso "un tratamiento acorde al crecimiento del país, con cada vez mejor distribución del ingreso, con participación de los trabajadores y con cada vez mejores estándares de vida para toda la población".

Explica luego que "si uno tiene una economía que quiere orientar hacia los servicios, no queda más que venderlos ligeramente a otros que producen"; en cambio, "si estamos industrializando a tasas inéditas en la historia de la economía nacional, el lugar que ocupa la energía o el petróleo es completamente distinto". 
 
Los beneficios impositivos y aduaneros previstos en el Régimen Especial Fiscal y Aduanero de la ley 19.640, apuntaban a fomentar la actividad económica, asegurar el desarrollo regional austral y el establecimiento permanente de población argentina, atendiendo a su peculiar situación geográfica, recuerda el decreto. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos