"El problema de la inflación debe solucionarse"

En visita relámpago a la Argentina, Franco Bernabé, CEO de Telecom Italia, ratificó su compromiso para invertir $ 10.000 millones hasta 2013, en el mercado local. No obstante, también reconoció que el recalentamiento de la economía y la consecuente aceleración de precios preocupa a la compañía socia de la familia Werthein en Telecom Argentina. 10 de Mayo 2011
Tras la tormenta siempre viene la calma. En ese marco quiso Franco Bernabé, máximo responsable de Telecom Italia, ubicar su visita relámpago a la Argentina. Durante la conferencia de prensa, realizada ayer en las oficinas de la empresa en una de las torres Catalinas, en el centro porteño, Bernabé resaltó que “este es el relanzamiento de la relación de Telecom Italia en y con América latina”.

Desde una perspectiva argentina, el comentario hace referencia a la dura batalla judicial que libró su compañía hasta fines del año pasado con los W, la empresa de la familia Werthein, su socio en Telecom Argentina. Tras varios años de puja por el control de la operación local de la desaparecida France Telecom, ambas partes lograron en octubre de 2010 un entendimiento que terminó adjudicando a los italianos la participación mayoritaria (hoy el 68 por ciento del holding controlante) de Telecom Argentina a cambio de garantizarles a los Werthein mantener el management de la empresa que en 2010 facturó facturó $ 14.679 millones, un 20 por ciento más que en 2009, y cuyas utilidades netas de alcanzaron los $ 1821 millones, un 30% más que el año anterior. 

Bernabé aprovechó la presencia de la prensa local para reafirmar el compromiso con la operación local. “No es ningún secreto que nuestra compañía vivió hasta hace algunos años una situación de sobreendeudamiento que nos llevó a deshacernos de varios de nuestros activos, pero, también debe recordarse que no vendimos nuestras operaciones en la Argentina ni en Brasil”, aclaró. En ese contexto reiteró el plan de invertir US$ 10.000 en los próximos tres años a través de Telecom Argentina en el mercado local, promesa que le habría renovado ayer también al ministro de Producción, Julio De Vido, en un encuentro privado.

Sin embargo y a pesar de las positiva proyección que realizó el CEO de Telecom Italia para los mercados emergentes –“aquí está la oportunidad en el futuro”- el ejecutivo tampoco vaciló a la hora de llamar por su nombre a los principales problemas que acechan y preocupan a sus pares en el exterior, en cuanto a la situación local “La inflación es un problema que debe atenderse con máxima atención y solucionarse”, resaltó. “Tras la grave crisis que pasó la Argentina hace unos años, el país hoy se está beneficiando de la alta demanda del exterior por los recursos naturales. Es natural que en un contexto de crecimiento tan pronunciado se generan situaciones de calentamiento de la economía”, agregó y sentenció: “Pero la inflación debe controlarse y para ello el estado tiene las herramientas de la política monetaria y fiscal”.

En cuanto a su relación con los Werthein y, a través de ellos, con el segundo gobierno Kirchner, Bernabé aseguró que la relación pasa por uno de sus mejores momentos. “No veo por qué deberíamos preocuparnos. La competencia que muestra el mercado local es el mejor indicador de que el sistema de gobierno, que adoptamos en conjunto con nuestros socios en cuanto a Telecom Argentina, funciona. Y mientras eso sea así, el sentido común indica que no hay razón para preocuparnos”, cerró el ejecutivo no sin reiterar que la piedra de la discordia, la participación indirecta de la española Telefónica en su capital, no es un tema de consideración. "Telecom Italia es totalmente independiente", sentenció.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos