El temor por deuda la deuda de Estados Unidos sacude a las bolsas mundiales

El temor por deuda la deuda de Estados Unidos sacude a las bolsas mundiales

Después de una semana negra que provocó pérdidas globales por US$ 2,5 billones y con la baja de calificación de Estados Unidos, Wall Street registra pérdidas del 3 por ciento. En tanto, los rendimientos de Italia y España caen por la compra de bonos por parte del BCE. El Merval retrocede más del 6 por ciento. 08 de Agosto 2011

El mundo esperaba la reacción de los mercados internacionales, que operan por primera vez luego de que el viernes Estados Unidos perdiera, por primera vez en su historia, la mayor nota en materia crediticia. Así, las acciones mundiales cayeron hasta alcanzar los mínimos de 11 meses por los fuertes temores que provocó la deuda de Estados Unidos y que contrarrestó el alivio por la ayuda del Banco Central Europeo a Italia y España con compras de bonos.

Los principales índices estadounidenses perdían más de un 3 por ciento tras su peor semana en más de dos años, mientras que el índice de acciones mundiales bajaba otro 1,5 por ciento, tras una pérdida de valor corporativo de unos US$ 2,5 billones durante la semana pasada.

A pesar de la baja de calificación a la deuda de largo plazo de Estados Unidos, el viernes por la noche, los bonos del Tesoro subían. El papel a 30 años ganaba un punto en Nueva York y mostraba un rendimiento de un 3,8 por ciento. El movimiento de los inversores hacia activos seguros impulsaba al oro a un nuevo récord de US$ 1700 por onza, porque los inversores se mostraron escépticos frente a los compromisos de los líderes de las mayores economías del mundo y del Banco Central Europeo para respaldar los mercados.

El índice de acciones europeas líderes bajaba un 3,6 por ciento a un mínimo de dos años, tras haber subido durante la sesión por la intervención del Banco Central Europeo (BCE), que intenta evitar una propagación de la crisis de deuda de la zona euro. Los rendimientos de los bonos italianos y españoles caían, pero la intervención no lograba contener el desplome de los mercados de acciones.

“Lo que nos preocupa y hace que no entremos al mercado ni siquiera para comprar lo que vemos como valioso es que la presión hacia una mayor caída es aún muy fuerte”, dijo Paul Zemsky, jefe de administración de activos de ING en Nueva York. La agencia Standard & Poor’s bajó la calificación de Estados Unidos a ’AA+’ desde ’AAA’. “No pasará mucho tiempo antes de que otras agencias sigan ese camino, considerando el estado de las finanzas estadounidenses. Una cosa es segura, la volatilidad seguirá y se hará más difícil operar en el mercado”, advirtió Angus Campbell, jefe de ventas de Capital Spreads. Entre ellas, Moody’s repitió el lunes la advertencia de que puede bajar la calificación de Estados Unidos antes del 2013 si el panorama económico se deteriora significativamente, pero ve posibilidades de un nuevo acuerdo en Washington para reducir el déficit fiscal antes de esa fecha.

"Si hubiera un mayor consenso entre los partidos políticos de Estados Unidos sobre la política fiscal o sobre un paquete de estabilización fiscal, esto haría que el país recuperase la triple A, pero no vemos ese escenario como posible en el horizonte inmediato", dijo el director general de S&P, John Chambers, durante una conferencia, consignada por la agencia EFE.

La bolsa de San Pablo abrió inmersa en terreno negativo y su índice Ibovespa cedía 4,28 por ciento, hasta situarse en los 50.680 puntos, en los primeros negocios de una jornada que anticipa resultados negativos debido a la elevada volatilidad e incertidumbre internacionales.

El indicador paulista restaba 2,269 unidades a su valor nominal en las primeras operaciones de la sesión, tras haber cerrado el viernes con un alza del 0,26 por ciento. Por su parte, las bolsas en Asia retrocedieron pese a los esfuerzos de los diseñadores de políticas globales por frenar un colapso en la confianza de los inversores luego de que S&P rebajó la calificación crediticia de Estados Unidos. Así, el índice japonés Nikkei cerró con una baja de un 2,2 por ciento. En tanto en China, el índice Shanghai se hundió hoy 99,61 puntos, un 3,79 por ciento, con lo que se situó en 2.526,82 puntos.

El temor a que la mayor economía del mundo podría estar cayendo en recesión, preocupaciones sobre una baja en la calificación de Estados Unidos y los problemas de deuda de Europa se combinaron para golpear a los mercados financieros la semana pasada en una de las peores liquidaciones desde los días que siguieron al colapso de Lehman Brothers en 2008.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos